El Hincha, Rugby

Tras un largo tiempo quieto

Paso adelante para el rugby de Rosario: el scrum pasa a fase 2 y se podrá empujar metro y medio

En la segunda parte del Torneo Reinicio se podrá empujar esa distancia en primera y reserva. La autorización la dio la Unión Argentina luego de un gran trabajo que hizo la URR, encabezado por Matías Gorosito (presidente de la URR) y el aporte de Andrés Bordoy (entrenador nacional de scrum)


Scrum a fase 2 en Rosario. En la segunda parte del Torneo Reinicio se podrá empujar un metro y medio. Crédito: Gentileza Nicolás Frattini

La autorización por parte de la UAR de poder jugar el scrum en Fase 2, que es poder empujar un metro y medio, un buen avance que se ha logrado, en la URR determinaron que la entrada a esta etapa de la reglamentación del scrum sea a partir de la segunda ronda del Torneo Reinicio. Teniendo como lógica, que al dividirse en tres estamentos los equipos, van a quedar choques parejos, y así poder jugar el scrum en Fase 2, sentar buenas bases y en un futuro no muy lejano poder hacerlo libremente, como la formación que todos conocimos. Que se haya logrado este avance es producto del trabajo de muchas personas, encabezadas por Matías Gorosito, presidente de la URR.

Andrés Bordoy, flamante entrenador nacional de Scrum, luego de unas jornadas en San Juan dialogó hace una semana con el sitio web Cuarto Tiempo, ante el cual se refirió a la situación del scrum a nivel país: “La vuelta al scrum la regula cada unión provincial. Por eso remarco que es un trabajo que hay que profundizar para mejorar en cómo se involucra cada club con sus responsables. Depende del trabajo que se hace en cada institución, eso se va regulando a medida que estén preparados se va a ir largando. Para eso tiene que cumplir ciertas pautas que le vamos a solicitar a través de la Unión de protocolos, pasaportes y sobre todo el trabajo semanal”.

Andrés Bordoy, entrenador nacional de scrum. Crédito: Prensa UAR

El pasado miércoles 31 de marzo, la Unión de Rugby de Rosario recibió por parte de la Unión Argentina la autorización para pasar a fase 2 en cuanto al empuje del scrum. Una grata noticia, que lleva detrás mucho trabajo, tanto en la Unión como en los clubes, ya que Roberto Tucu Roldán, referente de Scrum de la URR, viene trabajando intensamente junto a Matías Gorosito (presidente de la URR) y toda la dirigencia y los referentes de scrum de cada club afiliado.

Esta autorización no se consiguió de un día para el otro: la URR notificó primero a los clubes para que nombraran a sus  referentes de scrum, acto seguido se creó un grupo de Whatsapp para estar todos comunicados y se les pidió a los referentes que hicieran el curso scrum Nivel 1 y pasaran el certificado para dejar constancia de que cumplieron con la parte online.

Se realizó una reunión a modo de presentación en la URR con los referentes, y llegó la parte práctica, con un entrenamiento de scrum en la cancha del Hipódromo. La pandemia retrasó algunas cuestiones, pero la información y las charlas vía zoom estuvieron a la orden del día.

También se informó de charlas que dictó la UAR sobre scrum infantil y juvenil, para el retorno de las actividades durante la cuarentena. Después se bajó a los clubes el trabajo de posturas individuales a todos los referentes para que vayan entrenando en sus equipos.

Este 2021 llegó con un poco más de libertad para entrenar. La primera actividad del año fue una charla virtual con los referentes  para refrescar conceptos y se le notifico la medida que había pasado la UAR para arrancar cualquier competencia (Tira /saca, Fase 1).

Se pidió a los referentes el listado de primera líneas de los planteles superiores de todos los equipos, y la evaluación (un resumen  de cómo entrenan el scrum).

Antes de iniciar el Torneo Reinicio, se realizó en la cancha del Hipódromo una charla con una práctica de scrum con los referentes y los árbitros.

También se informó sobre la modificación de concepto por seguridad en la regla de M15/M16  en el scrum.

Y al comenzar el certamen rosarino, se solicitó a la UAR pasar a fase 2 ( empuje de metro y medio) para los equipos que integran el torneo del Litoral. Hecho que fue autorizado sólo para el Torneo Reinicio en primera y reserva.

“La recepción de la noticia tuvo diferentes respuestas. Hay algunos que están de acuerdo en el empuje, y otros que no tanto. Por ese motivo, hicimos una evaluación pensando en buscar la seguridad, la idea es tener los cuidados y recaudos en esta clase de formación. Hubo diferentes opiniones, por supuesto todas válidas, pero nosotros nos enfocamos en la seguridad y a partir de ahí buscamos el consenso. La idea es no arrancar la fase 2 en esta primera parte del torneo, para darle más tiempo a los clubes y a los jugadores para prepararse, y llegar de la mejor manera dentro de un mes, que es cuando se estima que se va terminar la primera parte del certamen”, dijo Roldán en charla con El Hincha.

Y sobre la recepción en los referís, Roldán expresó: “Respecto a los árbitros, ellos están de acuerdo en este trabajo y que tenemos que hacer foco en la seguridad y pensar que esto es una vuelta al juego y contar con todos los recaudos posibles”.

La presencia del rosarino Andrés Bordoy, como entrenador nacional de scrum, facilita algunas cuestiones. “Tenemos la suerte de estar en contacto permanente con Andrés (Bordoy), es muy participativo, lo tenemos incluido en el grupo de referentes de scrum de Rosario. En lo personal, tengo charlas de cómo trabajar y qué deberíamos tener en cuenta en relación al scrum. Hoy (por ayer) trabajamos con él en la Academia del Litoral diferentes conceptos para luego bajarlos a los referentes de los clubes. También es continuo que Andrés nos pase material para que podamos trabajar, y luego bajarlo a los clubes. Sabemos de sus responsabilidades a nivel nacional, pero tenerlo cerca es muy bueno para la región. En la previa del Torneo, pensamos que podíamos arrancar en Fase 2 y lo hablamos con Andrés. Le explicamos nuestras ideas, y por evaluaciones que hicimos vimos que no era viable, y se decidió con la Unión en un debate en el que tuvo mucha participación Matías Gorosito. Fue positivo, porque le dimos más tiempo a algunos clubes para trabajar y nosotros acomodar mejor la vuelta al empuje en Rosario”, insistió el entrenador formado en Logaritmo.

Haber retrocedido en el empuje en el scrum, no fue por capricho de la dirigencia, fue una medida para poder repensar muchas cosas sobre dicha formación. Y la gran mayoría de los expertos en el scrum hicieron la autocrítica que se necesitaba, para poder encarar el futuro. “Nosotros tenemos que tener mucho cuidado sobre cómo enseñamos el scrum, estos métodos y conceptos que baja ‘Rugby Seguro’ ayudan mucho a las formas de cómo trabajar el scrum, y obviamente está la parte de la lealtad, hacer entender tanto a los entrenadores como a los jugadores que el scrum es parte del juego, una formación que debemos ganar, pero no pensar en hacerle daño al rival. Justamente, es ahí donde tenemos que hacer foco y analizar esta situación. Muchas veces transmitimos cosas que no son las correctas, es ahí donde tenemos que hacer mucho hincapié para poder evitar lesiones, erradicar las viejas mañas, que hoy por hoy no ayudan en nada al rugby y mucho menos al scrum. Tenemos que enseñarle al jugador a disputar el scrum con lealtad hacia el rival. Lo fundamental y principal es ir a ganar la formación, pero sin hacer daño. Muchas veces, los discursos son totalmente erróneos, pero estos nuevos conceptos que nos llegan desde la UAR y el Rugby Seguro nos muestran que hay otro método de enseñar el scrum, otras maneras. Nos podemos salir de la vieja escuela, no porque todo de lo hecho anteriormente este mal, sino que bajar un lineamiento general ayuda muchísimo porque les das más herramientas a esos entrenadores de scrum. Hoy, por suerte, tenemos mucha más información, que se puede compartir. Se puede enseñar transmitiendo la pasión por el scrum, pero al mismo tiempo transmitir lealtad y seguridad propia y del rival. Es lo que buscamos entre todos”, analizó Roldán.

Mirando para adelante, el referente de scrum en Rosario expresó: “Hoy la pandemia nos retraso un poco de la planificación que teníamos, pero a largo plazo vamos a lograr estabilizarnos y poder seguir avanzando. La idea es poder estabilizar la situación del scrum, poner a todos los jugadores en condiciones, y tener un scrum más competitivo. Todo esto es un proceso, lleva tiempo, cuando finalice el 2021 vamos a tener un scrum más competitivo, es el gran anhelo de muchos poder pasar a fase 3, con el libre empuje. Todo se puede lograr, depende de cómo vayamos trabajando, pero siempre con la premisa de la seguridad”.

Comentarios