El Hincha, Rugby

Aniversario

Logaritmo festejó sus 75 años de vida descubriendo una placa en el mismo salón en el que fue creado

En el mismo lugar en el que alumnos inspirados por un profesor de matemáticas fundaron el club, autoridades del Politécnico junto a representantes de la institución deportiva, descubrieron una placa. "Para aprobar matemática hay que saber logaritmos", decía el profe y de ahí surgió el nombre


75 años después de su fundación, Logaritmo volvió al Politécnico, y festejar un nuevo cumpleaños, en el mismo salón en el que fue creado.

En el segundo piso del Instituto Politécnico Superior se descubrió ayer lunes una placa en el mismo salón, donde un 15 de marzo de 1946 se fundó el Logaritmo Rugby Club, por parte de alumnos de ese colegio, amantes del rugby, impulsados por un profesor de matemática, quien siempre les decía “para aprobar matemática hay que saber logaritmos”. Y precisamente esa función matemática, fue la que dio origen al nombre del club, que hoy tiene sus instalaciones en Ibarlucea.

Fue un acto sencillo, con los protocolos que el momento exige, pero con una enorme carga de emoción, esa que surge en palabras cargadas de nostalgia y especialmente al recordar figuras que hoy ya no están, pero que fueron protagonistas indiscutidas de esta historia de 75 años.

“Es un privilegio doble ser presidente de este club y además estar en este momento histórico, donde todas las instituciones hemos debido refundarnos por lo vivido en los últimos tiempos, para ratificar los principios que nos dieron origen”, expresó Martín Lucero, presidente de Logaritmo.

Placa conmemorativa por los 75 años de Logaritmo, en el mismo salón en el que alumnos del Politécnico fundaron el club.

Y además el principal dirigente matemático dijo: “Ahora estamos ante el desafío de trabajar para el futuro pensando siempre en las chicas y los chicos que vienen detrás nuestro. Todos los que hemos puesto un pie en este club tenemos bien en claro que surgimos de un grupo de ilusionados jóvenes quienes hicieron realidad sus sueños. Y ese esfuerzo constante, para concretar sueños, es el mejor valor que le podemos dar a las generaciones futuras de nuestro club”.

Al momento de descubrir la placa, acompañaron a Lucero, el ex presidente Fermín Peña y los hermanos Letizia y Manuel Muñiz, quienes asumieron la representación de los actuales deportistas de hockey y rugby de Loga.

Socios del club de todos los tiempos le dieron marco a la ceremonia, que contó con la presencia, además de Peña, de varios ex presidentes como Enrique Docampo, Eduardo Díaz y Luis De Paoli. No faltó a la cita Aníbal Dei Cas, quien vistiera la casaca “bordó” en los primeros años del club. El anfitrión que abrió las puertas fue Juan Farina, el director del Instituto.

Así, entre recuerdos de sucesos pasados, recorriendo los pasillos del centenario “Poli”, donde las paredes parecieran devolver el eco de charlas de rugby, la gente de Loga se hizo un tiempo para para volver a la génesis de su historia. Fue una forma de dar testimonio.

Martín Lucero, actual presidente de Logaritmo, junto a Fermín Peña, el ex presidente más antiguo del club, que integró la primera cuarta división de Loga a principio de los 50.

Un poco de historia

El “Politécnico” fue la cuna de Logaritmo. La iniciativa nació a mediados del 45 cuando varios alumnos del por aquel entonces colegio Industrial, ganaron un torneo intercolegial con un equipo donde había jugadores provenientes de varios clubes de Rosario, como Universitario, Uru Curé, Gimnasia y Esgrima y Atlético del Rosario.

Pese a la baja de algunos, el entusiasmo se mantuvo y en el verano del 46 comenzaron las primeras charlas que terminaron dando origen a la fundación en uno de los salones del colegio. La flamante entidad se afilió el 30 de abril de ese año, a la Unión de Rugby de Rosario, por aquellos años denominada Unión de Rugby del Litoral Argentino.

Tras definir el nombre, surgió la inquietud de los colores que en un principio se vieron en una camiseta a franjas horizontales blancas y gris celeste. Posteriormente se tomó la decisión del rojo obispo (por la Reforma Universitaria de 1918) más el azul y blanco, colores del centro de estudiantes del Industrial.

Logaritmo, fue un “trotamundos” de la ciudad, ya que hizo de local en varias canchas de Rosario, hasta lograr la radicación definitiva en su actual predio de la vecina comuna de Ibarlucea en 1974, jugando su primer partido en ella en septiembre de 1980.

Fue el club organizador del primer torneo de seven en Rosario, que se disputó en Uru Curé (hoy está allí el distrito municipal Oeste) y en la final Logaritmo venció a Atlético del Rosario. Su década dorada fue la de los años 50, cuando se consagró campeón del torneo oficial de primera división de la Unión de Rugby de Rosario en 1953 y 1954, logrando además los subcampeonatos de 1951, 1952, 1955 y 1956.

Socios fundadores: Ramón Altolaguirre, Edgardo Arino, Juan De Cicco, Adhemar Donnett, Jorge Fortez, Oscar Glinkstein, Oscar Gómez, Bruno Kramer, Ramón Macchi, Oscar Maliandi, Mauricio Portnoy, Santiago Ramos, Adolfo Rolla, Mario Soler, Jorge Travacio, Juan Carlos Viotti, Regino Miralles, Rodolfo Müller, Miguel Schiavone, Osvaldo Tóffoli, Juan Concina, Carlos Mottironi y Aldo Fedele.

Comentarios