El Hincha, Rugby

Entrevista

Vito Rosti: “Uno tiene miedo al rechazo y a que te dejen de lado”

El tres veces mundialista con Los Pumitas (seleccionado juvenil argentino) y multicampéon con Duendes, es el primer rugbier de alto nivel en hacer público su homosexualidad. El pergaminense dejó de jugar en 2016 para abocarse a sus estudios universitarios: a punto de recibirse, piensa en el regreso


Vito es el primer jugador de rugby argentino de alto nivel que expresó públicamente su homosexualidad. Crédito: Gentileza Prensa UAR.

Días después de hacer un posteo por el Día Internacional del Orgullo LGBT en sus redes sociales, el pergaminense Vittorio Rosti, ex jugador de Duendes y mundialista en tres oportunidades con Los Pumitas, fue entrevistado por 5RTV. Pero su historia, conmovedora y que llega en un momento ideal para el mundo del rugby, no quedó ahí: llegó a todos los medios de comunicación, incluso a los grandes, ya fue invitado al programa de Ángel de Brito en Canal 13 de Buenos Aires.

Vito es el primer jugador de rugby argentino de alto nivel que expresó públicamente su homosexualidad, un acto valiente teniendo en cuenta que el ambiente del rugby es muy machista y cuesta mucho romper algunas barreras dentro del deporte ovalado. Como también lo había hecho el basquetbolista Sebastián Vega, quien tiempo atrás contó su historia de los momentos difíciles, y que al igual que Vito, no tenían miedo a la discriminación, sino al rechazo.

La sociedad argentina –y mundial- vive momentos de cambios, quizás sean a paso de hormiga, pero son firmes. Todos dicen que las nuevas generaciones tienen el chip moderno, y así lo es, aunque hay muchos que integran generaciones de personas mayores que tienen mente abierta, aunque aún falta visibilizar y amplificar ese mensaje.

El mundo se merece una sociedad ciento por ciento inclusiva, en el que todos tengamos nuestro lugar, un lugar con respeto y empatía por el otro. Y el mensaje de Vito puede ser muy importante para poder hacer ese click dentro del mundo del deporte y sobre todo en el rugby.

“La carrera viene bien –estudia ingeniería química-, estoy al día. Los planes antes de la pandemia era recibirme a mitad del año que viene y espero poder cumplirlo”, dijo Vito en diálogo con el programa SportMusic de M90 Radio desde Buenos Aires, su lugar de residencia desde hace dos años y medio. En la charla contó las repercusiones que tuvieron sus declaraciones en los últimos días.

“Después del programa de Ángel de Brito (NdR: Los Ángeles de la Mañana) fue increíble la cantidad de mensajes que me llegaron. ¡Pero tremendo! Pasaron unos días y sigo respondiendo. Tuvo mucha repercusión: mensajes de felicitaciones, otros diciendo ‘hacía rato que esto se tenía que hablar, porque no había quien lo visibilice’. Estoy muy contento por cómo se está dando todo y espero que se pueda sacar algo bueno, que no se desvanezca como muchas otras cosas”, expresó el ex Pumita.

Y tras pasar por la televisión abierta de Buenos Aires, el mensaje se masificó y las redes sociales de Vito explotaron. “Si bien ya me venían llegando mensajes con personas que estaban en la misma situación, después de estar en la televisión, que es muy masivo, se multiplicaron esos mensajes, no sólo de personas del deporte, personas que no practican deportes pero que quieren salir del closet, y que no pueden; personas que se están aceptando, que todavía no se lo han dicho a nadie pero están aceptando a ellos mismos, pero muchos mensajes, y todos positivos. Por ahora no hubo mensajes negativos que pueden llegar desde las redes sociales”, reveló el pergaminense.

Vito con la camiseta de Duendes. Crédito: Gentileza 365Rugby.net

Sobre cuáles son las barreras que llevan a una persona a no poder hablar abiertamente sobre su sexualidad, el ex tercera línea de Los Pumitas afirmó: “Es miedo al rechazo, y por más que el rechazo no esté tan generalizado como antes, que la sociedad te acepta un poco más y no te critiquen tanto, también está el miedo al cambio del trato. Uno piensa que está todo bien, pero te puede pasar con tus amigos del club, hablo en general porque no me paso a mí. Pero lo contás, te dicen que está todo bien y de repente te das cuenta que dejan de tratar con vos, te hacen a un lado y te dejan de tener en cuenta para ciertos planes. Todo radica en el miedo que te dejen de lado, te rechacen, a que tu familia se avergüence de vos. Tengo un amigo de Rosario que ni bien lo dijo lo echaron de la casa, entonces son situaciones que generan miedo, por más que sepas que en tu familia va a estar todo bien, que son súper abiertos y que nunca se hicieron comentarios homofóbicos. Esos miedos por ser historias de otros siempre están”.

Al visibilizar y contar su historia, ser valiente y dar ese primer paso de ser el primer rugbier de alto nivel en hablar abiertamente de su homosexualidad, Vito puede convertirse en un referente dentro del movimiento LGTB y no duda en ocupar el rol que le toque. “No sé si un guía, pero sí dentro de esos mensajes varios fueron de ‘gracias por esto, me diste valor, fuerza para afrontar mi situación’, ya que alguien pueda salir del closet con menos miedo, es suficiente. Si me toca ese papel, que lo pensé en estos días, porque puede llegar a pasar, con toda la repercusión tenga que tomar ciertas decisiones. Yo estoy dispuesto, porque mientras jugaba, pensé ‘lo digo mientras estoy jugando, capaz que sirve, mucho más si estoy jugando, que una vez que deje de jugar’, pero se dio así. Mientras pueda ayudar, voy a estar dispuesto a asumir responsabilidades”, dijo Vito.

Ese miedo al rechazo lo llevó a elegir dar un paso al costado, aunque en su club, Duendes, fue aceptado por todo el plantel superior: incluso sus compañeros lo fueron a buscar para que continuara y no se alejara. Es que Vito además de ser un gran jugador de rugby es una gran persona, un ser humano extraordinario, ya que así lo definen sus amigos. “Recibí mensajes de entrenadores, de compañeros del club de Pergamino, de Los Pumitas. No te digo que eran como sorpresa, pero me alegraron mucho recibir mensajes de personas a las que yo tenía miedo de contarles. Es muy bueno haber recibido mensajes de ellos”, ratificó.

“Siempre están las ganas de jugar. El tema de hacerlo es la responsabilidad que lleva. Jugar en Duendes era un gran compromiso, porque además es uno de los clubes de rugby más grandes de Argentina. Tenés que estar a full y sos un deportista profesional entre comillas, porque le dedicás la misma cantidad de tiempo que uno que lo hace profesionalmente. Pero tenés que seguir con tu vida y eso fue lo que me alejó de no querer hacer rugby profesional: es dedicar tu vida a eso, tanto mientras cuando estás entrenando como cuando no. Pero tengo muchas ganas de jugar. Hace un tiempo atrás fui a jugar un par de partidos en Pergamino, pero se me complicó la logística de viajar y ahora que tengo movilidad puedo volver hacerlo”, confesó Vito sobre una futura vuelta al rugby, que no fue descartada y en varios clubes se ilusionan con contar con el ex Pumita, aunque Duendes tendría la prioridad: “Tengo muchas ganas de volver a jugar. Creo que sí, volver a jugar puede ayudar a hacer más fuerte el mensaje, porque es lo que pensaba mientras estaba en actividad: ‘lo cuento ahora para justamente generar eso’. En ese momento todavía, recién estaba saliendo del closet, tenía muchas cosas que procesar, no lo tenía claro, ni tan masticado como ahora, pero creo que tal vez ya inmerso de nuevo en el mundo del deporte, tiene como un impacto más grande. Porque lo podés hacer desde adentro. Me llamaron de dos equipos de rugby LGTB que hay en Buenos Aires, es muy probable que vaya a colaborar, y seguir visibilizando”.

“Sigo consumiendo rugby. Ver los partidos de Los Pumas me trae nostalgia y no digo que me hace mal pero me genera eso. A Duendes lo sigo siempre, como le va en el Litoral o el Nacional de Clubes a través de Twitter o cuando los transmitían por televisión”, dijo Vito y agregó: “Los Pumitas del Mundial 2013 están casi todos, fue una camada de cracks”.

Comentarios