El Hincha, Rugby

Oceanía

Novedades maoríes: Súper Rugby kiwi, nuevo capitán de los All Balcks y posible salida de World Rugby

Nueva Zelanda le ganó la batalla al Covid-19 y podrá tener un torneo con sus cinco franquicias desde junio. En tanto, Sam Cane, de 28 años y 68 tests, fue anunciado como el sucesor de Kieran Read. Además la Unión Neozelandesa busca inversores privados que podrían facilitar la salida de World Rugby


Vuelva la acción. Crusaders, Blues, Highlanders, Hurricanes y Chiefs, jugarán el Súper Rugby Aotearoa, desde junio próximo.

Luego de las elecciones en World Rugby, las principales novedades en el Mundo Ovalado llegan desde Nueva Zelanda. En la tierra de los All Blacks quince días atrás se anunció haber derrotado al coronavirus. Con lo cual desde ese momento la Unión de Nueva Zelanda se puso a trabajar para volver a la competencia llamada Súper Rugby Aotearoa (NdR: en maorí Nueva Zelanda). Además se dio a conocer que Sam Cane, tercera línea de Chiefs de 28 años y con 68 tests, será el nuevo capitán de los All Blacks y la noticia más shockeante es que la Unión kiwi analiza la posibilidad de abandonar World Rugby en busca de nuevas inversiones según un informe del prestigioso New Zealand Herald. Cuando el río suena es porque trae algo.

Competencia interna

El pasado 27 de abril la primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern anunciaba vía facebook live lo siguiente: “No hay transmisión (del virus) generalizada ni no detectada en Nueva Zelanda. Hemos ganado esta batalla”.

Con esta declaración de la principal funcionaría kiwi, la Unión de Nueva Zelanda no perdió el tiempo y terminó de elaborar el protocolo para que luego sea aprobado con el objetivo de organizar un torneo con las cinco franquicias que compiten en el Súper Rugby: Crusaders, Hurricanes, Chiefs, Highlanders y Blues.

“Para nuestros fanáticos, nuestros jugadores y todos los involucrados en Súper Rugby, estamos encantados de que el Ministro de Deportes haya dado luz verde para que el deporte profesional se reanude en el nivel dos”, dijo el presidente ejecutivo de NZR, Mark Robinson.

Los cinco equipos jugarán entre ellos de local y visitante durante 10 semanas, con dos partidos por fin de semana. Todos los encuentros se jugarán a puertas cerradas. Y se estima que a fines de junio se podría estar comenzando así los equipos podrán contar con un buen tiempo para acondicionar físicamente a sus planteles.

Sam Cane, nuevo capitán

Sam Cane fue elegido para suceder a Kieran Read como capitán de los All Blacks.

Sam Cane, tuvo su debut con los All Blacks el 16 de junio de 2012, frente a Irlanda en Christchurch, a los 20 años. Disputó 68 test con la camiseta negra y ya ha capitaneado a los All Blacks en tres ocasiones. Se convirtió en el 67° capitán y el quinto más joven cuando capitaneó el seleccionado contra Namibia en la Copa del Mundo 2015 a la edad de 23 años. También lo hizo contra Italia en 2016 y contra Argentina en Buenos Aires el año pasado.

“Mi estilo como capitán será no cambiar realmente la forma en que hago las cosas. Soy solo yo y seguiré siéndolo. Trabajo en construir relaciones, especialmente con los muchachos más jóvenes y todos los demás conectados con el equipo, así que eso continuará”, dijo Cane.

Y agregó: “Si bien aún no sabemos cómo será el resto del año para los All Blacks, estoy ansioso por ponerme al día con los entrenadores y otros jugadores mayores a medida que fortalecemos nuestros planes”.

En tanto, Ian Foster, head coach de los All Blacks, encargado de hacer el anuncio expresó: “Sam es un All Black experimentado con ocho años en el seleccionado y es un tipo de líder a los que todos siguen y un muy buen pensador en el juego. Tiene una habilidad natural para conectarse con todos en el equipo, y es directo cuando necesita serlo. Hay un gran respeto por Sam entre los jugadores y la gerencia, y está perfectamente ubicado para liderar a los All Blacks hacia el futuro”.

Futuro kiwi

El prestigioso New Zealand Herald  publicó una nota sobre las conversaciones que mantiene la Unión de Nueva Zelanda con inversores extranjeros, hecho que podría desencadenar la salida del rugby kiwi de World Rugby.

Varios factores son los que llevan hoy a que la dirigencia del país oceánico se plantee esta salida. Por un lado, la reelección de Bill Beaumont, quién aún no hizo ningún plan para el día después de la pandemia. Y por otro lado, la Unión tuvo que despedir a la mitad de sus trabajadores por la fuerte crisis económica ya que sus principales ingresos provienen del Súper Rugby y de los All Blacks.

Ante este panorama los dirigentes estudian alternativas para poder hacer frente a la complicada situación y poder sobrevivir. Las pérdidas, ya se sabe que serán considerables y por ese motivo buscan alternativas para poder morigerarlas.

World Rugby sin los All Blacks, es la NBA sin Michael Jordan. Tendrán un buen torneo pero no podrán exhibir su joya más preciada. Sumado a que si los All Blacks no viajan en Noviembre a Europa para enfrentar a Inglaterra los ingleses perderían aproximadamente diez millones de libras.

Señoras y señores, hagan cuentas, si World Rugby no se pone los pantalones largos, el rugby mundial va a sufrir muchísimo.

Comentarios