El Hincha, Rugby

Hemisferio Sur

David vs. Goliat, Pumas-All Blacks, frente a frente por el Tri Nations 2020

En Sídney, Argentina debuta ante Nueva Zelanda por el Tres Naciones, el sábado desde las 3.10 con transmisión de Espn 2. Luego de una larga espera, el seleccionado criollo vuelve al ruedo con el rosarino Juan Imhoff. Los Kiwis ponen lo mejor que tienen


La Unión hace la fuerza. Los Pumas jugarán el partido más difícil de los últimos tiempos al enfrentar a los All Blacks.  Crédito: Gentileza VillarPress.

Cuando en la madrugada de este sábado Los Pumas salgan a enfrentarse a los All Blacks habrán pasado 403 días desde su última presentación oficial. Sí, más de un año. La pandemia obligó al seleccionado argentino a pasar tanto tiempo sin competencia. La última presentación criolla fue por la cuarta fecha del Mundial de Japón 2019, en el triunfo sobre Estados Unidos, que significó la despedida del torneo del equipo dirigido por Mario Ledesma.

Desde las 3.10 (hora argentina) del sábado se enfrentará con uno de los mejores equipos de la actualidad, Nueva Zelanda, por la tercera fecha del Tri Nations en Sídney. En XV titular estará el rosarino Juan Imhoff y debutará el rufinense y también ex Duendes Santiago Chocobares (Puma 866).

Los Pumas han realizado la mejor preparación posible dentro de los marcos permitidos, y dentro de las posibilidades que fueron teniendo. Arrancaron con entrenamientos en grupos reducidos, luego de tres meses de entrenar en sus casas, después de varios contagios en el plantel, un intento fallido de burbuja, el equipo tomó la sabía e inteligente decisión de continuar con la preparación en Uruguay. Y desde el país charrúa viajar a Australia, otra vez a cuarentena.

Ya en tierras oceánicas, el seleccionado apretó el acelerador en cuanto a la pretemporada, luego llegaron los jugadores provenientes desde el Viejo Continentes, que además de jerarquizar al plantel que partió desde Sudamérica, todos tienen minutos de juego, algo que el resto no tuvo, salvo los dos amistosos ante Australia XV.

Y ese aspecto de reconocer la realidad del seleccionado y ante el torneo que se enfrentaba, porque Nueva Zelanda y Australia, no sólo disputaron su Súper Rugby doméstico, sino que jugaron en dos oportunidades antes del inicio del Tres Naciones, sino que además por el fixture, ambos seleccionados ya jugaron cuatro tests matches, con dos amistosos del representativo argentino.

Puede describirse al choque entre Pumas y All Blacks, como la lucha entre David y Goliat. Es una clara ventaja a favor de los oceánicos, que además tienen mejor ranking y que llegan como favoritos. Pero un hecho que marca que mañana puede suceder cualquier cosa, Nueva Zelanda no quiero volver a repetir lo hecho la semana pasada cuando cayó ante los Wallabies, y ante Los Pumas pone lo mejor de lo mejor, es que Argentina es un rival incomodo, incluso para los mejores, el amor por la camiseta, la entrega y las ganas que tienen de jugar hace que el conjunto albiceleste genere respeto.

Mario Ledesma, eligió con cierto criterio la formación del debut, repasando los nombres, pone también en cancha lo mejor que tiene, los que faltan es porque no pueden jugar por diferentes motivos, por ejemplo: Agustín Creevy no pudo viajar, Jerónimo de la Fuente y Emiliano Boffelli están lesionados.

Los resultados siempre importan, porque marcan el camino, posición y proyectan. Pero en este certamen, Argentina fue a buscar competencia, poder mezclar a los nuevos valores que son el futuro con los más experimentados que tienen el deber de transmitirles a los más jóvenes todos sus conocimientos y lo más preciado, que ese camiseta con el felino en el pecho se respeta.

De esta experiencia de concentración de más de tres meses, se edificarán las bases del plantel, porque como dijo el capitán, Pablo Matera: “Francia 2023, parece que está muy lejos pero no es así. Ya quedan dos años para estar parados en la puerta del año mundialista”. El gran objetivo es el Mundial y muchos de los estuvieron en Japón quieren revancha, quieren volver a poner a Los Pumas en lo más alto, el camino no será fácil, pero para poder edificar una estructura solida, primero hay que hacer cimientos fuertes.

Creativos. Los cerebros de los All Blacks, Beauden Barrett y Richie Mo’unga, dos jugadores que marcan diferencias.

 

Así se anuncian

Desde las 3.10 (hora argentina) por Espn 2, con el arbitraje del australiano Angus Gardner y los réferis asistentes serán Nick Berry (Australia) y Paul Williams (Nueva Zelanda), Argentina formará con: Nahuel Tetaz Chaparro, Julián Montoya, Francisco Gómez Kodela, Guido Petti, Matías Alemanno, Pablo Matera (c), Marcos Kremer, Rodrigo Bruni, Tomás Cubelli, Nicolás Sánchez, Juan Imhoff, Santiago Chocobares, Matías Orlando, Bautista Delguy y Santiago Carreras. En tanto, los suplentes serán: Facundo Bosch, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Santiago Grondona, Tomás Lezana, Gonzalo Bertranou, Lucio Cinti y Santiago Cordero.

Por el lado de Nueva Zelanda, Ian Foster, no se guarda nada, y pone la mejor de lo mejor. Los All Blacks cayeron ante Australia, el pasado sábado, recibieron muchas críticas y no quieren volver a repetir lo hecho hace nueve años, cuando perdieron por última vez en dos oportunidades seguidas y tampoco quieren perder por primera vez con Argentina. Los Hombres de Negro formarán con: Joe Moody, Dane Coles, Tyrel Lomax, Patrick Tuipulotu, Samuel Whitelock, Shannon Frizell, Sam Cane (c), Ardie Savea, Aaron Smith, Richie Mo’unga, Caleb Clarke, Jack Goodhue, Anton Lienert-Brown, Jordie Barrett y Beauden Barrett. Y los suplentes serán: Codie Taylor, Alex Hodgman, Nepo Laulala, Tupou Vaa’i, Hoskins Sotutu, Brad Weber, Rieko Ioane y Damian McKenzie.

Comentarios