El Hincha, Rugby

Entrevista

“Es una lástima todo en la Unión, volví después de tanto tiempo y me encontré con miserias”

El ex Puma rosarino Leo Senatore fue entrevistado en el programa Súper Rugby en M90 Radio y además de hablar de su presente como empresario, pronto a colgar los botines y ser entrenador, realizó una fuerte crítica al status quo e instó a buscar alternativas para hacer crecer el rugby en la Región


Leonardo Senatore fue el primer rosarino en vestir en 50 partidos la camiseta de Los Pumas.  Crédito: Gentileza VillarPress

A un año de haber alcanzado, quizás el título o logro más significativo de su carrera por su sentido de pertenencia con Gimnasia y Esgrima Rosario, Leonardo Senatore fue entrevistado en Súper Rugby en M90 Radio. El ex octavo de Los Pumas habló de su presente en un emprendimiento familiar, que lleva siete años de desarrollo pero que en 2020 lo tiene con más presencia, y su cercano retiro de la actividad. Sin buscar polémicas, el rosarino fue crítico con algunas cuestiones, pero siempre con el objetivo de buscar un cambio para mejorar la situación actual y que el rugby, no sólo rosarino, sino también argentino crezca.

En 2018, Senatore regresó a Gimnasia para poder volver a disfrutar de jugar al rugby. Al quedarse sin lugar en Jaguares y Pumas, eligió ese lugar y no se arrepiente de nada, incluso habiendo desechado ofertas para jugar en el exterior. Sentir pasión al jugar fue lo que primó para instalarse definitivamente en Rosario y volver a  vestir la camiseta del Mensana, con el que se consagró en el Torneo del Interior. “La verdad es que aún no pude hacer el duelo, porque no pude ver a Gimnasia desde afuera como ex jugador. Si bien vi mil partidos de la primera sin estar, uno siempre sabía que iba a volver. Y no tuve la desgracia de verlo, sabiendo que no voy a entrar más a la cancha. Tengo la puerta cerrada, pero no atravesé esa situación de verlo en concreto, de estar ver un partido sin posibilidad de entrar a la cancha”, dijo Leonardo sobre su reciente retiro, y agregó sobre la situación en Jaguares: “Es difícil la situación, porque se dio el cambio de entrenador y asumió Mario (Ledesma), y nosotros éramos un grupo muy del ala de Hourcade. Para decir la verdad, sin que nadie se ofenda ni tomarlo de manera personal, esto pasa en todos los equipos. Mario vino a cambiar, a hacer la transición, algunos podrán decir que la hizo bien o mal, pero lo cierto es que a varios no nos dieron lugar, a varios de los grandes, a Agustín  (Creevy) lo desplazaron, no fue más el capitán de Jaguares. Me parece que Mario eligió otros líderes, algo totalmente justo. Quizás yo sentía que podría haber seguido un poco más, pero no quería forzar la cosa, cuando uno siente que no lo quieren en un lugar, es como pelear contra la marea, sentí que nada de lo que hiciera iba a poder cambiar. Quizás me equivoqué yo, que no puse lo mejor de mí, y eso hizo que no se generara interés del otro lado. No vale la pena hacer leña del árbol caído, pero podríamos haber llegado al Mundial de 2019 con una experiencia mucho mayor, y con un grupo de los grandes bien consolidado. Hubo un cambio y sentí que era un buen momento para volver al club y volver a disfrutar de jugar al rugby”.

Al momento de hablar del presente de Los Pumas, Senatore elogió a Emiliano Boffelli, y al momento de armar una formación probable, siempre pensando en que juego pretenden imponer desde el seleccionado, comentó: “No soy tonto, Juan Imhoff y catorce más. Puede no tener el mejor juego aéreo, pero Juan tiene muchas cosas para aportar”.

Sobre la participación de Argentina en el Tri Nations, el ex octavo del seleccionado expresó:  “Va a ser muy difícil, hablo mucho con los chicos, es un plantel muy joven, que está haciendo un montón de experiencia toda junta. Me hace acordar de cuando empezamos nosotros, es difícil desde afuera entender todo lo que pasa ahí adentro. Me parece que va a ser difícil, tenemos siete meses sin jugar, con refuerzos de los chicos que juegan en Europa, sin poder entrenar en Argentina, ir a Australia a arrancar de cero a un mes del campeonato, emocionalmente va a ser muy duro, y eso puede ayudar a Los Pumas, pero el juego podemos llegar a sufrir. Ya vimos que Australia le hizo un muy buen partido a los All Blacks y después se comió más de cuarenta, mostrando All Blacks un nivel impresionante. Ojalá que sea una buena experiencia, que se mire como una excepcionalidad, y como algo que necesitábamos para que los chicos tengan competencia, porque estoy seguro que todos quieren jugar, pero me parece que no están dadas las condiciones para que se juegue. Diría que es hasta peligroso para nuestros jugadores, tengo esa mirada. Separo lo rugbístico de lo político, para mi Sudáfrica hizo algo muy inteligente, y me parece que Argentina debería haber optado por lo mismo, las condiciones no están dadas para que los chicos estén jugando un torneo de ese nivel”.

Yendo a una cuestión de juego, sobre lo que se observó en los tres partidos entre Australia y Nueva Zelanda, Senatore analizó: “Con esto que voy a decir se van a suicidar varios románticos del rugby (risas). Siento que en lo macro, sin ir tanto a lo técnico, me parece que el rugby se transformó en un deporte como en sus comienzos, que era el Rugby Football, cada vez se está utilizando más el pie, mucho más, siento que se transformó en un deporte de manos y pies, no solamente tenés que tener las habilidades para patear, sino que tener la habilidad para recibir, ir arriba a buscar una pelota, y cada vez esas cosas se hacen más importantes, mucho más que pasar bien o tener un cambio de paso”.

La chance de haber conocido a Scott Robertson fue una experiencia que lo marcó mucho, poder intercambiar información y experiencias con el head coach de Crusaders, multicampeón en el Súper Rugby, hizo que Leo se incline por buscar ser entrenador de forwards en el futuro cercano. “Me abrió la cabeza mal, me sentaba todas las noches en la mesa de Scott para preguntarle y poder charlar, me encanta la manera que tiene para entrenar, ahí dije ‘esto es lo que me gustaría hacer, entrenar con los forwards’, ver las formaciones fijas, el juego de los forwards. Me gustó mucho la forma que planteaba Robertson, que él era un facilitador y no un entrenador. La forma de entrenar, lograr que los jugadores terminen haciendo lo que quiere el entrenador”, contó. Senatore había comenzado en 2019 como responsable del Centro de Formación de Rugby de la Unión de Rugby de Rosario y esa faceta parece ser su futuro.

Y en relación a la cancelación del vinculo con la URR, Senatore expresó: “Es una lástima todo en la Unión, volví después de tanto tiempo estando afuera y me encontré con un montón de miserias de los dirigentes. Me parece que si no cambiamos la cabeza, la Unión va a quedar rezagada en este mundo diferente que se viene para el rugby. Si no nos sumamos a poner de nuestros clubes los mejores, e intentar buscar que el rugby de Rosario y el interior crezca, va a seguir siendo como hasta ahora”.

Senatore compartía la función de gestionar el CFR junto a otro ex Puma, Nicolás Vergallo. “Con Nico nos fuimos, seguimos en conversaciones con la UAR, pero como dependíamos de la Unión, nos dieron una licencia por todo esto de la pandemia, cuando en realidad había un montón de trabajo por hacer en la Unión. Pero ellos tendrán sus razones y motivos, pienso que es otra vez por la política y no por la gestión. Hay un montón de cosas para hacer en Rosario, para hacer avanzar el Torneo del Litoral, que de hecho aportó a dos semifinalistas del Nacional de Clubes. Casi todos los equipos que avanzaron en el Nacional fueron del Interior, y sin embargo el rugby lo sigue manejando Buenos Aires. No quiero sonar mal, tengo muchos amigos en Buenos Aires y hay mucha gente que no está pensando en eso, pero muchos otros que sí, que piensan al rugby como un negocio, y que sólo quieren hacer para los que lo manejan hoy en día. Esto se tiene que expandir, si queremos que el rugby crezca en Argentina, se tiene que expandir, obviamente cuidar a los clubes, que tienen que seguir siendo amateurs, pero hay un montón de maneras de buscar mejorar sin matar el amateurismo. Hay un montón de cosas por hacer, pero necesitamos que la Unión piense en eso, no estar pensando en quién ocupa cada cargo para ver un voto en la UAR o ponerse la chomba de Los Pumas en algún test match”, dijo.

Y cerrando el tema expresó: “No tengo nada que esconder, seguimos con Nico laburando por la Unión, para los clubes de desarrollo que siguen estando muy faltos de capacitaciones, de infraestructura y de jugadores. Seguimos gestionando”.

Senatore llegó a ser considerado por Santiago Phelan para empezar a entrenar en el Pladar por haberse destacado en un Campeonato Argentino de Uniones con la camiseta de Rosario. Fue protagonista de la transformación del rugby argentino y tiene palabra autorizada para expresarse. “Mataron el Campeonato Argentino por una cuestión de negocios, de que solo eso jugadores de elite sean tenidos en cuenta para los equipos de la UAR, de hecho Ceibos y todos los equipos que se alimentaron para el torneo Sudamericano podrían tranquilamente haber competido en un Argentino de Uniones. Tener al fin un certamen semiprofesional, que todos los países lo tienen. Y que los mejores después vayan a Jaguares, y así empezar a construir algo sustentable en el tiempo, porque hoy un viento fuerte como fue la pandemia nos voló la casita de naipes. Hoy tenemos que volver diez año para atrás, mandar equipos al exterior, la UAR sigue teniendo a los dos únicos equipos profesionales. Me meto en política, no quieren abrir el juego, no quieren que las Uniones tengan independencia para poder crecer, y las Uniones no tienen la capacidad de verlo, están pensando en hacer política y no en realmente un rugby emergente para la región”, dijo.

Comentarios