Ciudad

A un año del horror

Monticas: emotivo pedido de justicia a un año de la tragedia

En el siniestro ocurrido en la ruta 33 fallecieron 13 pasajeros y más de 30 resultaron heridos. Familiares de víctimas se quejaron porque la investigación es “demasiado lenta” y advirtieron que seguirán reclamando.


Familiares de víctimas y sobrevivientes del choque entre dos colectivos de la empresa Monticas, que dejó 13 muertos y más de 30 heridos en la ruta 33 a la altura de Pérez, se quejaron ayer porque la investigación “es demasiado lenta” y advirtieron que no bajarán los brazos en su reclamo de justicia al cumplirse el primer aniversario del siniestro vial.

“Pedimos justicia después de un año en que no tenemos novedades de las pericias. Ver tanta burocracia frenando el avance de la causa hace que uno desconfíe”, dijo Hugo Belén, pariente de uno de los choferes que murió en el choque.

Durante el acto realizado ayer por la mañana en el kilómetro 779, entre Zavalla y Pérez, se colocó una placa conmemorativa sobre las dos cruces blancas clavadas al costado del asfalto, que evocan la tragedia.

A las 10.50, horario en que ocurrió el drama, sonó la sirena de bomberos y las más de cien personas presentes aplaudieron para pedir justicia y recordar a sus seres queridos, mientras entre abrazos brotaron lágrimas de dolor e impotencia.

Víctor Juárez, compañero de Aníbal Pontiel, uno de los choferes muertos que manejaba el colectivo de la empresa Metropolitana, dijo tras el acto: “Con el resto de los compañeros decidimos colocar una placa en conmemoración a la sonrisa de Aníbal que era lo primero que uno veía cuando se cruzaba con él”.

“Lo extrañamos y queremos que se sepa que acá hubo un accidente, para que nadie se olvide de la terrible tragedia que nos destruyó a todos”, dijo Juárez, quien criticó a la Justicia por “demasiado lenta” y por “parecer buscar que nos olvidemos y bajemos los brazos”. “No lo vamos a hacer. Estamos acá para que nadie pierda la memoria”, agregó.

Por su parte, Lucía Marchegiani, amiga y “hermana del corazón” de María Belén Genga, la mujer de 42 años que desde hace uno está en coma, exigió “justicia para todas las víctimas” y enfatizó: “Queremos que los hechos se esclarezcan y las autoridades den la cara”.

“Si no fuese por los medios de comunicación, las empresas, los jueces y los fiscales no aparecerían, ya que esto es mejor esconderlo, es un grano en el cuerpo de cualquiera”, acotó, y criticó la falta de información sobre la causa a familiares y sobrevivientes.

Lucía resumió el sentimiento de los presentes en el acto. “Estamos solos como lo estaban los pasajeros el día del accidente, cuando no había cinturones de seguridad y los coches estaban rotos”, dijo.

“A un año de lo sucedido seguimos estando en la misma situación. Esto generó un cambio para bien. Atrás de los muertos quedan familias enteras deshechas”, agregó, y pidió que se esclarezca lo ocurrido “porque si no es difícil crecer como sociedad”.

La investigación judicial determinó que el choque se produjo al reventar el neumático delantero izquierdo de uno de los coches de Monticas, por lo que se cruzó de carril y chocó de frente contra otro ómnibus del mismo grupo empresario.

Los muertos fueron Jorge Ledesma (58), Johana Fernández (15), Gianella Fernández (20), Juan Burzaca (82), Cintia Albornoz (38), Gabriela Márquez (35), Juana Ferreyra (69), Jorge Forgioni (60), Aníbal Pontiel (53), Gustavo Souza (48), Alejandro Machado (23), Natalia Angiorama (31) y Sergio Norberto Chane (72).

Por el caso no hay detenidos ni imputados, pero fuentes de la Fiscalía a cargo de Walter Jurado dijeron que en marzo se podría realizar una audiencia de acusación.

“Al día de la fecha se han recolectado más de 200 evidencias que incluyen actas de procedimientos, más de 61 personas que prestaron testimonio en Fiscalía, se realizaron pericias fotográficas, informes de planimetría, croquis, allanamientos, inspecciones oculares y croquis demostrativos”, detallaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Jurado busca evidencia para determinar si el neumático cuyo reventón produjo el choque estaba en buen estado, si era el adecuado para el micro y, de no ser así, quiénes son los responsables.

Además, hay una pericia sobre el interior del neumático que está en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) “y dado que está de paro por razones de público conocimiento aún se espera el resultado”, explicaron voceros judiciales.

Tras el accidente, el abogado de Monticas, Oscar Romera, afirmó que según un peritaje la colisión se produjo “por un pinchazo” provocado en un neumático “por un objeto cortante que estaba en la ruta” y no por fallas técnicas, por lo que desestimó responsabilidad de la empresa en el siniestro vial por falta de mantenimiento de las unidades.

Según Romera, la pueba pericial a la que hizo alusión “también indicó que las gomas delanteras estaban en buen estado, que no eran recapadas y que estaban químicamente bien”.

En tanto, fuentes de la Fiscalía dijeron que los seis incendios producidos en los galpones que la firma posee en la ciudad, con posterioridad al choque, no afectaron la investigación porque “toda la prueba estaba cautelada antes de que ocurriera el primero”.

 

El recuerdo que siempre vuelve

Una de las sobrevivientes del choque acurrido hace un año, Carina D’Alessandro, contó que todavía sufre las secuelas físicas y psíquicas que le provocó la fuerte colisión: “Cada vez que pasa un colectivo por al lado, tiemblo”. La mujer, radicada en Casilda, estuvo internada durante tres meses en un sanatorio de Rosario como consecuencia de las heridas que sufrió durante el impacto. “Sigo con tratamiento psicológico, porque a la noche recuerdo los gritos, veo las imágenes”, sostuvo ayer. “Yo el 24 de febrero de 2017 volví a vivir”, dijo, y agregó: “Voy a vivir con dolores hasta el resto de mi vida. Ya me lo dijo el médico, me tengo que acostumbrar a ese dolor que va a ser tanto que no me voy a dar cuenta que lo estoy sufriendo”.

Si te gustó esta nota, compartila