El Hincha, Rugby

Opinión

El show debe continuar: los clubes de Francia e Inglaterra se resisten a un nuevo calendario global

La reunión de World Rugby para organizar un calendario unificado no tuvo éxito, los clubes ingleses y franceses ponen trabas, temen perder jugosos contratos con la televisión. El Consejo Mundial de Rugby se vuelve a reunir el martes 30, pero son pocos los que cederían para llegar a un acuerdo


Cuartel general. Desde la sede de World Rugby en Dublín se iniciara la reunión virtual de los 50 representantes el próximo 30 de junio.

La pandemia Mundial hizo ilusionar a muchos sobre posibles cambios en el Mundo del rugby. Pero no fue así. Primero fue la maniobra política para llevar adelante las elecciones durante la cuarentena que derivó en el triunfo del status quo que represente Bill Beaumont. Y ahora tras la reunión de World Rugby, de la que participaron todos los involucrados (uniones nacionales, jugadores, entrenadores, clubes), en la que el punto principal era debatir y organizar el calendario global otra vez el status quo apareció en la postura de los clubes europeos que no quieren ceder ni un centímetro de terreno.

Pensar que muchos se habían ilusionado con el cambio tras haber vivido esta difícil experiencia del Covid-19. Muchas personas, y sobre todo aquellas que tienen que tomar decisiones, tenían que tener más empatía y tomar decisiones pensado en lo colectivo y no en lo individual. Nada de eso pasó. El director ejecutivo de NZ Rugby, Mark Robinson, criticó la falta de voluntad de cambio de los clubes ingleses y franceses, diciendo: “Habíamos esperado que pudieran venir a la mesa con un poco más de compromiso”.

Para poder organizar un calendario global todas las partes interesadas deberán ceder en algún aspecto y uno de ellos es que no debe estar en juego la salud de los jugadores, algo primordial que tiene que ser la base para un nuevo escenario mundial. Por ende la Premierleague inglesa, Pro14, el Top 14 francés e incluso el Súper Rugby van a tener que reajustar sus temporadas.

Antes de la reunión, Paul Goze, presidente de la Ligue Nationale de Rugby en Francia, advirtió que algunos clubes Top14 desconfiarán del cambio, y dijo: “El primer punto es que si jugamos en esos meses en el verano, perdemos la duración de nuestra competencia”, por lo que no fue nada llamativo que desde los clubes ingleses y franceses hayan tomado esa postura.

A Goze le preocupa mucho más el contrato con Canal+ (señal que transmite el rugby en Francia), que jugar el torneo en una época del año en la que todos pueden estar saludables.

“En este momento ocupamos 10 meses y es como una serie de televisión. Cada semana hay un nuevo momento en la serie, por lo que todo el mundo está hablando de eso y la gente está realmente involucrada, y a nuestra emisora, Canal Plus, le gusta eso. Eso es muy importante para nuestros ingresos”, expresó Goze.

El próximo martes 30 de junio se realizará otro encuentro del Consejo Mundial de Rugby, en el que se decidirá si la ventana de julio pasa a Octubre y Noviembre. En Europa critican el poco tiempo para decidir, ya que los clubes buscan iniciar la temporada 2020/2021, mientras que la Copa de Europa quiere disputar su fase final en esa parte del año.

Una vez más, parece que los seres humanos no toman consciencia de todo lo sucedido con la pandemia, ya que no los hizo reflexionar y siguen con la misma tesitura: el único propósito es acumular poder y dinero. Si World Rugby piensa seriamente en organizar un calendario global va a tener que transpirar la camiseta más de la cuenta, porque les debe a estos señores la reelección y los favores en política se pagan o se pagan.

Comentarios