Policiales

Delitos polirrubro

Dos presos como parte de complot para engañar, matar y robar a un empresario

El villagalvense Ricardo Capoulat fue asesinado el 3 de junio en barrio Las Delicias, ocasión que robaron su camioneta Amarok. La fiscal detalló un plan premeditado y llevado a cabo por una joven y hombre. Notas mafiosas y autos desguazados, los sugerentes hallazgos de la investigación


"El Capu", reconocido empresario villagalvense.

La acusación a dos sospechosos de matar al empresario de Villa Gobernador Gálvez Ricardo Capoulat develó un plan premeditado, un complot para engañar a la víctima, despojarlo de una camioneta Volkswagen Amarok y acallarlo.

Capoulat, empresario panadero, fue muerto a tiros el 3 de junio en la cuadra de Brandoni al 1900. Tras asesinarlo los homicidas se llevaron la Amarok, que 17 días después fue interceptada por un patrullero en Circunvalación y Presidente Perón. Tras una persecución, fue detenido ya en barrio Gráfico Elías Jeremías V., de 23 años, ya preso por encubrimiento y desobediencia. Otros ocupantes escaparon.

Los avances posteriores de la investigación ubicaron a este joven como coautor del homicidio. Y a Marlén Graciela A., de 24, como quien engatusó a Capoulat. Esta joven fue detenida el domingo en un domicilio de Moreno al 6300. En la misma redada, en un aguantadero de Mateo Booz al 9000, personal de Inteligencia dela  Agencia de Investigación Criminal (AIC) incautó 5 autos robados, algunos en proceso de desguace, los papeles de la Amarok de Capoulat, armas y notas con amenazas dirigidas a los jefes de bandas criminales que se encuentran en prisión. Llamó la atención de los investigadores un cartel que nombraba a dos pesados de la zona sur y a un capo mafia con condena a perpetua reciente. Decía: “Rene y los Funes, dejen de matar turras. Si activan porque los apadrina el Alvarado. Atentamente, la «mafilia»”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No obstante ese trasfondo oscuro, el móvil del crimen Capoulat obedecería al robo de la camioneta, señalaron los fiscales.

Según detalló la fiscal Gisella Paolicelli, el día del crimen, los imputados y un tercero no identificado se pusieron de acuerdo en el reparto de roles. Marlén se contactó con Capoulat y lo convocó a Moreno al 6300. Antes de las 20 el empresario llegó con la Amarok y salieron por la autopista Rosario-Buenos Aires hacia el sur, ya fuera de Rosario.

Pasadas las 20, volvieron y entraron por Oroño hacia el norte y luego por Batlle y Ordóñez hacia el este, sostiene la acusación.

En estas circunstancias, Marlén en coordinación con Elías y el tercer sospechoso dirigieron a a Capoulat con la Amarok hacia calle Brandoni entre Pasaje Turín y Dorrego, donde lo hicieron bajar y lo mataron con un arma 9 milímetros.

Ello con la finalidad de asegurar el robo de la chata y del celular. Los autores huyeron con el vehículo y las pertenencias de la víctima por Moreno al sur; luego conectaron con Oroño hasta tomar Circunvalación, colectora 25 de Mayo por el norte, y bajaron por Mendoza hacia el oeste.

La calificación legal que recayó sobre los detenidos fue de homicidio calificado criminis causae y por concurso premeditado de personas agravado por uso de arma de fuego, y portación de arma.

Al momento de resolver, el José Luis Súarez tuvo por admitida audiencia imputativa y para ambos la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

Comentarios