El Hincha, Rugby

Championship

Tras la baja de Sudáfrica del Championship, las declaraciones de los afectados no tardaron en llegar

Los principales dirigentes de Argentina, Nueva Zelanda y Australia hablaron de decisión que tomaron los Springboks, incluso los entrenadores de los All Blaks y Wallabies. A los inconvenientes económicos y deportivos que causó la pandemia, ahora llegaron los problemas políticos.


Fernando Rizzi (secretario de la UAR) y Marcelo Rodríguez (presidente de la UAR), realizaron declaraciones tras la baja de Sudáfrica del Championship. Crédito: Gentileza Prensa UAR.

Luego de la confirmación por parte de Sanzaar, que Springboks decidió no participar del Rugby Championship 2020. La ausencia de los últimos campeones mundiales y del Cuatro Naciones generó un revuelo en todo el planeta ovalado. Desde la Saru (Unión Sudafricana de Rugby) esgrimieron diversos motivos, desde el ente que regula el Hemisferio Sur, pero detrás –nadie puede negarlo, es más en los principales medios sudafricanos lo incluyen- se viene en un movimiento estratégico de Sudáfrica para sus competencias, tanto de franquicias como de seleccionado.

En el comunicado oficial de Sanzaar, las razones de la no participación son: las restricciones de viaje del gobierno sudafricano, el bienestar de los jugadores y las preocupaciones por la seguridad. A su vez, el efecto continuo de la pandemia Covid-19 en los jugadores que militan en Sudáfrica y también en los clubes del Reino Unido y Europa, también influyó.

Pero en los medios sudafricanos sólo hablan de las preocupaciones sobre el “bienestar de los jugadores” y las dificultades logísticas no les dejaban otra opción que no participar. Y otro problema que se avecina para los Springboks será la visita de los British & Irish Lions, los sudafricanos llegaran a la serie ante el combinado británico sin haber jugado un test match desde la final de la Copa del Mundo de Japón 2019.

Jurie Roux, directivo de Saru.

“Parece imposible que los Springboks no jueguen un test match en 2020, pero la salud y la seguridad pública han sido la principal preocupación y hemos sufrido daños colaterales como tantas empresas”, dijo Jurie Roux, Director Ejecutivo de Saru.

“Claramente tiene implicaciones financieras la baja de los Springboks y las implicaciones de transmisión de eso aún no se han resuelto. Hubiera sido bienvenido un poco más de aviso, no hay duda al respecto. Pero sé lo difíciles que son estas cosas”, expresó Rob Clarke, Director de Rugby de la Unión Australiana.

Rob Clarke, directivo de ARU,.

Mientras, que desde Nueva Zelanda en la previa de la revancha, Davie Rennie, head coach de los Wallabies, expresó: “Si no vienen, obviamente hay menos partidos y menos oportunidades para que nuestros jóvenes prueben el juego de los Springboks”.

El que fue tajante fue Ian Foster, head coach de los All Blacks al decir  que entendía la decisión, pero que estaba concentrado en prepararse para el segundo test de la Bledisloe Cup contra Australia en el Eden Park el domingo. “Entendemos las presiones sobre ellos y los desafíos que han tenido, así que pasa lo que pasa”, declaró Foster.

Dave Rennie e Ian Foster, entrenadores de Australia y Nueva Zelanda, también hablaron sobre la baja de Sudáfrica.

En Argentina, la noticia causo cierto revuelo. “Lamentamos la baja de Sudáfrica en una competencia que habíamos luchado mucho para que pueda disputarse entre los cuatro países. Numerosas reuniones, distintos puntos de vista, con el dinamismo y la incertidumbre que trajo aparejado el contexto del Covid pero con la certeza de siempre querer jugarlo, entendiendo las medidas sanitarias que imponían las autoridades de Nueva Zelanda y Australia, países que aparecían como candidatos para albergar la competencia. En el caso de la UAR, se hicieron enormes esfuerzos para poder llegar a participar de este torneo. No obstante a ello, respetamos la decisión de la Saru”, dijo Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR.

“Seguiremos conversando entre todos los miembros de Sanzaar, para seguir trabajando mancomunadamente buscando las mejores alternativas para 2021, que será un año de transición. Lo que si está claro que es los 12 partidos de Los Pumas están confirmados de acá a cinco años”, agregó el dirigente sanjuanino y cerró diciendo: “Sabemos que Los Pumas ahora están preparando este Tri Nations, también en desventaja en cuanto a rodaje y ritmo de juego, pero siempre con la garra y el amor propio que los caracterizó. Es en la adversidad cuando los equipos argentinos, en este caso Los Pumas, demuestran el amor por este deporte”.

Por su parte, Fernando Rizzi, secretario de la UAR, detalló: “Sin dudas, esto va a generar un impacto significativo en los ingresos de Sanzaar y la Unión Argentina de Rugby, por temas vinculados a las obligaciones con la televisión y los sponsors. Uno de las competencias más importantes del mundo se vio afectada por completo, principalmente por el Covid-19”.

Luego, Rizzi agregó: “Somos conscientes que desde la UAR no nos olvidamos el apoyo histórico y el esfuerzo desinteresado de la Saru para abrirnos puertas, poder participar de diferentes competencias como la Vodacom Cup (cuatro temporadas) y la First Division de la Currie Cup (2019). Seguimos en permanente contacto ellos, analizando la participación en la Currie Cup 2021 lo que demuestra que nuestra relación de varios años sigue intacta, más allá de estas circunstancias extraordinarias”.

Comentarios