Edición Impresa, Política

la palabra de grisolía

“Siempre se perjudica a la izquierda”

Lo sostuvo Virginia Grisolía, precandidata a concejala del FIT, quien tras la finalización del escrutinio definitivo quedó a sólo 300 votos de pasar a las generales de octubre. “La ley electoral provincial es proscriptiva”, señaló la dirigente rosarina.


La Secretaría Electoral de la provincia notificó ayer a los partidos políticos los resultados definitivos de las primarias de concejales realizadas el 13 de agosto. No se alteró el orden respecto del escrutinio provisorio, aunque todas las fuerzas sumaron algunos votos más. Ante las discrepancias que hubo, en los últimos días, por el piso electoral para pasar a las generales de octubre, dos agrupaciones impugnaron la aplicación del criterio utilizado por el Tribunal Electoral, del 1,5% del padrón: el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) de Rosario y Barrio 88 de Santa Fe.

El escrutinio definitivo confirmó los resultados del provisorio, que había cerrado en Rosario con el 90,6% de las mesas informadas y en Santa Fe con el 92,3%. Ocho listas competirán en las elecciones generales de concejales en Rosario: Cambiemos (Roy López Molina), el Frente Justicialista (Roberto Sukerman), el Frente Progresista (Pablo Javkin), el Frente Social y Popular (Majo Gerez), Ciudad Futura (Eduardo Trasante), Espacio Grande (Carlos Cossia), 1 Proyecto Santafesino (Daniela León) y la UCR (Martín Rosúa). En la capital provincial, sólo cuatro listas quedaron en carrera: Cambiemos (Carlos Pereira), el Frente Justicialista (Marcos Castelló), el Frente Progresista (Emilio Jatón) y Espacio Grande (Luz Balbastro).

La polémica se instaló la semana pasada, mientras se contaban los votos en la Secretaría Electoral. Inicialmente, el prosecretario electoral de la provincia, Roberto Patricio Pascual, había informado que pasaban a las generales todos los partidos que hubiesen superado el 1,5% de los votos válidos emitidos. Pero el fin de semana, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia –y titular del Tribunal Electoral– Daniel Erbetta debió salir a aclarar que el criterio que se aplicaría sería el del 1,5% del total del padrón, tal como establece el artículo 9 de la ley de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

El cambio de criterio en medio del escrutinio generó malestar entre las fuerzas de izquierda, que estaban expectantes de superar el umbral para competir en las elecciones generales. Notificados de los resultados definitivos, el FIT Rosario y Barrio 88 impugnaron ayer, ante la Secretaría Electoral, la aplicación del criterio elegido por el Tribunal Electoral en relación con los pisos a superar para clasificar a las generales. El procurador de la Corte, Jorge Barraguirre, deberá dictaminar sobre la impugnación y ese dictamen será girado al Tribunal Electoral, órgano que tiene la competencia para proclamar cuáles son los partidos que pasan a octubre y cuáles no.

“La ley no contempla casos como el de Barrio 88 o el del FIT porque no prevé partidos con una sola lista”, explicó el abogado Juan Pisarello, patrocinante de esas dos fuerzas políticas, luego de presentar la impugnación ante la Secretaría Electoral.

En la ley vigente hay dos pisos a superar: el primero para los partidos o frentes (1,5% del padrón), el segundo dentro de cada frente para determinar entre cuántas listas se confecciona la nómina definitiva (allí se tienen en cuenta las listas que hayan superado el 1,5% del total de votos válidos emitidos).

Las idas y vueltas en torno de los criterios a tener en cuenta movilizaron a los partidos que se vieron afectados. El lunes a la noche, militantes y dirigentes de Barrio 88 montaron guardia ante la sede de la Secretaría Electoral, en la ciudad de Santa Fe, en una suerte de “vigilia política” a la espera de los resultados definitivos. Ayer se sumaron dirigentes del FIT de Rosario.

Grisolía quedó a 300 votos

Virginia Grisolía, primera precandidata del FIT en las Paso de concejales, sostuvo que su espacio político rechaza “el cambio de criterio para el escrutinio definitivo”. Y explicó: “El escrutinio arrancó con el criterio que había dicho Pascual, del 1,5% de los votos válidos, pero llegado el día viernes (18) se cambió el criterio y ahora dicen que se pasa a las generales con el 1,5% del padrón”.

Según Grisolía, se trata de “una definición discrecional del Tribunal Electoral”. La dirigente del FIT dijo además que “la ley electoral provincial es proscriptiva porque se imponen porcentajes sobre padrones fijos, cuando en el mejor de los casos vota el 80% de ese padrón. Lo que estamos denunciando es que siempre se imponen trabas a las fuerzas de izquierda”.

—¿Por qué ocurre eso?

—Porque somos los que denunciamos este régimen antidemocrático. Así lo hicimos con el piso proscriptivo del 3% para acceder a la Legislatura (por ese piso, Carlos Del Frade se quedó afuera en la elección de 2011) y es la misma Justicia que no permitió la lista femenina de Ciudad Futura. Los que se benefician son los partidos tradicionales y siempre se perjudica a la izquierda.

La lista encabezada por Grisolía, que no tenía competencia interna, sumó casi 12 mil votos en las Paso y quedó a sólo 300 votos de pasar a las generales. En Santa Fe ocurrió algo parecido con Barrio 88, que tampoco tenía internas: la lista liderada por Guillermo Jerez obtuvo 4.244 votos y quedó a 300 votos de clasificar para octubre.

Defensa de Farías

El ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, defendió la medida del Tribunal Electoral y aclaró que pudo “haber habido conversaciones” sobre los umbrales electorales, pero que “lo que en definitiva vale es lo firmado y publicado por el Tribunal Electoral. Por lo que ha manifestado el presidente del Tribunal (Daniel Erbetta) es una interpretación ajustada a la ley”.

Si te gustó esta nota, compartila