Edición Impresa, Policiales

Apresado

Damián Bassi: “Pensé que me venían a matar”

Alias Macri e integrante del clan villagalvense que perdió a tres integrantes en hechos de sangre en los últimos años, fue detenido por el crimen de Aldo Acosta, padre de una mujer que los había denunciado por narcotráfico.


“Pensé que me venían a matar”. Fueron las palabras de Damián Bassi, alias Macri e integrante del clan villagalvense con tres de sus integrantes asesinados en los últimos años, al ser detenido ayer y quien será imputado hoy por dos homicidios, entre ellos el de Aldo Acosta, ocurrido a fines de 2014. Esta última víctima era el padre de Norma Acosta, una mujer que denunció el vínculo entre los Bassi y el entonces intendente de Villa Gobernador Gálvez, a quienes asoció con el narcotráfico, luego de que su pareja fuera asesinada tras un incendio intencional en la Alcaidía de Jefatura. Otro hermano de Macri, Luis “Pollo” Bassi, está procesado por el crimen del líder de la banda de los Monos Claudio “Pájaro” Cantero.

En pocos meses, Norma Acosta perdió a su pareja, su hermano y su padre. Fueron todas muertes violentas. La primera ocurrió en abril de 2013 dentro de la Alcaidía, donde estaba detenido a Miguel Ángel Saboldi, alias Japo, en el marco de un incendio intencional que se cobró otras tres vidas. El crimen, anunciado por la mujer antes de ocurrir, derivó en una imparable catarsis de denuncias contra bandas narcos del sur provincial que señalaron desde el ex barrabrava de Newell’s Pollo Bassi hasta el entonces intendente villagalvense, Pedro González. Por eso, el asesinato de su padre Aldo Acosta, asesinado de seis balazos frente a su casa y delante de su hijo adolescente el 19 de diciembre de 2014, se investiga como una represalia a las denuncias de Norma. Por ese crimen, los hermanos Osvaldo “Popito” Z. y Claudio “Polo” Z. fueron detenidos días después del homicidio y acusados por el fiscal Spelta, quien esgrimió que en el asesinato “posiblemente se esconda un mensaje mafioso dirigido a la hija de la víctima”.

En la misma causa se ordenó hace más de un año la captura de Damián Bassi, alias Macri y comprometido en escuchas telefónicas, quien según Acosta era el chofer del auto que llegó a los asesinos a la puerta de la casa de su padre. Acosta tiene una condena en primera instancia por comercialización de drogas que se encuentra en instancia de apelación ante la Cámara de Casación. En tanto, un hermano de Norma, también llamado Aldo, fue ultimado en Presidente Roca y Viamonte, caso que se investigó como una entradera, en abril de 2014.

Macri Bassi cayó ayer a las 15.30 en Garay al 2200 de Villa Gobernador Gálvez. Según fuentes del caso, había llegado horas antes desde una provincia vecina, adonde se mudó con el resto del clan hace unos seis meses. Mientras los policías de la sección Inteligencia Zona Sur de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones tramitaban la orden de allanamiento, el muchacho salió y fue abordado por los policías, a quienes les dijo que se rendía tras constatar que eran efectivos de la fuerza. “Pensé que me venían a matar”, les confió. Está previsto que hoy sea sometido a audiencia imputativa, donde el fiscal Adrián Spelta lo acusará por dos homicidios, según las mismas fuentes, entre ellos el de Aldo Acosta.

Saga de muerte

Tras el crimen del Pájaro Cantero, el 26 de mayo de 2013 frente a un boliche ubicado en el límite entre Rosario y Villa Gobernador Gálvez, se produjo una saga de al menos una docena de venganzas. Como instigador del crimen de Cantero fue procesado Luis Orlando “Pollo” Bassi, y como ejecutores Facundo “Macaco” Muñoz y Milton Damario. En octubre de 2014, Luis Ángel Bassi, padre del Pollo, fue asesinado en la puerta de su remisería de Villa Gobernador Gálvez por un solitario atacante. Antes, dos de sus hijos habían tenido el mismo destino: la tarde del 31 de diciembre de 2013 Leonardo Bassi fue ultimado a tiros en el interior del comercio familiar por un hombre que ingresó y le pidió un coche para ir al cementerio, y dos meses después Maximiliano Bassi fue acribillado en igual forma mientras arreglaba un camión estacionado frente al local de Chile al 2000.

Comentarios