Policiales

Un plan casi perfecto

Lo condenan por intentar llevarse unos 856 mil del Alto

El joven de 26 años fue sentenciado este jueves a 4 años y siete meses de prisión por el audaz intento de robo a nueve locales que protagonizó con un cómplice el 31 de marzo de 2017 en el Alto shopping, de Junín al 500. Lo detuvieron ese mismo día cuando llevaba el botín en una valija y una mochila.


Un muchacho de 26 años fue condenado a 4 años y siete meses de prisión por el audaz intento de robo a nueve locales que protagonizó con un cómplice el 31 de marzo del año pasado en el Alto Shopping, de Junín al 500. Al joven lo detuvieron ese mismo día cuando intentó hacerse pasar por un cliente de un bar en el patio de comidas. Tenía una valija y una mochila donde llevaba el botín valuado en alrededor de 857 mil pesos, entre efectivo y alhajas. Por este hecho, hay otro imputado, el cual fue detenido minutos más tarde que el condenado.

Miguel Ángel Cuello de Castro, de 26 años, y Maximiliano P., idearon un plan que creyeron infalible. Cerca de las 2 del 31 de marzo del año pasado, hicieron un boquete en el techo del complejo a la altura del local de la colchonería Simmons, entraron a nueve locales y desvalijaron seis. Recorrieron el complejo por siete horas y lo que sustrajeron lo repartieron entre una valija y una mochila. A las 9, cuando el personal empezó a llegar al shopping se escondieron. Castro se metió en el baño y cuando escuchó bastante movimiento pensó que ya eran las 10. Salió y se sentó en un bar del patio de comidas. Tenía una valija y una mochila. A Castro le ganó la ansiedad porque demoraron la apertura de las puertas: el murmullo era como consecuencia de las corridas de los empleados, el personal de Seguridad y la Policía, quienes ya habían sido alertados por los encargados de los locales apenas encontraron las puertas violentadas. Los investigadores hicieron un repaso de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad y descubrieron que un joven salió del baño alrededor de las 9 y se simuló será un cliente que esperaba un desayuno en el sector gastronómico. Los uniformados se acercaron al sospechoso y tras unas breves preguntas le revisaron el equipaje. En ese momento, le descubrieron el botín valuado en 857 mil pesos entre efectivo, perfumes, ropa y alhajas.

Valija llena

En la requisa a la valija, los policías se encontraron con 370.000 pesos en efectivo y un celular que habían robado en los tres primeros locales, entre los que se encontraban el de la colchonería Simmos. En la mochila negra tenía tres gorras, tres pares de medias y dos perfumes del local de Rip Curl; una bolsa de cartón con la inscripción de Kevingston con $6643 pesos en efectivo y un billete de cien dólares sin curso legal. También había dos bolsas alhajas cuya totalidad fue valuada en 480 mil pesos. Los investigadores describieron que la bijouterie fue: 19 collares, 39 cadenas, 49 pulseras y tres relojes, estos últimos pertenecientes al local de Avant.

Por su parte, el personal de vigilancia comenzó a recorrer el shopping en busca de algún cómplice. Fue en esa instancia que se toparon con otro sospechoso, identificado como Maximiliano P., quien terminó detenido porque cuando comenzaron a seguirlo intentó escapar, describieron las fuentes policiales en dicha oportunidad.

El abreviado

A un año y dos meses del frustrado robo, la jueza María Melania Carrara homologó este jueves un acuerdo abreviado presentado por la Fiscalía, representada por la fiscal de Investigación y Juicio, Cecilia Brindisi, y aceptado por la defensa del imputado, a cargo de Nancy Zulli. En el juicio, Castro fue condenado a 4 años y siete meses de prisión por los delitos de robo agravado por escalamiento, seis robos consumados y tres en grado de tentativa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios