Fotonoticias

Buceo adaptado

Libertad bajo el agua


Foto: Ana Stutz
Jóvenes y adultos con capacidades diferentes se sumergieron para disfrutar de una jornada cargada de expectativas, superación y mucha emoción. Una ceguera, un autismo, un síndrome de down parecería limitante para ejecutar una inmersión, sin embargo la ingravidez del agua crea un espacio propicio para bucear en la pileta y tener por unos momentos –y bajo estricto control de instructores y compañía de familiares– la indescriptible sensación de libertad que da la flotabilidad bajo el agua.

Para  conocer más de esta historia: Buceo, una experiencia inclusiva para chicos discapacitados

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios