Ciudad

Inclusión

Buceo, una experiencia inclusiva para chicos discapacitados

Chicos de diferentes barrios de la ciudad se sumergieron bajo el agua de la pileta climatizada del Polideportivo 9 de Julio, ubicado en Dorrego al 3300. Se calzaron el traje y lograron el sueño de bucear


Foto: Ana Stutz

El buceo adaptado es una actividad que se viene realizando en Rosario para personas con discapacidad. Federico Schiavone es instructor de buceo y especializado en buceo adaptado. Hace una semana, chicos de diferentes barrios se sumergieron bajo el agua de la pileta climatizada del Polideportivo 9 de Julio, ubicado en Dorrego al 3300: allí se calzaron el equipo y junto a profesores bucearon. La actividad fue organizada, de manera gratuita, por la escuela de buceo Aquadivers Rosario.

La pileta del polideportivo de Dorrego 3339 fue el lugar donde chicos con síndrome de down y discapacidades motrices se enfrentaron con sus debilidades para entrar al agua.

Foto: Ana Stutz

“Las ventajas del buceo adaptado es el aumento de la autoestima de la persona que lo practica. Hay algunos casos de chicos que pueden ser buzos y otros que no. Estas jornadas en pileta apuntan a adolescentes y adultos por el peso del equipo”, especificó Schiavone.

El instructor de buceo explicó que cualquier persona con algún tipo de discapacidad, estando en un ambiente sin gravedad, puede realizar esta tarea que en otro ambiente no podrían.

“Recibimos a cada joven que ingresa al agua. Le enseñamos a respirar y después a bucear. No es un curso de capacitación. Algunos chicos van respirando por sus propios medios y en otros tomamos precauciones”, remarcó Federico.

Foto: Ana Stutz

En la pileta del polideportivo 9 de Julio, más de 25 chicos de zona sur, centro y Villa Gobernador Gálvez disfrutaron con cuerpo y alma de la actividad. “Todos se animan y salen muy contentos. Lo disfrutan mucho. Es un desafío importante el que consiguen porque muchos logran controlar la situación”, detalló el instructor.

Y siguió: “El ambiente acuático e ingrávido ayuda a que los chicos dejen de estar atados a una silla de ruedas, a muletas o a algún dispositivo que lo ayude a trasladarse”.

Al finalizar la actividad, cada chico recibió un certificado por haber participado del encuentro.

Schiavone explicó que la actividad es muy sencilla y la puede hacer cualquier persona que se anime. “Estamos gestionando una próxima jornada para julio próximo”, concluyó.

La ordenanza

El concejal Aldo Pedro Poy, del Partido Demócrata Progresista (PDP), promovió una ordenanza por la que se crea el Programa de Buceo Adaptado que se desarrollará en piletas municipales. En la normativa se determina que la “Subsecretaría de Deportes celebrará convenios con las distintas escuelas de buceo de nuestra ciudad, o con quienes crea conveniente, a los fines de capacitar y formar docentes de educación física especializados en personas con discapacidad”.

Se destaca en los considerandos al buceo adaptado como “el conjunto de actividades subacuáticas que realizan las personas con discapacidades físicas, mentales o sensoriales” y acota que “para las personas con limitaciones físicas esta práctica suma un beneficio adicional, como es darle un sentido de libertad e independencia que se experimenta en el agua”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios