Edición Impresa, Mundo

Elección histórica

Khan, laborista y musulmán, será alcalde de Londres

Se trata del primer musulmán en ser elegido alcalde en una capital europea. Venció al candidato Goldsmith.


El laborista Sadiq Khan se convirtió ayer en el primer musulmán en ser elegido alcalde de Londres, y de cualquier gran capital europea, según anunció ayer el Partido Laborista británico y la cadena de televisión Sky News.

En medio de un lento recuento de votos y a falta de los resultados definitivos, las victoria de Khan parecía en la últimas horas de ayer ya consumada al liderar con holgura el escrutinio, según informaba la cadena de Sky News, mientras las principales lideres laboristas a la vez comenzaron a felicitar públicamente a Khan.

Sadiq Khan, de 45 años, hijo de un conductor de colectivos paquistaní, se impuso tras una dura campaña repleta de acusaciones mutuas al conservador Zac Goldsmith, cuyo perfil –hijo de un multimillonario y casado con una heredera de la aristocrática familia de origen judeoalemán Rotschild– estaba en las antípodas.

“¡Felicidades Sadiq Khan! ¡Estoy impaciente por trabajar contigo para crear un Londres más justo con todos!”, escribió el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, en la red social Twitter.

La elección de Khan fue la mejor noticia para el líder laborista Jeremy Corbyn, quien afrontó su primera gran prueba electoral bajo la atenta mirada de sus críticos del partido.

También felicitaron al flamante alcalde londinense, desde Nueva York, Bill de Blasio, y la alcaldesa de París, Anne Hildago.

Durante la campaña, los conservadores, y sobre todo el primer ministro David Cameron, trataron de identificar a Khan con los extremistas musulmanes, una estrategia que se volvió en su contra.

El alcalde de Londres, una ciudad con 9,8 millones de habitantes en su área urbana –13,8 millones contando el área metropolitana–, tiene competencias sobre transporte, medio ambiente, vivienda y urbanismo, y está supervisado por la Asamblea.

Además de las elecciones en Londres, ayer se celebraron comicios municipales en 124 municipios ingleses y elecciones autonómicas en Gales, Irlanda del Norte y Escocia.

Escocia: laborismo derrotado y nacionalistas sin la mayoría

El Partido Nacional Escocés (SNP) consiguió el tercer triunfo consecutivo en las elecciones celebradas ayer en Escocia, pero perdió la mayoría absoluta de la que disfrutaba desde hace cinco años en el Parlamento. El SNP formará un gobierno en minoría y entablará conversaciones puntuales con otras fuerzas políticas, para sacar adelante sus proyectos en las votaciones. “Trataremos de persuadir, no de dividir”, declaró su líder, la ministra principal Nicola Sturgeon.

La otra cara de la moneda fue la debacle sufrida por el Partido Laborista. Su campaña atacando al SNP desde la izquierda, y promoviendo la línea dura de Jeremy Corbyn de subir los impuestos para mejorar los servicios públicos, no funcionó.

La actitud ambigua con respecto a la independencia y a un nuevo referendum también parece haberlo perjudicado. El resultado fue el hundimiento de los laboristas en Escocia, que durante mucho tiempo fue su territorio tradicional y sin cuya recuperación es prácticamente imposible que puedan volver a ganar elecciones generales en el Reino Unido.

Los tories escoceses obtuvieron en cambio un triunfo inesperado. Con escaños arrebatados a laboristas y al SNP, son ahora segunda fuerza política en Escocia, con Ruth Davidson, una joven llena de energía y carisma.

Comentarios