Política

Rumbo a 2019

Joaquín Blanco: “Hay miedo de enfrentar a Lifschitz”

El diputado provincial del Partido Socialista cuestionó al peronista Perotti y al radical macrista Corral de oponerse a la reforma constitucional porque “están nerviosos” ante la posibilidad de competir por la gobernación con el actual mandatario santafesino


El proyecto de reformar la Constitución provincial que impulsa el gobierno de Santa Fe sigue despertando opiniones dispares en la provincia, aunque el Partido Socialista confía en que habrá consenso para avanzar y estima que el proceso podría terminar en noviembre próximo.

La posibilidad de incluir una modificación que permita la reelección del gobernador es el punto más polémico y de lo que suceda dependerá la estrategia del PS en 2019, ya que Miguel Lifschitz podría buscar un segundo mandato o lanzarse a nivel nacional, en el marco de la construcción progresista que impulsa junto a otros referentes del espacio.

En ese sentido, el diputado provincial del PS Joaquín Blanco apuntó al peronista Omar Perotti y al radical macrista José Corral, a quienes acusó de oponerse a la reforma por tener “miedo de enfrentarse con Lifschitz” el año que viene.

“Miguel definió ir por la reforma constitucional. Fue el principal entusiasta y planteó la reforma en 2016, lo debatió con todo el ámbito político, el académico y las organizaciones sociales, y hay un consenso en Santa Fe sobre la necesidad de la reforma”, señaló el legislador en declaraciones a NA.

Según expresó, la idea del gobernador es avanzar con la reforma, pero “la reelección no puede ser un obstáculo”, por lo que esperan que sea la Asamblea Constituyente el ámbito en el que finalmente se defina si habrá posibilidad de un segundo mandato para Lifschitz.

“Si la Asamblea Constituyente considera que el gobernador actual tiene el derecho a aspirar por un segundo mandato será voluntad de la Asamblea Constituyente y eso definirá nuestra estrategia electoral en 2019”, subrayó Blanco.

Para llegar a la Asamblea Constituyente, primero Lifschitz debe mandar un mensaje del Ejecutivo a la Legislatura provincial con los aspectos de la carta magna que se quieren reformar, algo que se espera dentro del primer semestre del año.

Luego, se requieren los dos tercios de ambas Cámaras para aprobar el llamado a elecciones de los convencionales constituyentes, que posteriormente conformarían la Asamblea, con mandato para hacer modificaciones.

De acuerdo con los cálculos del gobierno provincial, el proceso de reforma podría finalizar entre finales de noviembre y principios de diciembre próximo.

“Si hay un consenso maduro de la política y la sociedad para que Lifschitz pueda aspirar a una reelección se definirá en la Asamblea Constituyente y a partir de ahí, que tendrá que ser finales de noviembre, vamos a tener una foto sobre si Lifschitz puede o no puede ir por la gobernación”, indicó el diputado santafesino.

Y agregó: “En el mientras tanto, trabajamos intensamente para que surja la reforma y seguimos recorriendo el país y hablando con dirigentes porque creemos que, más allá de si Miguel es o no es candidato a algo nacional, tiene que haber una expresión a nivel nacional en 2019 del progresismo”.

Al ser consultado sobre las distintas posturas de la oposición en la provincia, Blanco afirmó que los dirigentes que quieren competir por la gobernación, como Corral y Perotti, “están nerviosos”.

“Uno escucha y ve que hay buena voluntad para discutir y hay aportes, hay miradas, pero vemos que están nerviosos algunos dirigentes que quieren ser gobernador en el 2019 y tienen miedo de enfrentarse con Lifschitz”, subrayó el diputado provincial.

A su entender, “esos dirigentes son los que ponen cualquier excusa, algunas realmente muy infantiles, y dicen que no hay que discutir la reforma constitucional en este momento”, más allá que dentro de sus partidos otros referentes “sí quieren la reforma, inclusive están planteando la reforma con reelección”.

“Lo vemos a José Corral, que ha quedado muy solo dentro del radicalismo en el esquema de Cambiemos y Perotti que representa más los 90, más asociado a las gestiones de (Carlos) Reutemann, de (Jorge) Obeid, al menemismo, que pasó por el duhaldismo, por el kirchnerismo, que después negó el kirchnerismo… Son personas que tienen un perfil público alto, pero que dentro de sus estructuras partidarias representan a sectores minoritarios, pero por su voluntad individual de querer ser gobernador en 2019 son las voces disonantes dentro de lo que se está discutiendo la reforma”, expresó Blanco.

Y agregó: “Nosotros les decimos que si no hay consenso mayoritario por la reelección no hay ningún problema, queremos avanzar igual por la reforma y esa es la discusión que no encuentra argumentos, porque en definitiva lo que están diciendo es que tiene miedo que la gente vote a sus constitucionales”.

Además de la reelección, se plantea permitir la autonomía municipal, reformar la Justicia, el consejo de la Magistratura, duración de mandatos, medio ambiente, derechos de cuarta generación, consultas populares, participación ciudadana y posibilidades de referendum, entre otros conceptos.

Si te gustó esta nota, compartila