El Hincha

Memoria, Verdad y Justicia

Nunca Más: el fútbol rosarino no olvida

Se presentó en Rosario la Coordinadora de Hinchas por los Derechos Humanos del Fútbol Argentino. En Capital Federal fueron 15 instituciones que se movilizaron


Hinchas de Central, Newell’s, Central Córdoba y Argentino se juntaron en el medio de la Plaza San Martín y se fundieron en un abrazo. Detrás de la bandera que rezaba el nombre de la Coordinadora de Hinchas por los Derechos Humanos, también figuraban camisetas de River y de Sarmiento de Junín.

Las calles cercanas a Santa Fe y Dorrego comenzaron a llenarse desde temprano. Agrupaciones políticas, sociales, sindicales, centros culturales y de estudiantes, y muchos rosarinos que quisieron decir presente en un día donde nadie quiere mirar hacia otro lado.

Entre esa marea de gente, camisetas de fútbol se mezclaron con los pañuelos de las Madres y las Abuelas. También con la banderas que llevan los rostros de aquellos que ya no están, y con las lágrimas que no dejan de exigir Memoria, Verdad y Justicia.

En medio de las movilizaciones que se llevaron a cabo por el Día de la Memoria en todo el país, se presentó oficialmente la Coordinadora de Hinchas por los Derechos Humanos del Fútbol Argentino. Se realizó en Rosario y en Buenos Aires. También en Córdoba estuvieron presentes integrantes del espacio.

“Nos pareció importante en el Día Nacional de la Memoria representar al club”, afirmó Julio Rodríguez, hincha y socio del Charrúa. Del espacio los invitaron a participar Santiago Garat y Tomás Labrador (representantes de Central y militantes de Hijos Rosario).

“El fútbol es una herramienta importante para marcar el camino. No nos olvidemos, hay que tener memoria y seguir luchando por la justicia”, declaró Mauricio Micheloud, integrante del departamento de Cultura de Newell’s, que también dijo presente.

La Coordinadora está integrada por socios y simpatizantes de distintos clubes de diferentes categorías, que buscan contribuir a través del deporte a la pelea por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

“Puede resultar un instrumento eficaz para generar conciencia sobre qué cosas no deben ocurrir nunca más”, afirmaron en el texto inaugural.

El espacio surgió hace unos meses. A raíz de la presentación en el club Defensores del libro “Los desaparecidos de Racing”, de Julián Scher. Algunos de los presentes, hinchas de distintos clubes, comenzaron a idearlo. Incluso, existían clubes que ya contaban en sus instituciones con subcomisiones o secretarías de Derechos Humanos. Entre ellos se pusieron en contacto y decidieron que era momento de unir fuerzas y trabajar en conjunto.

Argentinos, Banfield, Defensores de Belgrano, Ferro, Lanús, Racing, Central y San Lorenzo fueron las instituciones que tuvieron representación en la reunión fundacional que se realizó en la Casa de la Cultura Sanlorencista.

Luego se fueron sumando más. Ya se realizaron tres reuniones, una de ellas tuvo lugar en Central. También hubo participación oficial de Newell’s.

Desde la Coordinadora comentaron los objetivos principales que buscan alcanzar y difundir: “contribuir a la pelea por Memoria, Verdad y Justicia con este juego como herramienta y promocionar, defender y difundir los Derechos Humanos entendidos como un conjunto de condiciones absolutamente necesarias para que las personas podamos vivir con dignidad”.

El fútbol es uno de los deportes más populares de nuestro país y así lo interpretan desde el espacio, como parte de la identidad de cada uno. Pero también como una víctima más del golpe de Estado que se llevó a cabo entre 1976 y 1983.

“Nuestros clubes fueron también víctimas del plan sistemático de exterminio ejecutado por la última dictadura cívico-militar desde el momento en que tenemos certeza de que tienen socios –o sea, miembros legítimos y legales- detenidos-desaparecidos”, declararon.

Así, todos unidos, sin distinguir colores de camisetas, hinchas de diversos clubes se agruparon con un objetivo en común: gritar todos juntos Nunca Más. Para “armar un equipo que juegue de memoria, con la verdad en los pies y la justicia en el corazón”.

Si te gustó esta nota, compartila