Política

Blindaje mediático

Un relato de transparencia difícil de sostener para Macri

Julián Maradeo, autor de “Radiografía de la corrupción PRO” junto a Ignacio Damiani, dijo que la Justicia blinda al oficialismo. El libro revela cómo el macrismo replica a nivel nacional el sistema de negocios que utilizó en Buenos Aires


“Juro por Dios, nuestro Señor y estos Santos Evangelios desempeñar con lealtad y honestidad el cargo de presidente de la Nación Argentina y observar y hacer observar con fidelidad la Constitución. Si yo no lo hiciere, que Dios y la Patria me lo demanden”. Con esa frase Mauricio Macri sorprendió en su asunción como presidente, al cambiar la palabra protocolar “patriotismo” por “honestidad”, aprovechando las denuncias por corrupción del gobierno de Cristina Kirchner. Pero sólo un blindaje mediático fenomenal puede sostener el discurso de la transparencia.

Julián Maradeo es, junto con Ignacio Damiani, el autor del libro Radiografía de la corrupción PRO, en el cual desnuda con datos y testimonios la verdadera identidad del hoy oficialismo, desde que comenzó a gestarse tras la crisis de 2001, presentándose como nuevo y transparente.

“Macri supo leer la crisis de 2001, con la ruptura de la relación entre la sociedad y la clase política. A partir de ahí dio forma a algo que presentaron como nuevo, alejado de la corrupción de los partidos tradicionales”, comenzó relatando Maradeo.

El autor señaló a El Ciudadano que el blindaje acordado con los dueños de los medios, ya sea por negocios o coincidencia ideológica, fue fundamental para que los casos de corrupción durante la administración de Macri en la ciudad de Buenos Aires no llegaran a la opinión pública nacional. También apuntó a la Justicia, sobre la que el PRO “efectuó una presión eficaz”.

Maradeo señaló dos ejes fundamentales para entender el entramado de corrupción en la ciudad de Buenos Aires: la obra pública y el endeudamiento.

Sobre la primera, señaló que el macrismo fue innovador: “Ampliando los plazos predeterminados para cada obra y aumentando el presupuesto para la misma, llegaron a duplicar los precios. Siempre con empresas vinculadas a personas íntimamente relacionadas con Macri, como Nicolás Caputo y Ángelo Calcaterra”.

En tanto, indicó que hubo deuda tomada por la ciudad de Buenos Aires que no fue utilizada para las obras previstas y terminó en letras y plazos fijos, “con intermediarios que se quedaron con su tajada”.

 

La mano del Tano

Para sostener el discurso, además de la complicidad de los medios, también se necesita de la Justicia. Ahí es donde aparece la mano de Daniel Tano Angelici. “El macrismo efectuó una presión eficaz sobre la Justicia. El Tano Angelici es una de las principales puertas de Macri a la Justicia porteña y a la Justicia Federal”, dijo el periodista platense, quien también escribió la biografía no autorizada del presidente de Boca Juniors.

“Es preocupante el apuro que ha tenido la Justicia por cerrar las causas sensibles vinculadas a dinero de Macri y funcionarios del gobierno cuyo origen o destino no termina de quedar claro. Es un punto flojo del gobierno, que discursivamente le cuesta un montón sostenerlo”, manifestó.

Maradeo consideró que esa protección judicial puede terminar cuando Macri deje el poder: “La Justicia federal acumula expedientes. Algunos jueces tienen causas guardadas a modo de defensa para activarlas cuando los tiempos políticos cambien”.

Algo similar opina sobre los grandes medios de comunicación, hoy afines al macrismo: “La historia argentina demostró que el gobierno puede perder la protección mediática, pero esto se va a ir produciendo a medida que se modifique el humor social”.

Si te gustó esta nota, compartila