Espectáculos

Intervenciones y una muestra fija

Homenaje imprescindible a la artista Graciela Sacco

El 20 de agosto se cumplirían 62 años del nacimiento de quien falleció en noviembre último. Para mantener vivo su legado, la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad organizó una muestra planteada en dos aspectos que buscan en conjunto resaltar la dimensión múltiple de su trabajo.


Foto: Juan José García.

El próximo 20 de agosto se cumplirían 62 años del nacimiento de la artista Graciela Sacco, quien falleció en noviembre último. Para mantener vivo su legado, la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad organizó una muestra planteada en dos aspectos que buscan en conjunto resaltar la dimensión múltiple de su trabajo. Buscando plasmar la pasión de la artista por el arte y por Rosario, la acción cultural se desarrolló este miércoles en dos niveles: una intervención urbana que por su carácter intrínseco representa un acto efímero, y una muestra fija en donde se exhiben maquetas, obras inconclusas, últimas producciones y obra inédita. Esta última, denominada Mágico Primitiva. Graciela Sacco y Rosario se podrá visitar hasta el 7 de octubre en las galerías del Centro Cultural Parque España (Sarmiento y el río).

Foto: Gustavo Villordo / Sec. Cultura de Rosario.

El Ciudadano se sumó por la tarde al recorrido de lo que se dio en llamar Territorio Sacco, una suerte de cartografía artística de la ciudad, significada por una serie de intervenciones en el espacio público que buscaron restituir las “interferencias urbanas” como Sacco las llamaba, generando un nuevo itinerario, propio y singular, de la ciudad. Pero también, el recorrido por una serie de espacios donde se encuentran obras diseñadas por Sacco para espacios públicos de la ciudad.

Pasadas las 16 de este miércoles, el recorrido comenzó en la Facultad de Humanidades y Artes donde pudo verse la restauración y puesta en valor de la obra de la serie Sombras del Sur y del Norte: El incendio y las vísperas, un dispositivo artístico instalado en el ala nueva de dicha facultad donde se pudo apreciar la obra, una instalación de vidrio que se expresa con luces y  sombras proyectadas sobre una pared. Asimismo, el frente antiguo del edifico sobre calle Entre Ríos estuvo intervenido con afiches de la obra Quien fue de la serie Bocanada.

Este mismo trabajo, el referido Bocanada, es el que se expresó en el ingreso a la Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto donde continuó el recorrido que estuvo acompañado por los hijos de Graciela y representantes de la Secretaria de Cultura y Educación municipal junto a periodistas. Ellos contaron anécdotas sobre los trabajos de su madre. La referencia de alguien que se fue reciente y sorpresivamente era inevitable.

Foto: Gustavo Villordo / Sec. Cultura de Rosario.

“Es una muestra más personal como en crudo que se acerca más a la piel de mi madre, y es en Rosario, que era su ciudad, donde ella creó prácticamente todas sus obras, más allá de su trabajo en el exterior”, dijo Marcos Garavelli, hijo de Graciela, que vino especialmente desde Madrid junto a su hermana Clara, quien vive en Londres.

“Es algo que quizás pase en general con los artistas porque nos quedan sus obras”, dijo Garavelli en relación con la pregnancia de cierta presencia de Graciela, más allá de su ausencia física. Y completó: “Mi madre, en un principio, no tenía reconocimiento en Rosario, pero su carrera dio un cambio en 1996 cuando fue seleccionada para representar a la Argentina en la Bienal de San Pablo; desde ese momento, inicia una carrera internacional, saltando, prácticamente, por encima de Buenos Aires”.

Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.
Foto: Juan José García.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios