Edición Impresa, País, Por la web

Norte argentino

Hallan una joya arqueológica

Un asentamiento con elementos que pertenecen a la cultura de las Mercedes fue descubierto en el departamento.  


Un asentamiento arqueológico con elementos que pertenecen a la cultura de las Mercedes, una de las más antiguas de la llanura chaco santiagueña, fue descubierto por un equipo de científicos en el paraje Para Yacu, departamento Quebrachos, Santiago del Estero.

Continuando una investigación de Amalia Martínez Gramajo, un equipo científico realizó excavaciones en Para Yacú encontrando pinturas rupestres, piezas de cerámicas y collares de caracoles, entre otros elementos que pertenecen a la cultura precolombina, que habitó la zona entre los añós 400 a.C. y 700 d.C..

“Este es un estudio muy preliminar, hay que esperar que el material se procese y podremos tener datos precisos y poder asociar unos con otros y de esta manera poder inferir cuáles eran las actividades de estas personas que habitaron esta región”, explicó Diego Catriel, investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Indes y docente en la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

“Aparecieron cuentas de collares de caracol posiblemente terrestres, pigmentos que pueden haber sido preparados para pintar”, agregó.

Además de Catriel, el equipo de trabajo estuvo compuesto por el director general de Patrimonio Cultural Alejandro Yocca, el geólogo Juan Cruz Tasso, entre otros especialistas en la materia, con el respaldo del intendente de Sumampa, Marcelo Bernasconi.

“Se nota la presencia de animales en el sector, tales como la cueva de una vizcacha, cuyo esqueleto articulado fue extraído desde la cuadrícula; también encontramos montículos de una excavación anterior hechas sin ningún tipo de rigor científico, seguramente por un aficionado”, explicó el investigador. Y agregó: “Estas cosas alteran la ubicación de los objetos arqueológicos, además de que se pueden llevar cosas importantes desde lo científico destruyen el resto; por ejemplo en ese montículo que dejó alguien que cavó con una pala se encontró el hueso de un camélido que no hay este tipo de animales en las sierras de Ramírez de Velasco, y este tenía una fractura helicoidal que significa que estaba fresco, cuando lo rompieron para sacarle el tuétano; podemos inferir que los habitantes prehispánicos de estas zonas se alimentaban con camélidos”.

Luego el especialista del Indes comentó: “Lo importante es que estamos haciendo aportes desde la Estratigrafía (parte de la Geología que estudia la disposición y las características de las rocas sedimentarias y los estratos, la evidencia que hay son cerámica del estilo de las Mercedes) que puede aportar datos temporales y de conservación de materiales”.

“La gran importancia de este trabajo que recién comienza, y que busca darle continuidad al realizado por Martínez Gramajo y otros que documentaron estos hallazgos y registraron los lugares”, explicó.

Si te gustó esta nota, compartila