Edición Impresa, El Hincha

Otra vez Rosario

El Rallycross desembarca en el Fangio

Entre hoy y el domingo la ciudad será epicentro de la definición de la temporada de una categoría llena de emoción.


Otra vez la adrenalina en su máxima expresión. Otra vez el deporte que elige a Rosario. Otra vez la ciudad en los ojos del mundo. Otra vez el automovilismo en la Cuna de la Bandera. Como hace un año, nuevamente el Campeonato Mundial de Rallycross coronará su temporada en el autódromo “Juan Manuel Fangio”. Será este fin de semana, cuando entre hoy y el domingo los mejores pilotos del mundo en autos que derrapan sobre tierra y aceleran a fondo en el asfalto dejen su huella ante miles de espectadores que llegarán al circuito y frente a millones que seguirán las alternativas por la televisión, que llegará a los cinco continentes.

Esta vez, a diferencia de 2015, en Rosario no habrá pelea por el título, pues el sueco Mattias Ekstrom ya logró la corona de manera anticipada; aunque se espera una pelea incesante para saber qué equipo obtendrá el campeonato. Y ahí estarán en pugna el EKS (integrado por Mattias Ekstrom y Topi Heikkinen) y el Team Peugeot-Hansen (que conforman Timmy Hansen y Sebastien Loeb). El EKS le lleva 17 puntos de ventaja a su rival cuando hay 56 en juego en Rosario, por lo que la acción será apasionante durante las cuatro sesiones clasificatorias del evento, semifinal y final.

El Rallycross es un campeonato del mundo que está cumpliendo su tercer año y que ha despertado un gran interés en el público amante del deporte motor. Es más, su nivel de audiencia es cada vez mayor y le compite palmo a palmo a la Fórmula Uno.

Esta categoría de autos corre sobre una pista que mezcla una superficie de asfalto y otra de tierra. Además, como para equiparar, existe una joker lap (vuelta comodín): es un sector del trazado de tierra en donde los pilotos deben ingresar una vez al menos en cada carrera y que hace entre 2 y 3 segundos más lento el giro.

Los autos tienen impulsores de más de 600 caballos de fuerza, por lo que es apasionante la largada. Allí, cuando se enciende el semáforo verde, la potencia de los motores es exigida al máximo y llegan de 0 a 100 kilómetros en apenas 2 segundos. Por eso, la emoción está más que asegurada.

En 2015 Rosario coronó al noruego Petter Solberg como campeón. En esta ocasión, quienes vayan al “Juan Manuel Fangio” no sólo podrán ver en acción a este piloto histórico del rally, sino que se podrán deleitar con el ‘rey’ del rally: Sebastien Loeb. El francés, multicampeón de rally, está haciendo sus primeras armas en el Rallycross y será el gran protagonista el fin de semana debido a su feeling con el público argentino.

Día a día

Ya el movimiento en el autódromo rosarino se ve hora a hora. Y se irá intensificando desde hoy cuando se realice el sorteo para la largada de la primera clasificación y los autos podrán testear un tramo del circuito.

Ya mañana se verá acción plena. A partir de las 8 se abren las puertas para el ingreso al público, que una hora más tarde verá a las figuras mundialistas junto a sus Supercars acelerar sobre la pista mixta, en lo que será la práctica libre.

El plato fuerte del día será a las 11.30 con la Qualy 1 y continuamente la Qualy 2. Pero las emociones no cesarán, ya que el Campeonato Argentino de Rallycross, que también estará presente en Rosario, disputará su práctica libre a las 14.30 y luego de manera seguida las primeras dos tandas clasificatorias.

En tanto, el domingo las puertas se abrirán a las 8 y a partir de las 9.45 se iniciará el calentamiento de los vehículos hasta las 16, momento en que será el podio para coronar a los ganadores, la acción no frenará nunca. Tras la ceremonia de premiación, los autos del CARX argentino disputarán las últimas dos clasificaciones, semifinales y final de la fecha, cerrando un fin de semana espectacular que dejará repletos de adrenalina a todos los presentes.

Rosario estará nuevamente en los ojos del mundo del deporte. Esta vez con la adrenalina del mejor automovilismo del mundo. Sólo es cuestión de esperar que se encienda el semáforo. Y disfrutar…

Comentarios