Mundo

Todo el peso del Estado contra una chica

Comenzó juicio contra adolescente palestina Ahed Tamimi

Le balearon a un primo y fue filmada aboteando soldados de ocupación israelíes; se convirtió en un icono de resistencia internacional. La derecha israelí la acusa de terrorista pese a que tiene 17 años. Juez militar ordenó que la audiencia sea a puertas cerradas.


Ahed Tamimi llegó al tribunal militar esposada y en traje de presidiaria. Foto: Reuters.

El juicio contra la adolescente Ahed Tamimi, la chica convertida en un símbolo de la lucha contra la ocupación israelí luego de la difusión de un vídeo en el que abofetea y les da puntapiés a soldados, comenzó este martes ante un tribunal militar Israel, en un polémico proceso judicial que suscitó el rechazo de diversos sectores locales e internacionales; mientras que los sectores conservadores de Israel pidieron que la chica sea castigada con todo el peso de la ley y la calificaron de “terrorista”.

Apenas iniciada la audiencia, el juez decidió, alegando que Tamimi era menor, que el juicio se celebre a puerta cerrada y ordenó la salida de los periodistas y diplomáticos presentes, pese al pedido de la defensa de que en la sesión estuviera presente la prensa.

Sólo autorizó la presencia de la familia en este juicio, celebrado en el tribunal militar de Ofer, en Cisjordania ocupada.

La audiencia de hoy fue breve; Tamimi llegó con traje de presidiaria y con manos y pies esposadas. El caso seguirá en marzo, indicaron medios internacionales.

Ahed Tamimi cumplió 17 años estando en prisión; fue detenida en diciembre pasado tras la difusión de un video en el que pega a soldados israelíes en su pueblo de Nabi Saleh, en la Cisjordania ocupada.

En el video los soldados permanecen impasibles frente a una agresión que se asemeja más a un gesto de indignación o una provocación que a una intención de lastimar.

La madre de Ahed Tamimi, Nariman, y su prima Nur, a las que se les ve en el video, también serán juzgadas.

El video se grabó el 15 de diciembre en Nabi Saleh, delante del domicilio de la familia Tamimi, en el contexto de las protestas palestinas casi cotidianas contra la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Quienes apoyan a Tamimi aducen que el incidente se produjo poco después de que la chica descubriera que las tropas israelíes habían herido gravemente a su primo de 15 años de un disparo con una posta de goma en la cabeza, durante un enfrentamiento con piedras.

Arrestada durante la madrugada, y presa desde entonces –la Justicia le negó una fianza–, Tamimi podría pasar años en prisión por lo que la acusación considera fue un delito penal. La chica enfrenta 12 acusaciones, algunas que datan de 2016.

Tamimi es nativa de la aldea de Nabi Saleh, donde son habituales las manifestaciones de cientos de habitantes, que a menudo terminan a piedrazos. Desde que era una pequeña niña se convirtió en un icono internacional contra el movimiento anti ocupación. Grupos y ONG de derechos humanos pidieron que sea liberada inmediatamente.

“Ella no es una pequeña niña, es una terrorista”, dijo el ministro de Cultura, Miri Regev, antes de que comenzara el juicio. “Ya es hora de que entiendan que la gente como ella debe estar presa; no debe permitirse la incitación al racismo y la subversión contra el estado de Israel”, dijo el funcionario.

Bassem, el padre de la chica, dijo este martes que llegó al juicio “sin buenas expectativas, ya que se trata de una corte militar que es parte de la ocupación militar israelí”, reprodujo el diario The Guardian.

Si te gustó esta nota, compartila