Mundo

la melena rubia que da vueltas al mundo

Israel prorroga prisión de adolescente que se convirtió en ícono de resistencia palestina

Este jueves, por tercera vez en la semana, el tribunal resolvió que la adolescente Ahed Tamini permanezca detenida durante cinco días más junto a su madre, Narinam –sospechada de incitación por filmar el incidente y publicarlo en la red social Facebook–, a pedido de la Fiscalía, mientras se prepara una imputación.


Por tercera vez, y medio de una ola de repudio, un tribunal militar israelí extendió la detención de Ahed Tamimi, la joven de 16 años que se convirtió en el rostro viral de las protestas palestinas contra la ocupación israelí. El juez militar Haim Balilty argumentó que aunque Ahed no constituye ningún peligro para Israel, “no está colaborando con la investigación”.

Ahed fue detenida en la madrugada del 19 de diciembre en su domicilio, en el pueblo de Nabi Saleh, al norte de Ramala, por soldados israelíes. Poco después también fueron detenidas su madre y una de sus primas. Las tres aparecían en un video grabado el 15 de diciembre en el se las veía abofeteando e insultando a dos soldados israelíes en el patio de su casa.

Este jueves, por tercera vez en la semana, el tribunal resolvió que la adolescente permanezca detenida durante cinco días más junto a su madre, Narinam –sospechada de incitación por filmar el incidente y publicarlo en la red social Facebook–, a pedido de la Fiscalía, mientras se prepara una imputación. Se trata de una resolución que por su arbitrariedad y difusos argumentos provocó repudio tanto en sectores de Israel como en todo el mundo, y se está volviendo un dolor de cabeza para el gobierno, según publicó el diario Haaretz.

Las autoridades militares expresaron en un comunicado que el oficial “actuó profesionalmente”, pero los sectores más conservadores tacharon la conducta del oficial como humillante, según la agencia Reuters.

El pelo enrulado y rubio le da a Ahed un semblante singular al enfrentarse con los soldados. Su familia grabó las imágenes que ya vieron millones de personas a través de YouTube, y la chica, de una familia conocida por su activismo político, se convirtió en el nuevo icono de la resistencia contra la ocupación.

Los incidentes se intensificaron durante las protestas contra la declaración de Jerusalén como capital de Israel, hecha por Trump el 6 de diciembre. Desde entonces, una decena de palestinos perdió la vida en los desiguales enfrentamientos con los soldados en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Ahed explicó al juez militar que una hora antes del video en el que aparece golpeando a los dos soldados, los dos uniformados habían disparado contra un primo suyo, Muhammad Tamimi, una bala de goma que le impactó en la cara. Muhammad se encuentra sedado en un hospital palestino.

“Vi a los mismos soldados que habían disparado contra mi primo y no pude contenerme”, dijo Ahed al juez militar. En las imágenes se ve con claridad que Ahed es la que más cachetea a los soldados mientras que estos en ningún momento responden a la agresión. En esos momentos los soldados estaban disparando desde el patio de la casa de Ahed contra jóvenes palestinos que les arrojaban piedras.

“La policía de fronteras se comportó con crueldad y violencia [al registrar nuestra casa]”, señaló Bassem Tamimi, padre de Ahed, en referencia al momento de la detención de su hija. “Causaron daños materiales, secuestraron computadoras, celulares, cámaras y otros dispositivos electrónicos. Golpearon a los niños y les quitaron sus teléfonos por la fuerza”.

En un artículo publicado en la edición digital del semanario Newsweek, Bassem explicó cómo se siente al ver su hija detenida:

“La semana pasada se viralizó un video de mi hija de 16 años, Ahed, en la que se la ve resistiendo frente a un soldado israelí que entraba de manera ilegal en el sector oeste de nuestra aldea, Nabi Saleh. El contraste no podría haber sido más claro para que el mundo observe: un soldado fuertemente armado del ejército de ocupación israelí y una joven palestina armada sólo de coraje y un honesto deseo de justicia y libertad. Y por esa razón, ella debió ser castigada por Israel”.

(…)

“Ahed es una chica fuerte e intrépida, y estoy orgulloso de la determinación de mi hija, pero cuando la vi sentarse frente al tribunal militar, me sentí incapaz y sentí miedo por ella. Soy un padre, y todo lo que hago es para proteger a mis hijos y para asegurarme de que ellos puedan vivir libres y felices algún día. Independientemente de lo que yo crea sobre el orgullo y la perseverancia, al final de cuentas soy un padre, y me duele ver a mi hermosa hija en prisión por una corte militar que ve y trata a los palestinos como si fuéramos menos que humanos”.

El presidente palestino, Mahmud Abás, telefoneó el 27 de diciembre a Bassem para animarlo y agradecerle su lucha contra la ocupación. Bassen, que milita en Al Fatah, el partido de Abás, es muy popular en Nabi Saleh porque su familia participa habitualmente en las protestas contra la ocupación.

Según Bassem, que en el pasado fue detenido en nueve ocasiones, su hija Ahed es “fuerte, resistente, cree que la justicia prevalecerá y está dispuesta a combatir la ocupación”. Durante la vista del 27 de diciembre, Bassem, desde el sector reservado al público, intentó tranquilizar a su hija con palabras cálidas pero los soldados lo amenazaron con echarlo de la sala si mantenía esa actitud.

A Ahed la cambiaron de prisión en varias ocasiones desde su detención. Según su abogada, la israelí Gabi Lasky, esto ocurre con frecuencia en Israel. Tampoco le han permitido cambiarse de ropa desde mediados de diciembre. “Lo hacen así para intentar romperle la moral”, dijo la letrada.

Con información de Sputnik, agencia Reuters y diario Haaretz.

10