El Hincha, Rugby

Futuro complejo

Agenda Puma: un semestre plagado de cuarentenas preventivas, viajes y cinco meses fuera de casa

De darse la probable agenda, Los Pumas sumarían 30 días de aislamiento en un total de 5 meses. Cedería la localía ante Gales en Julio, luego viajaría a Oceanía para participar del Championship y regresaría a Europa para la Gira de Noviembre. Una buena organización reduciría la dureza de la logística


El histórico 14 de noviembre de 2020: el primer triunfo de Los Pumas sobre los All Blacks, en el Tres Naciones. Crédito: Prensa UAR.

La buena noticia es que habrá Rugby Championship, la mala es que por segundo año consecutivo Los Pumas no jugarán en tierras albicelestes. Según público el New Zealand Herald la edición 2021 del Cuatro Naciones tendría como sedes a Nueva Zelanda y Australia. Sería un semestre plagado de cuarentenas preventivas, muchos viajes y casi cinco meses fuera de casa.

Hasta el momento en el futuro fixture del Rugby Championship 2021, que saldría a la luz muy pronto, se incluye a Sudáfrica. Los últimos campeones del Mundo no juegan desde la consagración en Japón 2019 y en territorio maorí los esperan con los brazos abiertos. Es más, el test match entre All Blacks y Springboks se jugará en el Eden Park de Auckland, y tendrá una particularidad saliente: será el partido en el que se festejará el centenario del primer duelo entre ambos seleccionados.

Como sucedió en 2020, el Rugby Championship comenzaría con los duelos por la Bledisloe Cup entre All Blacks y Wallabies, el sábado 7 de agosto en Wellington, siete días más tarde jugarían en Melbourne y cerrarían en Auckland el sábado 21 de agosto, esos dos últimos contarían para el Championship.

Tanto All Blacks como Wallabies serían locales ante Springboks y Pumas, pero faltaría conocer las sedes en la que tanto argentinos como sudafricanos serían locales. El certamen finalizaría el 2 o 9 de octubre.

Pumas-Springboks jugaron por última vez el pasado 17 de agosto de 2019: fue triunfo para los sudafricanos. Crédito: VillarPress / Shaun Roy

Cuarentena y viajes

Argentina, en una hipotética agenda, tendrá en julio los partidos con Gales de visitante, quizás un tercer encuentro que podría ser Georgia –era el rival si se jugaba de local, pero hoy podría ser Irlanda-. Luego el Rugby Championship desde agosto hasta principios de octubre. Y para cerrar el 2021, la gira de noviembre por el Viejo Continente, que hasta el momento serían tres test matches, el primero el 6 de noviembre en París ante Francia, le seguirían dos más y quizás hasta un cuarto si hay ofertas.

Ante este panorama Los Pumas podrían tener que hacer una cuarentena en el Reino Unido de diez días para poder jugar ante el Dragón, si es que la Unión Argentina acepta la invitación y llegan a un acuerdo con la Unión galesa en cuanto a los costos. Y quedaría la posibilidad de jugar ante Georgia o Irlanda en Europa, siendo un partido más para que los dirigidos por Mario Ledesma tengan minutos de juego antes del Cuatro Naciones. Y una buena oportunidad para que ingresen divisas a las arcas de la UAR.

Tras estos partidos, para evitar una doble cuarentena, una posibilidad sería que el seleccionado argentino viaje directo de Europa a Oceanía, para hacer el aislamiento en Nueva Zelanda o Australia, entre ambos países estará autorizado el traslado de personas desde el próximo domingo 9 –hecho que hace posible que se dispute también el Súper Rugby TransTasman-, sin tener que realizar aislamiento. Y al cumplir con la normativa el equipo tendría tiempo suficiente para poder prepararse para los partidos que disputaría en el torneo.

Al finalizar la competencia en Oceanía, si Los Pumas vuelven a Argentina deberían estar aislados como mínimo por una semana, y luego al instalarse en Europa para la Gira de Noviembre deberían realizar otra vez el aislamiento preventivo, con lo cual, para evitar tanto tiempo en cuarentena la delegación regresaría directamente al Viejo Continente.

La cuenta que más pesaría en Los Pumas, si en el segundo semestre van a Gales en julio, es estar en Oceanía desde fines de julio hasta principios de octubre y la gira por Europa en noviembre, el plantel sumaría en los cincos meses fuera de casa, un total de ‘un mes en aislamiento preventivo’. Todo un desafío para los jugadores y entrenadores, no serán tiempos fáciles, requerirá de mucha organización y sobre todo, convencimiento de las decisiones que se tomen.

Comentarios