Policiales

Balaceras y muertes

Veinte allanamientos por los hechos de violencia del último fin de semana

La medida tiene lugar tras los siete homicidios que se produjeron durante el fin de semana largo. Buscan desarticular grupos armados que delinquen en los barrios. Las armas de fuego fueron el principal objetivo. Hubo nueve detenidos


La ciudad se despertó este viernes con una veintena de allanamientos en su mayoría en la zona suroeste. La investigación está a cargo del fiscal Gustavo Ponce Asahad y las medidas buscan combatir los hechos de violencia que vienen aconteciendo, especialmente en el último fin de semana donde siete personas fueron asesinadas. Los procedimientos arrojaron la detención de nueve personas, tres de ellas derivadas a la Justicia Federal, se secuestraron armas y gran cantidad de municiones ,celulares, alrededor de 100 mil pesos y casi dos kilos de droga, entre marihuana y cocaína.

Según una fuente fiscal consultada, la investigación se dio con motivo de los homicidios que se produjeron durante el fin de semana largo. Los allanamientos tuvieron como fin combatir los hechos de violencia que acontecieron la última semana, donde 7 personas perdieron la vida y otras resultaron heridas en el marco de enfrentamientos armados que conllevaron la perdida de vida de personas inocentes, explicó. Hubo tareas de campo que derivaron en estas medidas en sectores donde predomina la violencia y crimen organizado, es decir bandas organizadas que se disputan el territorio, utilizan armas de fuego de diversos calibres para apoderarse del territorio y llevar a cabo distintos hechos ilícitos como homicidios, enfrentamientos armados, robos calificados, usurpaciones, explicó la fuente consultada.

Los allanamientos

Leandro Ezequiel O. de 26 años fue detenido en Centeno al 3100, en ese domicilio secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con cargador con 9 cartuchos y 1 con punta hueca.

En Juan José Paso y pasaje Bécquer detuvieron a Dario Javier J., de 38 años con una caja de balas calibre 22 y un handy policial.

En pasaje Lacar al 3200 detuvieron a Mauro Gabriel S. de 20 años, Pablo Daniel L. de 38 años y Camila Yamila S., en el lugar había una pistola calibre 11.25 y cartuchos de diferentes calibres, 6 celulares y una balanza de precisión. En Ombú al 2700 detuvieron a Pedro Fabián L., de 46 años y secuestraron 100 mil pesos y una camioneta alta gama.

En pasaje 1802 entre calle Valparaíso y Avellaneda detuvieron a Daniel Germán F. de 22 años, le secuestraron 164 envoltorios de nylon con cocaína. En Esmeralda al 3900 se secuestró una planta de marihuana, una réplica de arma y algunas municiones, detuvieron a un adolescente que quedó a disposición del juzgado de menores y la Justicia Federal. Mientras que en un edificio de Güemes al 1800 arrestaron a Luis L. de 20 años con 1,8 kilos de marihuana, 3 celulares, una balanza y 6350 pesos.


En pasaje 1112 al 3300 había tres menores de edad. Se notificó a la Dirección de Niñez y fueron puestos a resguardo, luego entregado a sus progenitores. En la propiedad había un revolver calibre 32 y secuestraron: un bafle, dos televisores y 11 bicicletas.


La situación procesal de los detenidos que quedaron a disposición de la justicia provincial será evaluada en los próximos días. En el caso que surja vinculación con algún homicidio la investigación se derivará a la unidad que corresponda, explicó la fuente consultada que además refirió que las distintas unidades fiscales trabajan en coordinación y en continuo contacto.

Los homicidios

El primero de marzo, pasadas las 20, un auto con tres ocupantes llegó hasta pasaje 1801 casi esquina Manantiales. Uno de ellos se bajó y disparó contra Emilse Sosa, de 16 años, y los otros dos balearon a los vecinos. Como consecuencia Sosa y Miguel Ángel Quintana de 50 años murieron y 9 personas resultaron heridas. Unas cinco horas después en Nahuel Huapi al 4800 dos hombres le dispararon en el tórax a Horacio Pino, de 59 años. La víctima es un hombre vinculado a Ariel “Viejo” Cantero. Murió al lunes siguiente.

El sábado 2 de marzo a las 18, mataron a tiros desde un auto a los suegros de Luis “Pollo” Bassi: Eduardo Ciscneros, de 70 años, y Gloria Larrea, de 56. Desde un auto en movimiento sorprendieron a la pareja que tomaba mate. El hombre, un policía retirado de 70 años recibió un tiro en el tórax y su pareja un disparo en la cara. Cuatro horas después en Circunvalación y Cereseto mataron a Matías Gobernatore de 18 años.

El martes a la tarde tres hombres llegaron hasta una casa ubicada en pasaje Guerrico al 3700 y secuestraron a Fabián Eduardo “Pato” Chamorro. Lo encontraron a la madrugada del día siguiente, baleado en un descampado ubicado entre Villa Gobernador Gálvez y Alvear. La víctima, de 53 años, era un trabajador y la hipótesis que manejan los investigadores es que uno de sus hijos apodado bananita, está preso en Coronda junto a quienes fueron sindicados como los matadores de Claudio “Pájaro” Cantero, líder de Los Monos, y en un juicio oral y público resultaron absueltos. “Secuestraron a padre y le pidieron el número de celular del hijo para convencerlo de que atentara contra la vida de Pollo Bassi y Damario, ya que Bananita está preso en el mismo pabellón que ellos”, confió una fuente de la pesquisa. Como no acató la orden, acribillaron a balazos a Pato, quien falleció ese día a la madrugada.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios