Mundo, Ultimas

Uruguay elige

Con complicaciones a causa de las intensas lluvias, Uruguay vota por un presidente que sucederá al actual mandatario, Tabaré Vázquez.

Mujica y Lacalle. Dos estilos distintos se enfrentan en las elecciones presidenciales
Mujíca y Lacalle. Dos estilos distintos se enfrentan en las elecciones presidenciales

El favorito según los sondeos, Mújica y el propio Vázquez -ambos del Frente Amplio- acudieron a emitir sus sufragios en sus sedes electorales correspondientes rodeados de una gran cantidad de simpatizantes.

Las elecciones se celebran entre las 8 y las 19,30, aunque en algunas zonas que demoraron la apertura por las condiciones climáticas podría postergarse el cierre, confirmó Martínez Zimarioff que además confirmó que 38 mesas de votación (de un total de 6.870) fueron trasladadas a lugares de libre acceso para permitir la elección, ya que se encontraban en lugares inundados.
Asimismo, siete helicópteros están afectados al traslado de votantes que se encuentren en zonas complicadas para desplazarse por tierra.

La Dirección Nacional de Meteorología emitió desde esta madrugada un “alerta naranja” a partir de las 18 (las 17 en la Argentina), lo que implica que se esperan fuertes precipitaciones, granizadas, tormentas eléctricas y vientos de entre 75 y 120 kilómetos por hora, factor que podría dificultar los festejos populares que se aguardan para esta noche una vez que se conozca el resultado electoral.

Están habilitados para votar 2.563.397 ciudadanos, que son asistidos por 48.451 funcionarios electorales en medio de un sistema de seguridad del que participan 3.000 policías, la mitad de ellos en Montevideo.

Este es el segundo balotaje de la historia uruguaya -el primero fue en 1999, entre los colorados Jorge Batlle y Luis Hierro -a la postre triunfadores- y los frenteamplistas Tabaré Vázquez y Rodolfo Nin Novoa, quienes lograron finalmente imponerse en los comicios siguientes, los de 2004, en primera vuelta.

El candidato del Partido Nacional, Lacalle, cumplió desde hora temprana los “ritos” que acostumbra observar en jornadas electorales: desayunó con periodistas en su casa, recorrió locales electorales para saludar y agradecer el trabajo de las autoridades de mesa y almorzó con su familia.

Por la tarde, el candidato “blanco” dormirá una siesta y a las 17 acudirá a emitir su voto, tal como es costumbre.

FUENTE: telam.com

Comentarios