Ciudad, Últimas

Investigado

Una joven denunció a un fotógrafo por abusar de ella durante una sesión

La víctima hizó público el hecho a través de Instagram donde contó lo que vivió a mediados de marzo y radicó una denuncia en fiscalía que se encuentra en manos de Ramiro González Raggio

Foto: Sebastián Vargas - Página 12
Fiscal Ramiro González Raggio

Una joven denunció ante la Fiscalía y las redes sociales que un fotógrafo con el que se había contactado para hacer una sesión en su casa terminó tocándola sin su consentimiento. La chica hizo la denuncia tras asesorarse sobre lo sucedido. Contó que fue de gran ayuda el 144 y refirió que lo confrontó por chat y en esas circunstancias la amenazó con hacer públicas sus imágenes si hablaba.

La joven utilizó sus redes para contar lo que vivió el 15 de marzo en su casa. Dijo que este fotógrafo tiene una cuenta de Instagram donde tiene fotos de chicas desnudas. Llegó a él por recomendación de una amiga que tuvo una buena experiencia y vio en su perfil que había otras chicas que conocía, esa situación le dio confianza y decidió hacer una sesión con él.

Quedó pactado que las fotos iban a hacer de ropa interior y de desnudo. Le aclaró que no tenía experiencia porque no es modelo y no conocía la dinámica. El fotógrafo le preguntó si vivía sola y comenzó la sesión, contó.

“Me fue preguntando si me podía tocar la pierna, el pelo, le iba dando indicaciones y en un momento que estaba desnuda, le dijo permiso ¿te puedo tocar?”. Pensando que era una indicación como las anterior la joven asintió y el fotógrafo comenzó a tocarle la cola y se quedó shockeada, relató.

La joven contó que vivió de una forma muy grosera la situación, la manoseaba y se sintió paralizada. Cuando miró por el espejo que tenía en la habitación vio que el pene erecto del hombre salía por arriba del pantalón.

En esas circunstancias y tras un intento de avance sobre ella la joven dijo que no. El hombre se disculpó y dijo “vuelvo a mi lado profesional”, relató la joven que no salía de su estupor.

Su psicóloga fue la llave para entender lo que había vivido y le hizo ver que se trató de un abuso. Entonces empezó a contactar a las chicas que estaban en el Instagram del fotógrafo y la mayoría contó que le insistió con correrse la bombacha o masturbarse. También dio con una chica que tuvo una situación similar a la de ella.

“Te lleva tiempo procesar que está pasando”, dijo. Tanto ella como yo, cuando lo confrontamos, minimiza la situación, que las locas somos nosotras. Me parece una locura que esta persona se maneje así y lo hice público para que no toque una piba nunca mas.

“Me llego a extorsionar diciendo que iba a hacer públicas las fotos, es un abusador de confianza, de poder y es un abusador sexual porque manosea a las pibas. No quiero que toque una piba más en la vida, concluye en el video”.

La denuncia sobre el hecho fue radicada en la Fiscalía. Desde el MPA explicaron que de la declaración surge en principio la comisión de un abuso simple. Desde su rol de fotógrafo se habría aprovechado habría realizado tocamientos a la joven sin su consentimiento, explicaron.

Surge de las manifestaciones de la denunciante que al confrontarlo el denunciado dejó entrever que tenía material de su intimidad y eso también quedó asentado, dijo.

La fuente contó que una persona allegada al fotógrafo aportó aparatos electrónicos y dispositivos de almacenamiento que pertenecen al denunciado que fueron enviados a peritar. Se libraron otras tareas investigativas por orden del fiscal Ramiro González Ragio y si bien se mencionaron otros posibles casos hasta el momento no fueron denunciados, aseguró la fuente.

Comentarios