Ciudad, Últimas

Educación

La ministra Cantero dijo que el tope de aumento en las cuotas de colegios privados es del 22%

Desde Sadop dijeron que los aumentos giran en torno al 27 por ciento, pero la ministra asegura que no trepará el 22 que es lo estipulado en la paritaria salarial


La ministra de Educación Adriana Cantero defendió el aumento de la cuota a los Colegios Privados y sostuvo que el tope del incremento es del 22 por ciento. La ministra salió al cruce de las declaraciones del titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) de Santa Fe, Pedro Bayúgar, que un comunicado rechazó la decisión del gobierno de Omar Perotti de permitir un aumento de hasta el 27% en las cuotas mensuales de los colegios privados de la provincia. La discusión gira en torno a un fondo que envía Nación a los docentes que suma el 27 por ciento el incremento salarial que no debería tenerse en cuenta a la hora de la suba de las cuotas que se hace en relación a la paritaria. La ministra asegura que el tope para las cuotas es del 22 por ciento.

“El Ministerio de Educación apuesta a la inflación”, explicaron desde Sadop  y dijeron que el incremento se sustenta en el aumento de los salarios de los docentes” fijado a inicio de mes en un 46% a pagarse en cuatro tramos. Y recordaron que el aumento salarial para marzo será del 22%, por debajo del 27% fijado para las cuotas escolares, al tiempo que remarcaron la inconveniencia de tomar esta readecuación salarial como base cuando “el 95% de los establecimientos educativos perciben subsidios del Estado” para pagarlos.

Y destacaron que el Servicio Provincial de Enseñanza Privada (SPEP) “autorizó el incremento (…) aún antes de que dicho salario de marzo sea percibido por los docentes, lo cual demuestra que nada tiene que ver el incremento de las cuotas con el salario docente acordado”.

“No hay razón alguna para relacionar el incremento de las cuotas con la suba del salario, ya que éste (al estar subsidiado por el Estado) no incide en la economía de las empresas propietarias de los establecimientos educativos”.

“Los legisladores, los funcionarios del gobierno y los actores de la sociedad civil deberían levantar su voz para que el Ministerio de Educación deje de proteger a los propietarios de las escuelas privadas, y se ponga a tono con los reclamos de la población en general y de las buenas intenciones del gobierno”, sostuvieron.

Comentarios