Ciudad, Edición Impresa

Una academia de taxistas

Con una alta demanda de personal para la actividad y una cada vez menor oferta, el municipio lanzó el registro para peones cuyo objetivo es dictar cursos para brindar conocimientos a los futuros choferes.

La Municipalidad realizó ayer la presentación del registro para peones de taxi cuyo objetivo es brindar cursos que se llevarán a cabo a partir del 2 de mayo en el Instituto de Transporte de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), para quienes estén interesados en desempeñarse en esa actividad. La iniciativa –según se destacó– comprende la conformación de una base de datos de potenciales choferes para ampliar la oferta y mejorar el sistema en general frente al aumento sostenido de la demanda. En el acto, el intendente Miguel Lifschitz habló de “políticas de optimización” para el sector y destacó que se abre la posibilidad de un proyecto que puede ser especialmente aprovechada por los jóvenes. Por su parte, el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Boix, celebró esta implementación y remarcó que “éste podría ser el inicio de salidas laborales absolutamente viables para muchas personas”.

El titular del Palacio de los Leones no ahorró elogios a la hora de hablar del trabajo de los taxistas, el que calificó como “el oficio urbano por excelencia”. “Cada tachero es un intendente en potencia porque siempre dicen tener las soluciones para todos los problemas”, agregó en tren humorístico.

“Rosario cambió muchísimo en los últimos años, ya que la ciudad tiene dos shoppings más, 14 centros comerciales barriales, nuevos museos, un casino, nuevos barrios, se incrementaron considerablemente la cantidad de hoteles, lugares gastronómicos, bailables, de recreación y diversión. También se incrementó de manera sorprendente el uso de la ciudad durante los fines de semana debido a la intensa presencia de público fomentada por el turismo. Todo esto en su conjunto nos plantea el desafío como ciudad, porque genera progreso, promete un mayor desarrollo al que ya se logró, fomenta más trabajo. Y la Municipalidad está ahí, articulando las políticas para seguir avanzando con obras de infraestructura, remodelando y ampliando los grandes corredores del transporte, mejorando la transitabilidad de las calles con las tareas de pavimentación y bacheo, entre otras tantos trabajos”, prosiguió.

Más adelante, Lifschitz se arriesgó a decir que “Rosario cuenta con uno de los mejores servicios de taxis del país”. “Alcanza con ir a Santa Fe, Córdoba, a las provincias del norte para comprender la diferencia, porque en la ciudad contamos con vehículos modernos, equipados y con choferes y titulares que desarrollan su trabajo con responsabilidad. Y es por esto que la Municipalidad sigue articulando políticas de optimización, como ésta de ofrecerles a los jóvenes una posibilidad laboral como futuros conductores relevantes”, explicó.

Tras su jefe político, el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, destacó que “el sistema de taxis sufrió una demandas sostenida de servicio y es necesario ir cubriendo horarios”. “Para eso hacen falta peones. Esperamos que unas 600 o 700 personas se inscriban porque hay un incremento de la demanda y el municipio tiene que tomar alguna medida”, indicó.

Por su parte, Boix destacó como “muy positiva” la iniciativa propuesta por el municipio. “Creemos que es una oportunidad para mucha gente que tiene registro de primera. La capacitación va a servir porque Rosario es una ciudad que está creciendo mucho y nosotros tenemos mucho trabajo. Tenemos que mejorar el servicio porque cada vez hay más turistas”, analizó.

El titular del sindicato comentó que “hay un palpable faltante de choferes”. “Esto se da porque el nuestro es un trabajo de alto riesgo y mucha gente prefiere hacer otras cosas porque además los sueldos son bajos. Es muy difícil conseguir trabajadores especialmente para trabajar durante el turno noche. El tema de la inseguridad está a la orden del día y tenemos que agradecerle a Dios que no se registren casos más graves. La verdad es que estamos teniendo suerte porque todos los días pasa algo pero sin mayores consecuencias”, añadió.

Comentarios