Edición Impresa, Política

Un muerto y dos heridos en pelea entre ferroviarios

Trabajadores tercerizados se enfrentaron con miembros de la Unión Ferroviaria en el barrio de Barracas.

Una marcha de ex trabadores tercerizados del ferrocarril Roca, acompañada por organizaciones de izquierda, terminó ayer en Barracas con un joven de 23 años muerto de un balazo y dos heridos –uno de gravedad, también de arma de fuego– al chocar con miembros de la Unión Ferroviaria. El hecho mereció el repudio unánime de todas las fuerzas políticas del país y de las centrales obreras, además de disparar un paro de la CTA para hoy que dejará las escuelas santafesinas vacías (ver aparte). Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner confió anoche en que se podrá identificar a los “autores materiales e intelectuales” del asesinato del joven militante porque “se trabajará muy fuerte y hay mucho material fílmico”.

La víctima fue identificada como Mariano Ferreyra, de 23 años, un militante del Partido Obrero (PO) que recibió un balazo en el tórax. En tanto, una mujer de 61 años, Elsa Rodríguez, permanecía al cierre de esta edición en coma por un disparo de arma de fuego en la cabeza. También había un tercer herido de la refriega, otro joven del PO que recibió un tiro en la pierna.

El violento enfrentamiento ocurrió en la intersección de Pedro de Luján y Santa Elena, en la zona de Barracas de la Capital Federal, luego de que los manifestantes intentaran cortar las vías del Roca.

Los incidentes se produjeron cuando un grupo de empleados tercerizados protestaban entre la estación de Avellaneda e Yrigoyen, en reclamo de su pase a planta permanente. Los manifestantes, que tenían apoyo del PO, Quebracho y el Movimiento Teresa Rodríguez, intentaron cortar las vías pero fueron atacados por sindicalistas de la Unión Ferroviaria que conduce José Pedraza.

Los trabajadores tercerizados coincidieron en que los atacantes “portaban banderas de la Unión Ferroviaria” y se encontraban acompañados por barrabravas de Racing Club.  También denunciaron que efectivos de la Policía que se encontraban en el lugar “dejaron actuar” a lo que denominaron como “la patota”.

“Como producto del ataque a tiros por parte de la burocracia kirchnerista de la lista Verde de la Unión Ferroviaria, fue asesinado un militante de la UJS-PO”, denunció Juan Marino, de la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR).

Los tercerizados pidieron la renuncia de Pedraza y convocaron para hoy a una movilización frente a la sede del Ministerio de Trabajo nacional.

Pedraza no renunció, sino que rechazó las acusaciones y “deslindó toda responsabilidad” de su gremio “en los disparos de armas de fuego” que provocaron la muerte del joven. “Nuestros compañeros se encontraban en servicio desde las primeras horas de la mañana y algunos de ellos están heridos por haber recibido impactos de piedras. Por tanto, deslindamos toda responsabilidad en los disparos de armas de fuego”, indicó Pedraza.

Comentarios