Ciudad, Edición Impresa

Solidaridad

Un mensaje para donar vida

Organizada por la familia de Antonella Trivisonno, se realizó en la tarde de ayer una jornada recreativa para difundir y promover la donación de órganos. Hubo mesas de ping pong para la familia y un stand para consultar y anotarse; según datos del Cudaio, la provincia de Santa Fe mejoró los índices de cantidad y calidad de donantes en los últimos 5 años.


Un ida y vuelta, como el ping pong, fue el mensaje que la familia de Antonella Trivisonno, reconocida por su activo trabajo en favor de la donación de órganos, quiso transmitir en la jornada recreativa de difusión y concientización que organizó en la tarde de ayer. Reunidos en la Plaza de la Donación (parque Scalabrini Ortiz), espacio que se inauguró en 2014 en homenaje a la menor que falleció en un accidente automovilístico y cuya imagen se volvió un ejemplo en la ciudad, jóvenes y adultos se congregaron en torno a mesas de ping pong para compartir en familia bajo el lema: “Soy Donante”.

“Para nosotros, la donación de órganos tiene que ver con la vida, por eso en 2012 se pidió que ingrese en el Concejo el pedido de una Plaza de la Donación en Rosario, proyecto con el que, de a poco, vamos avanzando. Nosotros pudimos disfrutar a Antonella, nos quedó la capacidad que ella tenía de compartir la vida y la plaza tiene que ver con eso: compartir, poner mesas de ping pong para jugar y volver a reírnos”, expresó Silvia, madre de Antonella, en diálogo con El Ciudadano.

El espacio impulsado por la familia fue inaugurado en agosto de 2014, en conmemoración del aniversario del siniestro que se cobró la vida de la menor.   “Queremos que esta plaza sea un ícono de la ciudad, un lugar donde nos encontremos, sin resultados. Cuando hicimos la primera campaña, nos decían que pongamos la cantidad de gente que había en lista de espera, pero nosotros decimos que no importa cuántos hay, porque ya sea que haya uno o 3 mil personas, la campaña y el hablar de donación vale la pena”, señaló Alejandro Trivisonno, padre de la menor, al tiempo que resaltó la importancia de manifestar la voluntad de donar: “Cuatro de cada mil muertes pueden ser donantes, son muy pocas porque hay que tener condiciones muy especiales, y si encima esas cuatro no lo comunicaron a sus familias tenemos más problemas. Está bueno que hablemos del tema y lo comuniquemos. Nosotros creíamos que la donación no era para nosotros y nos tocó. Gracias a lo que fue Antonella con su imagen de vida fue que decidimos donar, teníamos tantas dudas como el resto, pero tuvimos la suerte de estar en paz”.

En la jornada de ayer, estuvieron presentes también representantes del Cudaio para responder preguntas e inscribir donantes voluntarios.

“Hay muchos mitos urbanos, cuando uno se contacta con la comunidad de transplantados y con la gente que trabaja en donación te das cuenta de que son nada más que mitos. Hay mucho trabajo, hay mucha gente que hace una donación de su vida y hay muchos enfermos cuya vida depende de esto”, agregó Trivisonno.

Entre amigos, colaboradores y personas que simplemente se acercaron a jugar, consultar y anotarse como donantes, la risa de Silvia brindó un mensaje constante de vida en un tarde donde el viento cesó por dos horas para dar lugar al encuentro y la colaboración. “Hay que fomentar los buenos momentos, se que es un momento muy difícil, pero también podemos cambiar nuestra propia realidad a partir de acciones concretas. Cuando murió Antonella, en nuestra casa no se reía. Entonces compramos unos libros de chistes y teníamos que leer uno en la mesa y, de alguna manera, eso generaba una corriente distinta. No siempre vamos a tener las mejores condiciones, pero nuestra respuesta tiene que ser la mejor para la que nos toca. Después del accidente, me sentí desvastada pero tuve una nueva oportunidad de vida. Ahora vivimos de manera más simple. Aprendimos a cambiar la mirada con la donación”, concluyó la mujer.

Reunión informativa

El Ministerio de Salud provincial, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos y Tejidos (Cudaio), invita a personas trasplantadas y en lista de espera a la reunión organizativa del Consejo Asesor de Pacientes (CAP), que se realizará el viernes 2 de septiembre.

El encuentro se desarrollará, desde las 9 a las 13, en el aula 2 del Auditorio del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Pellegrini 3205).

El CAP está integrado por pacientes trasplantados o en lista de espera y una de sus funciones es la de asesorar a los organismos oficiales (Cudaio en la provincia, Incucai en la Nación) en torno a las problemáticas con relación a este tema.

El objetivo de la reunión es la reorganización del CAP a fin de regularizar este espacio como un órgano de acción necesario, donde la voz de pacientes en lista de espera y personas trasplantadas sea una herramienta para mejorar el sistema de donación y trasplante.

Las personas interesadas en asistir deben confirmar su presencia hasta el día 26 de agosto a través del correo electrónico [email protected] o  al 0342 4574814/16.

Comentarios