Ciudad, Edición Impresa, Región

Violencia urbana

Un día de lamentos y furia

Un falso pasajero baleó en la cabeza a un remisero de Villa Gobernador Gálvez. El trabajador quedó internado en estado crítico en el Heca y toda la ciudad se convulsionó. Plantan un piquete hasta que “se encuentre al culpable”.


En la madrugada de ayer un remisero de Villa Gobernador Gálvez resultó herido de un balazo en la cabeza en un supuesto asalto. La víctima de 52 años, está internada en grave estado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). Sus familiares cortaron ayer el tránsito quemando ruedas en protesta en el puente sobre el arroyo Saladillo por la falta de seguridad en las calles de esa ciudad.

El ataque ocurrió en José Ingenieros y San Luis y la víctima fue identificada como Horacio Goldberg, quien fue abordado por una persona armada que le disparó en la cabeza para robarle el auto y la recaudación. Tras dejarlo tendido en la vía pública, el delincuente se dio a la fuga en el remís, un Chevrolet Corsa color gris que hasta anoche aún no había sido encontrado por la Policía.

Miguel, uno de los hijos del chofer baleado, explicó que abrieron la remisería hace sólo una semana y media. “Mi papá hace 30 años que es remisero y yo hace cinco. Quisimos armar un emprendimiento y veníamos trabajando en forma normal”, sostuvo.

“Todo comenzó con un llamado telefónico que recibieron en la madrugada de ayer en la remisería. Nos llamaron desde Ayacucho 6173, pidiendo un auto. Pidieron ir a José Ingenieros y San Luis y cuando llegaron le pegaron un tiro en la cabeza y se llevaron el auto. A mi papá lo dejaron tirado y el auto aún no apareció”, lamentó el muchacho.

“Mi papá está en manos de Dios”, dijo y se quejó de la falta de repuestas de las autoridades y aseguró que al momento del disparo no había ningún policía en la calle y pidió que se revisen las cámaras de videovigilancia.

Omar, un remisero de Villa Gobernador Gálvez que fue a apoyar el corte que realizaba la familia del chofer baleado, expresó que todos los comercios de la ciudad tendrían que adherirse a la protesta porque nadie se salva de la inseguridad.

“Los que van a tomarse el colectivo para irse a trabajar tienen que guardarse la plata en las zapatillas. Villa Gobernador Gálvez está olvidada, que venga el gobernador de la provincia y se fije lo que pasa acá. La semana pasada mataron a un taxista, ahora un compañero está peleando por su vida”, concluyó.

Los familiares del remisero baleado dijeron que mantendrán la protesta y si es necesario harán un acampe hasta que aparezca el responsable del violento hecho.

El remisero permanece internado en el Heca en coma farmacológico y conectado a un respirador artificial.

Por su parte, Florentino Malaponte, el fiscal que tiene a cargo la investigación del hecho, expresó que están ahondando en la investigación con las cámaras, las comunicaciones, cuántas personas viajaban y si efectivamente, era el viaje que se había pedido por teléfono. “Estamos entrevistando a los dueños de la remisería, que es relativamente nueva”, advirtió el fiscal.

En ese sentido, con respecto a la llamada telefónica que solicitó el viaje, Malaponte agregó: “Lo que se sabe es que hay una persona que llamó y dio un domicilio, pero no consta que el número de donde provino la llamada pertenezca a esa dirección. Es muy común esta modalidad de robo a los remises o taxis, se da un domicilio y cuando el auto llega, la persona está esperando en la calle. Por ahora, lo que tenemos, es que la numeración del inmueble que se dio, no existe, así que se está investigando de dónde provino el llamado”.

Intendente preocupado

“Se vienen haciendo operativos sorpresivos en diferentes calles de la ciudad donde circula mayor tránsito. No habilitamos los corredores seguros porque el delincuente si sabe que existen, se desvía por otra calle”, explicó Alberto Ricci, intendente de Villa Gobernador Gálvez.

Ricci especificó que hace varias semanas vienen trabajando con la Policía de la provincia y Gendarmería para patrullar la ciudad. Y recordó que mantuvo una reunión el miércoles último con el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, para incrementar todas las medidas posibles y brindarle más seguridad a la ciudad.

“Estuvimos hablando con Miguel, el hijo del chofer baleado y nos dijo que tomaron la determinación de no levantar el corte hasta que no aparezca el culpable del hecho. Voy a volver a acercarme a hablar con los familiares porque si no se levanta el corte tendremos que dar intervención a la Justicia provincial. No queremos llegar a esa instancia”, dijo.

Y concluyó: “Se está trabajando para encontrar al culpable. Ha bajado la cantidad de delitos callejeros, no se ve, pero estamos trabajando mucho”.

Comentarios