Edición Impresa, El Hincha

Complicado

“Todos saben que amo a este club, pero es muy difícil que siga en Central”

A partir de su polifuncionalidad y experiencia, Pablo Álvarez se convirtió en una pieza importante en la estructura futbolística que organizó Eduardo Coudet.


A partir de su polifuncionalidad y experiencia, Pablo Álvarez se convirtió en una pieza importante en la estructura futbolística que organizó Eduardo Coudet. Por este motivo, el deseo del Chacho y la dirigencia auriazul es el de mantener al defensor de 32 años en el plantel. Pero la tarea no será sencilla. Y el principal motivo pasa por un problema personal-familiar que vive Álvarez desde hace algún tiempo. Y esta situación lo estaría obligando a estar más cerca de sus seres queridos, que están afincados en Buenos Aires.

Así, en este escenario, y más allá de que todavía continúa evaluando la determinación que tomará respecto del futuro inmediato de su carrera, todo indica que Álvarez dejará Rosario Central, donde jugó el último año y medio. De todos modos, en el mundo canalla esperan la respuesta definitiva del defensor.

“Me tomé unos días antes de definir mi futuro, pero es muy difícil, complicado, que siga en Central”, reconoció ayer el jugador, que se mostró molesto porque en las redes sociales, especialmente en cuentas de Rosario, ya daban por cerrada su partida de Arroyito. Los comentarios periodísticos surgidos en Capital Federal sobre el interés de Independiente de Avellaneda por sumarlo, también incomodaron a Álvarez, que aseguró no tener “ninguna oferta” sobre la mesa para emigrar. “Hay muchos rumores, pero yo estoy al margen, tratando de disfrutar de mi familia en estas vacaciones”, planteó.

“Estoy enamorado de Central, me encantaría quedarme a vivir en este club, pero la realidad es que, por el problema familiar que muchos saben que tengo, es muy difícil que siga en el club”, confió Álvarez, que tiene contrato a préstamo en vigencia con la entidad Canalla hasta fines de diciembre próximo. “Hoy tengo que pensar en mi familia, debo darles prioridad a ellos”, agregó sobre el tema.

Ayer, en contacto con La Red Buenos Aires, el defensor auriazul se encargó de desmentir cualquier contacto oficial de algún equipo por contratarlo. “No me llamó nadie, y no hablé con nadie al respecto de mi futuro, ni siquiera con mi representante (NdR. Juan Cruz Oller)”, explicó el ex Boca y Estudiantes de La Plata. Y sobre el tema, abundó: “Si leí que existe interés de Racing y de Independiente por mí, pero conmigo no habló nadie”.

Más tarde, en la misma charla, Álvarez remarcó su actual situación en Central. “Tengo contrato a préstamo hasta fin de año, pero mi continuidad está muy complicada por un problema que ya se conoce, se sabe, que es extra futbolístico”, apuntó.

Y por último dejó bien claro: “Todavía estoy pensando qué voy a hacer, ya que existe una cláusula en mi contrato que me permitiría salir ahora; pero, más allá de lo que decida, todos saben que amo a Central”.

¿Qué será de Villagra?

La más que probable baja de Pablo Álvarez, le permitió recuperar terreno a Cristian Villagra. Es que, después del flojo primer semestre que tuvo, las acciones del Kity están en baja.

Pero ahora, teniendo en cuenta la lesión de Javier Pinola, que lo dejará fuera del equipo casi hasta fin de año, sumado a la posible salida de Álvarez, la defensa del equipo del Chacho se quedaría sin dos titulares.

Para que Villagra siga en Central, los dirigentes intentarán rebajar su salario, uno de los más importantes del plantel. En caso de que no puedan negociar esa reducción, no descartan rescindir el vínculo, aunque todavía queda un año por cumplir.

Danilo Ortiz, central en la mira

La lesión de Javier Pinola, que le demandará varios meses de recuperación, y la casi segura partida de Pablo Álvarez, generaron necesidad de reforzar la última línea del equipo de Coudet. Y los dirigentes trabajan con los nombres de probables refuerzos. Las negociaciones son por tres nombres: dos zagueros y un lateral.

Uno de los marcadores centrales que está en carpeta es Danilo Ortiz, paraguayo de 23 años que jugó este último torneo para Godoy Cruz. Pero su llegada a Central depende de que le compren el pase, tasado en casi dos millones de dólares.

“Una de las negociaciones está avanzada, y las otras dos son más complejas”, le confió una fuente dirigencial a este medio. Y la de Ortiz, lógicamente, forma parte de las más complicadas. Es que la dirigencia se encuentra evaluando si vale la pena la inversión por la compra del defensor, que pertenece a Cerro Porteño de Paraguay.

Ortiz ya tuvo un breve paso por Europa. Fue en 2014, después de ser campeón en Paraguay, cuando emigró a Palermo de Italia. Pero allí no jugó.

Tras finalizar el último torneo en Godoy Cruz, donde jugó los 17 partidos del torneo, el Tomba no hizo uso de la opción de compra del pase de Ortiz. Y ahora la chance la tiene Central, aunque compite con equipos del exterior. Entre ellos, se menciona a Necaxa de México.

Comentarios