Edición Impresa, Policiales

Sospechas de una madre

María Robert sostiene que “hay una versión de que al auto de mi hija lo chocaron y pudo ser un policía. Y por eso es que después se tapó todo”. La mujer iniciará una investigación con detectives privados

Los Pomar habían salido de su casa en José Mármol con destino a Pergamino.
Los Pomar habían salido de su casa en José Mármol con destino a Pergamino.

La madre de Gabriela Viagrán, quien murió en un supuesto accidente con su esposo Fernando Pomar y sus hijas camino a la ciudad bonaerense de Salto, pidió que se investigue si al auto lo chocó un patrullero y ese fue el motivo por el que “se tapó todo” y tardaron 24 días en encontrar los cuerpos.

A un mes del hallazgo de la familia a un costado de la ruta 31, María Cristina Robert también reclamó la renuncia de funcionarios del Ministerio de Seguridad bonaerense, de la fiscal del caso y adelantó que hará una investigación propia con “detectives privados”.

“Todavía estoy con mucho dolor, la tengo a mi hija en cada lugar de mi casa, pero ahora voy a hacer Justicia yo. El dolor me había enceguecido, pero ahora siento que ella me está pidiendo que no me quede callada”, aseguró ayer a Télam la madre de Gabriela.

La mujer dijo que las últimas novedades que tiene de la causa son que el auto está “todo desarmado” porque le están haciendo peritajes y en ese sentido, solicitó que “ahora se investigue bien, a fondo”.

“Yo no lo puedo asegurar, pero hay una versión de que al auto de mi hija lo chocaron y pudo ser un policía. Y por eso es que después se tapó todo. Yo quiero que se investigue”, remarcó Robert.

La mamá de Gabriela adelantó que una vez finalizada la feria judicial, presentará un nuevo abogado en la causa que lleva la fiscal de Pergamino Karina Pollice, pero además contratará a detectives privados porque no cree “en nadie”.

<p>María Robert, madre de Gabriela Viagrán.</p>
María Robert, madre de Gabriela Viagrán.

“Es una vergüenza lo que hicieron. ¿A alguien le importaron mi hija y mis nietas? Tienen que renunciar o los tienen que echar”, afirmó en alusión al subsecretario de Investigación Criminal, Paul Starc, y a la fiscal Pollice.

“Starc me decía que estaban trabajando, pero eran puras mentiras. Vino acá y me aseguró que había 4.000 efectivos buscando. Que no hicieran los rastrillajes no se lo puedo perdonar a nadie”, enfatizó.

Al respecto, recordó que hay un testigo que declaró en el expediente que “nunca” vio que la Policía buscara el auto de los Pomar en el sitio donde fue finalmente hallado y que en su propia investigación avanzará en esa línea.

Robert también apuntó contra la fiscal Pollice y afirmó que está “totalmente disconforme” con cómo llevó adelante el caso, ya que debido a que enseguida descartó la hipótesis del accidente ella pensaba que su hija “podía estar raptada en algún lugar y aparecer con vida”.

Respecto de los jefes policiales que fueron separados de sus cargos, Robert pidió que “los echen y no cobren más sueldo” porque “lo único que hicieron fue mandarlos a trabajar otro lugar”.

Fernando Pomar, su esposa Gabriela y las dos hijas del matrimonio, Pilar, de 3 años y Candelaria, de 6, desaparecieron el 14 de noviembre pasado cuando salieron de su casa de José Mármol, partido de Almirante Brown, a bordo de su Fiat Duna Weekend rojo.
La familia se dirigía a la ciudad de Pergamino, en el norte de la provincia de Buenos Aires, de donde eran oriundos y residen sus parientes más cercanos.

Como los Pomar no arribaron, al día siguiente sus familiares denunciaron lo ocurrido y la Policía comenzó a buscarlos por tierra, agua y hasta desde el aire por distintos puntos del territorio bonaerense.

La policía y la fiscal siguieron varias hipótesis, desde que había una mala relación entre Fernando y Gabriela hasta que habían salido del país, pero el martes 8 de diciembre los cuatro fueron encontrados junto a su auto volcado al costado de la ruta provincial 31, cerca de Salto y a unos 40 kilómetros de Pergamino.

Las necropsias revelaron luego que el matrimonio y sus dos hijas murieron por fracturas y politraumatismos que coinciden con los de un accidente de tránsito y que Gabriela pudo haber tenido un tiempo mayor de sobrevida que el resto de su familia.

Comentarios