Gremiales

Voces en conflicto

Señal de ajuste en la TV Pública

“Estamos asistiendo a un feroz vaciamiento total de los medios públicos”, denunció Agustín Lecchi, delegado del Sindicato de Prensa de Buenos Aires en Canal 7. Se levantaron los noticieros de los días sábado y domingo.


El “abrazo solidario” a Canal 7 congregó a trabajadores de los medios de comunicación. Fuertes críticas al gobierno nacional.

Imagen distorsionada. Trabajadores de la TV Pública y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), realizaron este martes, acompañados por gremios de la comunicación y las Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), un “abrazo solidario” al canal estatal para rechazar el ajuste que el gobierno de Mauricio Macri impuso sobre esa emisora y los demás medios públicos.

“Los trabajadores no somos parte del problema sino de la solución”, resaltaron los empleados cesanteados en el edificio ubicado en avenida Figueroa Alcorta y Tagle durante el acto del que participaron también Abuelas y Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora) y referentes de distintos organismos de derechos humanos.

En tanto, también estuvieron presentes los gremios de Satsaid (televisión), APJ (jerárquicos de canal 7), SAL (locutores) y Atrana (sindicato de Radio Nacional).

En el canal estatal hace dos semanas dejaron de producirse y emitirse los noticieros de sábado y domingo, tal como lo había anunciado el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

En este marco, los trabajadores iniciaron una campaña de recolección de firmas, en la que denuncian el “vaciamiento de contenidos periodísticos” y la consecuente “censura” que ello implica.

“Siempre vamos a estar en contra del vaciamiento de la TV Pública y vamos a luchar por una que sea ejemplo para el mundo. Que no se equivoquen los funcionarios, los mismos que hicimos la programación que fue premiada por los Martin Fierro fuimos nosotros y por tanto no nos merecemos una campaña pública en la que digan que nosotros somos el cáncer de esta empresa”, manifestó durante el acto Alejandro Ruiz, del Satsaid (sindicato de televisión).

Además del cese de la emisión de noticieros los fines de semana, el gobierno nacional puso en marcha una serie de medidas contra los trabajadores que, consecuentemente, afectan la operatividad del canal.

Así, hubo quite de horas extras, jubilaciones anticipadas y no habrá una propuesta de aumento salarial para las paritarias.

“Estamos asistiendo a un vaciamiento total de los medios públicos”, denunció Agustín Lecchi, delegado del Sipreba en Canal 7.

“No se hicieron coberturas periodísticas durante la semana por una supuesta austeridad que plantea la gestión, reflejada en los ataques a los derechos laborales y en la pantalla”, agregó el delegado.

Según Lecchi, el vaciamiento afecta a todos los medios dependientes del Estado y detalló que desde diciembre, 180 trabajadores de la Televisión Digital Abierta (TDA) fueron despedidos.

La misma suerte corrieron otros 16 empleados en distintas filiales de Radio Nacional y 18 en las señales Encuentro, Paka Paka y Depor TV.

El “abrazo solidario” tuvo su correlato en las redes sociales a través de una campaña con los hashtags #MenosNoticiasEsCensura, #NoAlVaciamientoEnTVPública, #ReincorporaciónDeDespedidxsEnRadioNacional, #SinTrabajadorxsNoHayMediosPúblicos, #SinMediosPúblicosNoHayDemocracia.

Paradójicamente, quien no da ninguna señal sobre el conflicto en Canal 7 y los medios públicos es la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba).

Su ausencia no sólo perjudica la compleja situación laboral en toda la provincia de Buenos Aires, sino que además, deseado o no, desprestigia la labor sindical.

De mal en peor

A la situación de conflicto que atraviesan los medios públicos se debe contabilizar lo que sucede en los privados.

En efecto, en radio El Mundo no pagan los salarios desde diciembre, además, las autoridades se borraron y peligran 50 puestos de trabajo.

En radio Belgrano se anunció un plan de retiros voluntarios, que fueron rechazados y, ahora, están forzando a 20 trabajadores a que se retiren, una especie de despido encubierto. Está detrás la CNN que busca lanzar la CNN radio con algunas figuras de renombre. Radio Continental despidió a tres trabajadores la semana pasada, que se suman a otros 30 despidos en su sede en Tucumán. Finalmente, en radios Blue y Metro comenzaron a reducir las horas extras con rumores de una posible venta.

Si te gustó esta nota, compartila