Edición Impresa, Política

Paraguay-Paraná

Seis provincias apuntalan la hidrovía

Lifschitz, anfitrión de jornada para dar nuevo impulso al corredor fluvial.


Gobernadores de seis provincias –entre ellas Santa Fe– dieron un nuevo impulso al desarrollo de la Hidrovía Paraguay-Paraná y lanzaron guiños al gobierno nacional. Fue ayer, en Rosario, en el cierre de la jornada sobre “Integración y transporte hidroviario para el desarrollo regional. Oportunidades y desafíos del Noreste Argentino”, de la que participaron autoridades de Misiones, Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Chaco y que tuvo como anfitrión al mandatario socialista Miguel Lifschitz.

“Promovemos un federalismo de propuestas y de cooperación”, señaló el gobernador en su discurso. “Queremos que este encuentro se transforme en un foro permanente desde donde impulsemos no sólo el desarrollo y crecimiento de la hidrovía, sino también un federalismo integrador, como decía el gobernador Carlos Sylvestre Begnis. Estamos en un buen momento para promover un federalismo de propuestas y de cooperación con el gobierno nacional para el desarrollo de proyectos estratégicos, y no sólo un federalismo de reclamos”.

Lifschitz estuvo acompañado por sus pares de Chaco, Domingo Peppo; de Corrientes, Ricardo Colombi; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; el vicegobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; y en representación del gobierno de Formosa, el presidente del Consejo General de Puertos, Fernando de Vido.

“Este es un día histórico porque visualizamos y pusimos un valor las acciones que venimos desarrollando desde el inicio de nuestras gestiones, junto con los antecedentes de los trabajos anteriores. La Hidrovía Paraguay-Paraná es una gran autopista de agua, con varios carriles y bien iluminada hasta Timbúes. Pero de allí hacia el norte requiere de mucha inversión en infraestructura, tanto para integrar a las provincias argentinas como a los países del Mercosur, para que finalmente se convierta en una gran vía de comunicación con el mundo”, señaló Lifschitz.

Comentarios