Edición Impresa, Policiales

jornada con especialistas de la pfa

Se suman herramientas para combatir los delitos complejos


Registros fotográficos y de huellas palmares, análisis de 25 abonados telefónicos en tres minutos, la recuperación de datos borrados de celulares y computadoras y hasta una unidad móvil de técnicos informáticos son algunos de los elementos técnicos que la Policía Federal (PFA) aporta para combatir delitos complejos en todo el país.

Así lo expusieron diversos especialistas de la PFA durante una jornada de “Cooperación Científica – Técnica para la Investigación Criminal”, organizada por el Ministerio Público bonaerense de La Plata, que contó con la participación de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y el procurador general de la Suprema Corte, Julio Conte Grand.

La jornada estuvo destinada a funcionarios judiciales de la provincia de Buenos Aires, con el fin de difundir los distintos sistemas de investigación con que cuenta la PFA, mediante el Programa Científico Federal (Procife), para enfrentar la ciberdelincuencia y otros delitos complejos.

El procurador Conte Grand expresó que el crimen organizado “no puede estar adelante del Estado, ni en recursos, ni en capacidad, ni en técnicas, ni bienes dispuestos para la comisión de delitos”, advirtió.

Por su parte, Juan Antonio Calderón, Superintendente de la Policía Científica de la Federal, explicó en uno de los paneles las tecnologías y los profesionales que aporta el Procife a las provincias de todo el país, y que han incrementado en los últimos años los porcentajes de esclarecimiento de delitos.

A partir de este trabajo, desde 2011, “las provincias esclarecieron más de 1.600 casos gracias a la tecnología de todo lo que es identificación biométrica”, manifestó Calderón y aclaró que ésta significa “poder identificar a una persona sin pedirle el documento”.

Además, especificó que “el mapa de la cara y las huellas son únicos y la voz se coteja en forma indúbita. También hay elementos de contacto para identificar al individuo” y graficó que “se puede saber quién está extorsionando a alguien por teléfono a través del laboratorio de acústica forense”.

El Procife tiene como objetivo divulgar sus servicios hacia todas aquellas instituciones que trabajan para la Justicia, poniendo a disposición de las provincias todas las herramientas tecnológicas y capacidad profesional con que cuenta la Policía Federal.

En tanto, la sargento primero de la PFA, Nerea Obregoso, explicó a la agencia de noticias Télam el Sistema Federal Biométrico para la Seguridad (Sibios), que consiste en una base nacional con 15 millones de registros biométricos de personas, es decir, “desde sus huellas digitales, palmares, su foto y una base que es actualizada permanentemente por cada provincia”. “Se cargan allí también los datos biométricos de las averiguaciones de paradero y los pedidos de captura”, explicó Obregoso, quien remarcó lo útil de agregar el registro de huellas palmares para identificar a aquellos delincuentes que alteran su fisonomía y hasta sus huellas digitales.

En tanto, Carlos Albamonte, comisario de la PFA, que integra la división Apoyo Tecnológico Judicial en materia informática y de telefonía móvil, explicó que esa área “asiste con tecnología para poder colaborar en la resolución de casos” al analizar equipos informáticos y teléfonos celulares.

“Es posible recuperar elementos que hayan sido borrados de esos equipos”, afirmó, aunque aclaró que hay equipos que “por sus características de seguridad y encriptación no se puede hacer”.

Cabe destacar que esta área tiene tres regionales en todo el país: Mar del Plata, San Juan y otra en Tucumán y además cuenta con una Unidad Móvil, que está a disposición de la Justicia las 24 horas, para trasladarse donde se necesite “y dar respuesta inmediata” a la labor investigativa.

“Es un laboratorio móvil donde se hace lo mismo que se hace en la oficina, analizar cualquier elemento electrónico que pueda contener contenido digitalizados”, afirmó. Albamonte resaltó que se han incrementado los pedidos de la justicia para que intervengan “en casos de personas desaparecidas y en narcotráfico”.

Comentarios