Edición Impresa, País

Emergencia hídrica

Santa Fe: relevan pérdidas millonarias por las lluvias

Las precipitaciones le costaron entre u$s2.000 y 2.500 millones a la economía provincial. “Necesitamos de Nación”, pidió el ministro de Producción, Luis Contigiani.


Entre cosecha gruesa, lechería, ganadería y economías regionales, Santa Fe perdió entre 2.000 y 2.500 millones de dólares por las lluvias de abril, sin incluir daños en infraestructura. El dato lo difundió ayer el gobierno y es una cifra estimativa, ya que aún falta cerrarse la cosecha gruesa y otras producciones.

El ministro de la Producción, Luis Contigiani, analizó el impacto de la emergencia hídrica y arrojó cifras preliminares: “A esto hay que sumar la caída en la producción de la cuenca láctea, que va del 50 al 60 por ciento, lo que a precio significa entre 12 y 14 millones de pesos de pérdidas diarias; las pérdidas en ganadería vacuna a partir de ventas forzosas de animales y las caídas en las economías regionales, como el algodón, que ascienden a más de 300 millones de pesos, el caso del arroz o de la apicultura en donde se ha perdido todo”.

Por las lluvias, el gobernador Miguel Lifschitz declaró en zona de desastre y emergencia a 18 de los 19 departamentos de la provincia (la única excepción es 9 de Julio) y pidió ayuda a la Nación, que hasta el momento –y a pesar de los anuncios oficiales– no ha llegado a territorio santafesino. “Necesitamos de Nación asistencias concretas, porque esta emergencia es distinta a todas las anteriores”, remarcó el titular de la cartera productiva.

Mientras tanto, el gobierno santafesino comprometió aportes por 600 millones de pesos ante la coyuntura climática, de los cuales 130 millones surgirán –a través de distintos planes– del Ministerio de la Producción. “Ya ejecutamos el 40 por ciento”, confirmó Contigiani. Por la emergencia continúan evacuadas 1.708 personas en toda la provincia (358 familias). Desde fines de abril, cuando cesaron las lluvias, comenzaron a bajar los ríos y los evacuados pudieron volver a sus hogares. En el pico de la crisis hídrica hubo  2.500 personas desplazadas de sus hogares.

Comentarios