Edición Impresa, Política

Balance amargo

Santa Fe: la industria registró una baja del 4,5% en el año

Fisfe destacó “caída de la demanda interna, alto costo financiero, ajustes en tarifas y mayores importaciones”.


La industria en Santa Fe registró este año una caída de 4,5%, aunque algunos sectores, como el automotriz, reflejaron signos de recuperación, informó ayer la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe).

Según la entidad, “la notoria caída de la demanda interna, tanto de bienes de consumo como de  inversión, el persistente alto costo financiero, los ajustes en las tarifas de los servicios, la ralentización de la obra pública, la crisis hídrica, junto a la caída  de  las  exportaciones y las mayores importaciones competitivas, confluyeron negativamente sobre la actividad manufacturera” en el transcurso del año que está concluyendo.

Fisfe puntualizó que los desempeños productivos sectoriales muestran a noviembre de 2016 las siguientes caídas interanuales: procesamiento de leche (-19,6%), industria frigorífica sector bovino (-6%), aviar (-6,4%), insumos, materiales y productos utilizados en la construcción (-15,4%), producción de acero y laminados en caliente (-25,4% y -33,4% respectivamente), entre otros. No obstante, destacó que la industria aceitera en Santa Fe finaliza 2016  “mostrando niveles máximos de producción”.

Además, subrayó que con “asiento principal” en esta provincia, la producción nacional de biodiésel de soja acumuló al cierre del tercer trimestre de 2016 un total de 1,93 millones de toneladas, un nivel 43,3% superior en relación a igual período del año  anterior.

También explicó que la industria automotriz en Santa Fe presentó durante octubre y noviembre de 2016 una recomposición de su nivel de producción de 22,4% y 29,8% interanual  respectivamente.

“Impulsada por las mayores  exportaciones, a partir del segundo  semestre la actividad en la  empresa  General  Motors Argentina muestra incrementos interanuales, revirtiendo el sendero descendente observado a partir de 2012”, añadió.

Fisfe señaló que en el tercer trimestre del año, el índice de obreros ocupados en la industria provincial se retrotrajo 2,6% interanual, equivalente a una caída de 33 mil  puestos  de  trabajo.

Durante ese período, la actividad productiva santafesina redujo su nivel de empleo privado registrado a un ritmo de 1,3% interanual, equivalente a una pérdida de 1.511 puestos de trabajo y 370 millones de pesos de masa salarial anual.

En el tercer trimestre, los 118.338 puestos de trabajo privado registrados en la industria manufacturera representaron el 24,1% del total de las actividades económicas en Santa Fe.

Los mayores retrocesos se observaron en los sectores  Minerales no metálicos, Alimentos y bebidas, Automotores y otros equipos de transporte, Muebles, Productos químicos y de petróleo, y Productos de metal, de acuerdo con el informe.

Comentarios