El Hincha Mundial, Rusia 2018

Miles y miles de argentinos

San Petersburgo, una ciudad teñida de celeste y blanco

La isla de Krestovsky es un lugar paradisíaco, al menos en verano y seguramente tendrá su encanto en invierno, pero en la tarde/noche de San Petersburgo se tiñó de celeste y blanco debido a la gran cantidad de hinchas que se acercaron para alentar a la Argentina ante Nigeria. Y hubo ¡fiesta!


La isla de Krestovsky es un lugar paradisíaco, al menos en verano y seguramente tendrá su encanto en invierno, pero en la tarde/noche de San Petersburgo se tiñó de celeste y blanco debido a la gran cantidad de hinchas que se acercaron para alentar a la Selección argentina ante Nigeria.

“Vamos, vamos selección, hoy vinimos a alentar. Para ser campeón, hoy hay que ganar”, fue el cántico preferido por los hinchas en todo el trayecto hasta el estadio del Zenit, en donde juegan varios futbolistas argentinos, entre ellos Sebastián Driussi y Matías Kranevitter, dos ex River.

La “Ciudad de los zares”, como se la conoce a este bello territorio ruso, se vio convulsionada por la llegada de los argentinos, quienes apoyaron a los dirigidos por Jorge Sampaoli con un banderazo frente al hotel en que se alojaron.

Pero además los fanáticos albicelestes recorrieron las calles, los canales y hasta los lugares más emblemáticos de San Petersburgo -o Leningrado, como también se la conoció a esta ciudad en tiempos de la ex Unión Soviética- y siempre luciendo la camiseta albiceleste.

El nombre de Messi estuvo en los canales del río Neva, en el Museo del Museo Hermitage, en las principales calles y hasta en alguna zona más histórica de una ciudad tan increíble como es San Petersburgo.

“Vamos, vamos, Argentina…”, fue uno de los cánticos más entonados por los hinchas argentinos que llegaron en su gran mayoría a través del metro (subte) y bajaron en la estación Novokrestovskaya, pegada al estadio.

El público también ovacionó a Diego Maradona cuando lo mostraron por las pantallas gigantes del impresionante estadio a orilas de los ríos Srédnyaya Nevka, Málaya Nevka y Krestovka, afluentes todos ellos del río Nevá.

Incluso cuando Sergio Goycochea, como “Legend FIFA”, arengó a la multitud, los hinchas lo vitorearon y por el contrario silbaron a Daniel Amokachi, el ex delantero nigeriano que le hizo un gol a Argentina en el Mundial de Estados Unidos 94 y quien repitió la misma tónica con sus coterráneos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios