El Hincha Mundial, Rusia 2018

La alegría de Messi

“Sabía que Dios está con nosotros”

Lionel Messi se mostró eufórico tras la agónica victoria de Argentina ante Nigeria, que permitió clasificar a octavos de final de la Copa del Mundo. La Pulga sostuvo que el equipo estaba "convencido" de que iba a alzarse con el triunfo, aunque no esperaba "sufrir tanto"


Eufórico. Así estaba Lionel Messi tras la agónica victoria de Argentina ante Nigeria, que permitió clasificar a octavos de final de la Copa del Mundo. La Pulga sostuvo que el equipo estaba “convencido” de que iba a alzarse con el triunfo, aunque no esperaba “sufrir tanto”.

“Es una cosa de locos lo que nos cuesta y lo que sufrimos cada partido, pero así es un Mundial, nadie regala nada”, sostuvo el delantero argentino después de la victoria por 2 a 1 frente al conjunto africano en San Petersburgo, que le permitió al elenco albiceleste sellar su clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

“Una vez más se demostró que la camiseta de la Selección está por encima de cualquier cosa (…) Esta gente está por encima de todas las boludeces que se dicen y la camiseta de la Selección está por encima de todo eso también”.

Messi se expresó así en referencia a las múltiples versiones periodísticas que circularon en los últimos días sobre presuntos conflictos internos en el plantel luego de la estrepitosa derrota por 3 a 0 frente a Croacia, el jueves pasado.

La Pulga, que marcó el gol número 100 del Mundial de Rusia al poner en ventaja al conjunto albiceleste en el primer tiempo del encuentro contra los nigerianos, sostuvo que el plantel que conduce Jorge Sampaoli estaba “confiado” y “convencido” de que “íbamos a pasar, de que íbamos a ganar el partido”.

“No esperábamos la complicación esa de que nos empataran y tener que ir a buscar, lo que significa, el nerviosismo, la ansiedad y todo eso. Es maravilloso poder ganarlo de esta manera, con este marco, es una alegría merecida después de tanto sufrimiento que hayamos pasado”, manifestó.

Messi dijo que “hubiese sido un final muy feo y muy injusto” que la Selección quedara eliminada en la primera fase de la Copa del Mundo y añadió: “Sabía que Dios está con nosotros y no nos iba a dejar afuera”.

“Estábamos convencidos de que íbamos a ganar, no esperábamos sufrir tanto”, insistió el delantero del Barcelona de España tras la victoria argentina ante Nigeria, por la tercera y última fecha del Grupo D del Mundial.

Messi lamentó que la selección haya tenido que llegar al último encuentro de la zona bajo tanta presión después de un empate con Islandia y la caída con Croacia: “No nos merecíamos sufrir tanto”, manifestó, aunque recordó que también España, Portugal, Alemania y Brasil han tenido dificultades en este certamen.

“Cada partido es una batalla muy difícil para ganar”, dijo el astro, elegido como el mejor jugador del encuentro contra Nigeria, el equipo que justamente permitió que Argentina siguiera con vida en la competencia después de su éxito frente a Islandia: “Sabíamos que había caído una oportunidad del cielo, sabíamos que no la podíamos dejar escapar”, sostuvo.

“Estoy muy feliz, hubiese sido muy doloroso quedar eliminado en la primera ronda para nosotros”, insistió Messi, que minutos más tarde en conferencia de prensa dijo que el penal que tuvo y que marcó Nigeria para empatar transitoriamente el pleito “complicó” al conjunto argentino.

En ese momento, la combinación de la “ansiedad”, el correr de los minutos y el “nerviosismo” llevaron al conjunto albiceleste a jugar “acelerados” en busca del gol de la clasificación, que llegó a los 41 minutos del segundo tiempo (el defensor Marcos Rojo fue el autor de la conquista).

“No recuerdo haber sufrido tanto en una cancha”, reconoció la “Pulga” en rueda de prensa y agregó que el gol de Rojo “fue un desahogo porque veníamos de días complicados”.

Comentarios