Opinión Mundial, Rusia 2018

Opina Franco Trillini

Ahora arranca el verdadero Mundial

Argentina pasó con lo justo y mostrando muy pocos argumentos. El ingreso de Banega aportó frescura y claridad, pero el volante rosarino no puede ser el único generador de fútbol: Messi necesita otro socio más en ofensiva. ¿Será finalmente el momento de Gio Lo Celso?


Ya está. La primera fase es historia. Jugando horrible y cambiando tanto el esquema como a los protagonistas en cada presentación, Argentina se metió con lo justo en los octavos de final. Ahora empieza el verdadero Mundial. Las innumerables fallas exhibidas hasta aquí deberán corregirse como sea o esta vez sí que armamos las valijas.

Había que ganar y se ganó. Cierto. Pero a partir de acá la Albiceleste va a tener que mostrar muchísimo más para no volverse a casa con el rabo entre las patas. Es que Francia no es Croacia, mucho menos Nigeria y ni por asomo Islandia. Los galos tienen uno de los mejores planteles del certamen y una ofensiva temible con Griezmann y Mbappé como estandartes.

El ingreso de Banega le aportó frescura y claridad al equipo, pero el volante rosarino sólo no puede. Su maravilloso pase en el primer gol de Argentina que anotó Messi fue suficiente para que el actual jugador del Sevilla se asegure la titularidad el sábado ante los franceses, pero Sampaoli deberá encontrarle otro socio al ex Newell’s para que la responsabilidad de asistir al capitán no recaiga exclusivamente sobre sus hombros. Ever necesita otro generador de juego al lado. ¿Será finalmente la hora de Lo Celso?

Y por favor: basta de Di María y el Pipa Higuaín. Pone al que quieras Sampa. Pero esos dos no pueden más con la cruz.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios