Mundo

Balas en el recreo

San Pablo: cientos de personas despidieron a víctimas de masacre de la escuela

Seis de las víctimas de la matanza en una escuela paulista fueron despedidas este jueves en una ceremonia colectiva por cientos de vecinos y otras dos en velatorios más íntimos y, en cambio, los restos de los dos autores de las muertes fueron llevados del Instituto Médico Legal al cementerio


Seis de las víctimas de la masacre en una escuela de San Pablo fueron despedidas este jueves en una ceremonia colectiva.

Seis de las víctimas de la masacre en una escuela de San Pablo fueron despedidas este jueves en una ceremonia colectiva por cientos de vecinos y otras dos en velatorios más íntimos y, en cambio, los dos autores de las muertes fueron llevados directamente del Instituto Médico Legal al cementerio, mientras la ciudad recuperaba cierta normalidad.

Mientras, la Policía puso en la mira a otro adolescente de 17 años, cuya detención pidió, por considerarlo partícipe de los preparativos de la matanza.

Los cuerpos de los responsables de la masacre con el saldo de 10 muertos –entre ellos, los atacantes, quienes se quitaron la vida tras la balacera–, Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25 años, que había sido alumnos de la escuela, fueron llevados el Instituto de Mogi das Cruzes con destino a dos cementerios de Suzano, en el área metropolitana de San Pablo.

La madre y el tío de Taucci Monteiro estuvieron en el Instituto, donde informaron que no se iba a realizar el rito funerario.

Luego de matar a ocho personas Taucci Monteiro disparó en la cabeza de su cómplice y se suicidó después con un revólver calibre 38.
La mayoría de las víctimas, en tanto, fueron veladas en el gimnasio municipal Arena Suzanno, ubicado en el parque Max Ferrer, a pocas calles de la escuela.

La coordinadora pedagógica Marilena Ferreira (59 años), la inspectora Eliane Regina Oliveira (38 años) y los estudiantes Kaio Lucas da Costa (17), Claiton Antônio Ribeiro (17), Samuel Melquíades Silva de Oliveira (16) y Caio Oliveira (15) fueron despedidos en este lugar.

El pabellón vio pasar a cientos de personas, que en un silencio casi absoluto pasaron por las cajas descubiertas para dar el último adiós a las víctimas, rodeados de 14 coronas dispuestas al fondo, con inscripciones como “Saudades de seus familiares” (nostalgia de sus familiares).

Las otras dos víctimas de la tragedia, el estudiante Douglas Murillo, de 16 años, y Jorge Antonio de Moraes, de 51, tío de uno de los autores de la masacre -y asesinado antes de la masacre-, prefirieron ceremonias más íntimas, reseñó la agencia EFE.

En solidaridad con los fallecidos y sus familiares, el alcalde de Suzano, Rodrigo Ashiuchi, y el ministro de Educación, Ricardo Vélez, estuvieron en el velatorio.

La comuna informó este jueves de la declaración oficial de luto por tres días consecutivos, así como la suspensión hoy y mañana de las clases en todas las escuelas municipales y estatales en memoria a las víctimas.

La alcaldía también comunicó que la atención a familiares y amigos de las víctimas, que ya comenzaron ayer con la participación de 150 funcionarios y 80 voluntarios, continuarán durante los próximos días para seguir asistiendo a los afectados.

Se prevé, además, una reunión de educadores para el lunes, cuando se retomen las clases en el municipio, para abordar la recuperación de la rutina en las escuelas después del trauma del que son vulnerables al menos 26.000 alumnos de escuelas municipales de Suzano.

Durante esta reunión, según el ayuntamiento, se planteará cómo concienciar junto a un equipo de psicólogos sobre el combate a la violencia y el acoso escolar, con el fin de restaurar “la cultura de la paz”.

Por otra parte, el avance de la investigación sobre los autores de la matanza permitió revelar que Taucci Monteiro era admirador en las redes sociales del presidente Jair Bolsonaro y del mundo de las armas, según su perfil de Facebook, que lo muestra en un mundo de videojuegos, clubes de armas y admiración por la defensa de la liberación de armamento.

Una de las primeras medidas de gobierno de Bolsonaro fue una promesa de campaña: flexibizar la tenencia de armas.

La policía investiga si una comunidad de ‘gamers’ en la llamada internet profunda o “deep web” pudo haber influido en la preparación de la masacre, según la cadena de noticias Globo.

Paralelamente, las fuerzas de seguridad pidieron a un juez de Infancia y Juventud la detención de otro adolescente.

“El material relacionado con su participación ya está confiscado”, señaló el comisario jefe de la Policía Civil de Sao Paulo, Ruy Ferraz Fontes, en una conferencia de prensa en la que explicó que el buscado es también ex alumno de la escuela.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios