Edición Impresa, Mundo

Salvavidas para Silvio Berlusconi

Aprobaron ley para que el premier italiano no sea obligado a presentarse ante la Justicia

La Cámara de Diputados italiana adoptó ayer una ley que “impide legítimamente” al jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, comparecer ante los tribunales de su país, lo que le evitaría presentarse a los dos juicios en los que está acusado.

El proyecto de ley, objeto de una fuerte batalla política, fue adoptado con 316 votos a favor, 239 en contra y 40 abstenciones.

Para entrar en vigor la ley debe ser adoptada también por el Senado, donde el gobierno de derecha goza de una amplia mayoría.

La ley establece que el jefe de gobierno y sus ministros están cubiertos durante los próximos 18 meses por un “impedimento legítimo” para comparecer ante los jueces.

Si la ley es ratificada por el Senado, los jueces se verán obligados a aplazar las audiencias de los dos procesos a Berlusconi por fraude y corrupción en Milán.

Hasta ahora, el juez decidía caso por caso si otorgar o no el “legítimo impedimento” para fijar la fecha de las audiencias.

El gobierno conservador tiene previsto presentar sucesivamente una nueva norma que garantice la inmunidad a los altos cargos del Estado, entre ellos al jefe de gobierno, por lo que optó por una medida limitada en el tiempo.

La oposición de izquierda acusó al Parlamento de haber aprobado de nuevo una ley “hecha a medida” del multimillonario primer ministro, quien dice sentirse “perseguido” y víctima por los que él denomina “jueces rojos”.

Los moderados del pequeño partido de oposición demócrata-cristiano UDC votaron a favor de la ley, ya que la consideran “lo menos malo”, según declaró su líder, Pier Ferdinando Casini.

Los juicios contra Berlusconi se reanudaron recientemente tras el levantamiento en octubre pasado por parte de la Corte Constitucional de la inmunidad penal al primer ministro adoptada pocos meses después de su regreso al poder en abril del 2008.

Silvio Berlusconi afronta varios juicios en su país mientras que muchos otros fueron archivados. Las acciones judiciales en su contra van desde sus relaciones con el ex dirigente Betino Craxi y sus posibles lazos con la mafia, alcanzan a varias acusaciones de corrupción judicial y empresarial entre los que se destacan falsos balances en su empresa de comunicaciones Mediaset. Las causas abiertas en estos momentos son por el caso de su abogado inglés, David Mills, quien se supone mintió frente a un Tribunal para cubrir al premier. En tanto, Berlusconi también está denunciado de corrupción en el Senado y de fraude fiscal en sus grupos empresariales.

Por otra parte, Berlusconi se encuentra de visita en Israel donde hizo declaraciones en contra de Irán. Dichas palabras de il cavaliere cayeron mal en la República Islámica quienes respondieron que el italiano “empeora las cosas”.

Comentarios