Sociedad

Saludos con un fin benéfico

El Hogar del Huérfano y la Fundación Vilela venden sus tarjetas de Navidad y fin de año, tradicional medida para juntar fondos y para que los buenos augurios tengan un significado mucho más especial

“Nos van a ayudar a pasar el verano”, dicen en la Fundación Vilela sobre las tarjetas.(Foto: Sofía Korol)
“Nos van a ayudar a pasar el verano”, dicen en la Fundación Vilela sobre las tarjetas.(Foto: Sofía Korol)

A pocos días de celebrar la Navidad y dar la bienvenida a un nuevo año, entidades benéficas difunden sus mejores mensajes de felicidad y fin de año con dibujos y frases de artistas de la ciudad. Desde hace décadas, tanto el Hospital de Niños Víctor J. Vilela y el Hogar del Huérfano de Rosario venden sus tarjetas navideñas con el fin de juntar fondos y así continuar con el sostén de cada espacio.

María Eugenia Saccone, presidenta del Hogar del Huérfano, explicó a El Ciudadano que el dinero recaudado de las ventas de estas tarjetas les “va a ayudar a sobrepasar un poco el verano. Porque en enero y febrero la gente se va de vacaciones y las ayudas merman muchísimo”.

En tanto, María Teresa Ielpi de Vilela, presidenta de la Fundación Vilela, aseguró que aún no hay destino específico para el dinero obtenido de estas ventas, pero, seguramente, estará derivado a la compra de equipos técnicos para aumentar el servicio del hospital.

 “Esas cosas las define el directorio del hospital y nos informa una vez que tenemos el dinero en mano. Solemos hacer obras civiles –como refacciones en el edificio–, pero generalmente nos piden que se destine a maquinarias específicas que, indudablemente, ayudan a una mejor atención en este hospital que, los años han demostrado, es muy querido por los rosarinos”, enfatizó.

En ambos espacios quedan pocas tarjetas por vender. Más allá de los miles de ejemplares realizados, muchas empresas y otras entidades han hecho una tradición del saludo a sus clientes, socios y amigos con misivas producidas por estas instituciones que aportan una gran ayuda a nivel salud y social a la ciudad de Rosario.

 “Siempre tenemos gente que se acerca para ayudar y esta época del año no es una excepción. Hay muchas empresas, particulares y agrupaciones, como del colegio de escribanos, que cada año compran nuestras tarjetas para enviar saludos por estas fiestas”, comentó Saccone. Asimismo, la responsable del Hogar del Huérfano agregó que, además de esta ayuda económica, “están recibiendo donaciones de pan dulce, budines y turrones que más de los 150 chicos del hogar podrán disfrutar en su mesa de Navidad y año nuevo.

Según relató Saccone, cada año son muchas las personas que se acercan al hogar para pasar las veladas festivas junto a los chicos que viven en el local de Ituzaingó 2122.

 “Muchos han venido a ayudarnos a envolver los regalos que tenemos para los chicos. Cada año, con el arbolito armado desde el 8 de diciembre, hay una bolsa con juguetes nuevos para cada niño o niña de la institución. Todos tienen su regalo a las 12, como cualquier otro chico”, describió.

En tanto, María Teresa de Vilela remarcó que este año han dado “un giro” en la presentación de sus tarjetas. Conocidas por sus frentes decorados con obras de artistas plásticos, esta vez sorprenden con una colorida propuesta navideña. Éstas se pueden pedir al mail [email protected], o bien en la misma fundación: Riccheri 127. Asimismo, desde la fundación esperan pasar la etapa de la venta de tarjetas, su recaudación y aporte al hospital, para poner manos a la obra para la celebración de los 50 años de la institución.

 “El próximo 16 de diciembre cumplimos 50 años de la fundación y el hospital lleva 80, así que tenemos motivos suficientes para un año de actividades y celebraciones”, expresó emocionada su presidenta.

El arbolito en la pileta

Además de la proximidad de las fiestas de Navidad y año nuevo, en el Hogar del Huérfano están programando la temporada de colonia de vacaciones a partir del martes próximo.

Esta nueva propuesta que el hogar brinda a sus chicos tendrá como protagonista la pileta que se inaugurará ese día y para ello han contratado profesores de educación física para que se encarguen de las actividades que realizarán los chicos del hogar.

En tanto, y ante la pregunta sobre las necesidades del espacio y sus chicos, Saccone aseguró: “Necesitamos repelente, protector solar, toallones y ojotas, porque los chicos están todo el día en ojotas. En cuanto a juguetes tenemos muchos –aclaró–, pero si alguien quiere enviar otros, serán bienvenidos”.

Comentarios