El Hincha

La palabra de Capogrosso

“Rosario está creciendo mucho en deporte de playa”

Desde este viernes y hasta el domingo se disputará la segunda etapa del Circuito Sudamericano en La Florida.


“Tenés que tener el físico impecable y a veces perdés los partidos por agarrar la pelota más abajo o por moverte más lento. Es muy importante”, afirmó Nico. Foto: Guillermo Buelga

Llega el Circuito Sudamericano de beach vóley a Rosario. Desde este viernes y hasta el domingo se disputará la segunda etapa en La Florida y el rosarino Nicolás Capogrosso dialogó con El Hincha sobre las sensaciones de jugar en casa, el campeonato logrado en la primera etapa en Brasil y la repercusión del deporte en la ciudad.

Capogrosso hace cuatro años que comenzó a jugar al vóley en la playa y ya integró el seleccionado argentino y es campeón Sudamericano junto a Julian Azaad, con quien comparte actualmente equipo.

Está en cuarto año de la carrera de abogacía y reparte su tiempo entre las dos actividades, sin embargo “el beach vóley es la prioridad”.

“Estudio medio año, de enero a agosto estoy en competencia y viajo mucho, entonces la segunda mitad del año la dedico a estudiar”, confesó a El Hincha el rosarino.

El deporte lo practica desde chiquito. Comenzó a los 10 años en Sonder y luego pasó por Puerto San Martín, donde disputó la Liga Nacional. Sin embargo, un día cambió de superficie. Pasó del cemento a la arena. “Me llegó un llamado de Mar del Plata. Yo integraba el seleccionado de vóley indoor y me llamaron para ir a jugar. Me gustó y ahí iba y venía, vivía un rato en cada lugar”, contó Capogrosso.

“Lo que más me gusta de este deporte es que estás todo el tiempo tocando la pelota, en el indoor la tocas menos, porque son seis los jugadores en el mismo espacio que acá somos dos, y van rotando”, indicó. Además, “el ambiente en la playa es más distendido, mucho más relajado, en el antes y el después”. Sin embargo, el entrenamiento no es tan “color de rosas”. Es bastante duro. “Es muy físico y mental a comparación del indoor”, reveló Capogrosso.

En relación a ese cambio del cemento por la arena, el voleibolista confesó que le costó un poco: “Más que nada acomodar el físico. Yo era armador en indoor y no necesitaba tanto físico para jugar. Acá es todo lo contrario. Tenés que tener el físico impecable y a veces perdés los partidos por agarrar la pelota más abajo o por moverte más lento. Es muy importante”.

Hace un año que comparte dupla con el entrerriano Julián Azaad, con quién hace unas semanas se coronaron en Brasil, en lo que fue la primera etapa Circuito Sudamericano. En relación al logro conseguido en tierras cariocas, el rosarino afirmó que es “muy emocionante”.

“Argentina en beach vóley hace mucho que no ganaba en Brasil. La verdad, valió mucho y se disfrutó el doble”, confesó. La segunda etapa del circuito se disputará en Rosario, su ciudad natal.

“Es una presión distinta a la de jugar de visitante. Está tu familia, tus amigos, lleva un poco más de esfuerzo mental, pero ya estamos acostumbrados a la presión”, opinó Nicolás y se mostró feliz por el crecimiento del deporte en su ciudad natal.

“Rosario está creciendo mucho en lo que es deporte de playa. Y eso se ve en el beach vóley, que esté la selección acá, que haya tantos jugadores, y mucho espacio en La Florida. Se ve mucho mejor y está bueno porque son deportes muy atractivos y porque tenemos una playa hermosa para aprovecharla”, resaltó.

La arena, el río y el sol hace semanas que son noticia. En esta oportunidad porque llega un torneo internacional al balneario de La Florida. El Grand Slam reunirá a las mejores 12 duplas, por rama, de Sudamérica y se llevará a cabo del 9 al 11 en la costa.

De esta etapa del torneo participarán los campeones sudamericanos Julián Azaad, de Entre Ríos, y el rosarino Nicolás Capogrosso.

Si te gustó esta nota, compartila