Ciudad

La palabra de los gremios

Cómo será el paro de mujeres del 8 de marzo en Rosario

El Ciudadano consultó a distintas organizaciones gremiales de la ciudad. Muchas esperan una definición nacional.


El año pasado los sindicatos de la ciudad se dividieron entre los que pararon todo el día, algunas horas o los sólo marcharon el 8 de marzo por la tarde. Este año la forma de adhesión al Paro Internacional de Mujeres es aún incierta y está atada la discusión paritaria a nivel nacional. Otro debate es si tienen que parar sólo mujeres o también varones. Todos coinciden en participar de la marcha que dará cierre a la jornada. El Ciudadano, recuperó las opiniones de los gremios de la ciudad con mayor proporción de mujeres.

A nivel internacional la convocatoria es a una huelga de 24 horas en los trabajos y en las casas. Pero sumarse o no depende de cada mujer según su realidad. Lo importante, remarcan desde la organización, es adherir de alguna manera.

En Rosario la organización empezó el 22 de enero con una asamblea feminista de más de 300 mujeres, lesbianas, travestis y trans en La Toma (Tucumán al 1300). En el trabajo en comisiones, que continúa todos los lunes, uno de los focos está puesto en lograr el apoyo de los gremios, que en su mayoría están conducidos por varones. El año pasado la Central General de Trabajadores (CGT) no tomó posición. Las mujeres de los gremios aumentaron la participación en espacios feministas y buscan llevar la discusión a sus organizaciones.

Estatales

Las trabajadoras nucleadas en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) quieren que el paro del 2018 sea de 24 horas. El año pasado pararon tres horas y lo hicieron con pancartas y carteles en los lugares de trabajo. El 25 de noviembre pasado, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hicieron un paro de dos horas. En el gremio el 56 por ciento de los afiliados son mujeres. Según la secretaria de organización, Liliana Leyes, la proporción de trabajadoras es aún mayor si se suman las que no están agremiadas.

“Será una huelga de mujeres porque creemos que en el Estado se repiten los esquemas de división injusta del trabajo que se dan en todo el mundo. La mayoría tenemos asignados los roles de cuidado, como las enfermeras, porteras o las que hacen tareas de limpieza. Es un paro de mujeres y no de varones porque tenemos que parar y marchar por nuestro derechos y para que se note lo que vale nuestro trabajo”, explicó Leyes.

Las trabajadoras municipales participan de la asamblea feminista a través de las mujeres del Movimiento Sindical Rosarino (MSR), un grupo de gremialistas que se organizó a partir de la primera marcha de Ni Una Menos en junio de 2015. El año pasado pararon una hora al mediodía. Yamile Baclini, secretaria de Desarrollo Humano, explicó a El Ciudadano que las actividades previstas para este año incluyen la marcha, talleres de sensibilización y la adhesión al paro de acuerdo a la decisión que se tome en la asamblea feminista. En el gremio el 55 por ciento de los afiliados son mujeres.

Desde la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) explicaron que el año pasado adhirieron al paro en la idea. El subsecretario gremial, Jorge Mosca, dijo a este medio que al ser tantas las mujeres lograr un paro total implicaba el cese de actividades en muchas dependencias estatales.

“En el sector no docente son el 80 por ciento”, contó a modo de ejemplo. Agregó que varones y mujeres participarán de la marcha y que muchas delegadas son parte de las asambleas feministas, pero no a través de la actividad gremial.

Docentes

En el gremio docente el paro dependerá del plan de lucha de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) a nivel nacional. Está atado a la discusión paritaria y la votación de las bases. El año pasado fue incluido en el calendario de las huelgas docentes. Fue de 24 horas y convocó a mujeres y varones.

María de los Ángeles Menna, secretaria de Cultura de Amsafé, contó que buscarán repetir la ecuación con una huelga de 24 horas y que las docentes participan de la agenda de movilizaciones de género. “Educamos a niñas y a niños y por lo tanto también la formación de los docentes varones es importante. Es clave que nuestros compañeros varones estén formados”, dijo sobre la adhesión al paro de los hombres.

Desde Amsafé Rosario, Cladia Semino contó que muchas integrantes de la comisión directiva participan de la asamblea del 8 de marzo. Esperan las definiciones que saldrán de las consultas a las bases y del plan de lucha nacional con el paro total como norte.

Silvana Cadahia, de Sindicato Argentino de Docentes Privados Seccional Rosario (Sadop), dijo que el paro de mujeres es parte de la lucha a nivel nacional contra las políticas de ajuste de Cambiemos. El gremio es parte del MSR y participa de la asamblea feminista. “Las docentes y los docentes estamos en un momento muy delicado. El gobierno no convoca a paritarias y todos sabemos que la discusión salarial docente es el piso para el resto de los trabajadores. La agenda de género siempre está presente pero hoy está atada a la coyuntura de pelea contra el ajuste”, opinó.

Las docentes universitarias nucleadas en Coad aún no habían definido, este miércoles, la modalidad de paro. Este jueves, la comisión directiva lo tratará en reunión. La secretaría de Género del gremio participa de la asamblea feminista y varias de sus integrantes forman parte de Ni Una Menos Rosario. El año pasado, la huelga en ese ámbito fue de tres horas, de 12 a 15. Si bien aún no resolvieron cómo parar, sí confirmaron que convocarán a marchar.

Bancarias

Las trabajadoras nucleadas en La Bancaria son parte del MSR y de las asambleas de La Toma. La modalidad de paro dependerá de la conducción a nivel nacional. En Rosario las afiliadas representan el 48 por ciento del total. Analía Ratner de la Secretaría de Género del sindicato dijo que lo fundamental es encontrar un horario común a todas las bancarias del país.

Siempre según contó la representante del sindicato de empleados bancarios, el año pasado pararon una hora y después marcharon mujeres y varones. Al igual que los docentes, la discusión paritaria aparece como un condicionante. “Tuvimos una oferta del 9 por ciento y llevamos adelante un plan de lucha por nuestros puestos de trabajo”, agregó.

El origen del movimiento

El paro y la movilización del próximo 8 de marzo es uno de los eventos más importantes de la agenda feminista del país. El lema de Ni Una Menos significa la movilización contra la violencia machista y los femicidios, el 8 de marzo pone el foco en el lugar de las mujeres en la sociedad y en evidenciar que la economía se sostiene en una división de las tareas injusta.

Las mujeres no sólo ganan en promedio un 27 por ciento menos que los varones, también es más difícil alcanzar los cargos más altos en las empresas y fue necesario el cupo femenino para la entrada al mundo de la política.

“En caso de que no puedas parar en tu trabajo, sugerimos usar elementos de color violeta como ropa o cintas de ese color, símbolo del feminismo”, dijeron desde la organización. Una de las patas fundamentales será el uso de las redes sociales, donde usarán el hashtag #8M #ParoDeMujeres, en inglés #womenstrike.

Convocatoria en la Rambla

A un mes del Paro Internacional de Mujeres, el colectivo Ni Una Menos Rosario hará una volanteada hoy a las 18 en la Rambla Catalunya contando las razones de la protesta. “Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, es una de las consignas de la medida de fuerza que convoca a mujeres, lesbianas, trans e identidades feminizadas. “Paramos porque hacemos el 75 por ciento de los trabajos reproductivos no remunerados, porque somos la mayoría de las mujeres pobres del mundo, porque somos mayoría entre las desocupadas, y aún más las mujeres jóvenes, porque asesinan a una mujer cada 29 horas en la Argentina por el solo hecho de serlo, porque las violencias sexuales tienen los mayores índices de impunidad”, dijeron desde Ni Una Menos Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila