Policiales

Forzadas a trabajar en cabarets de Italia

Red de trata internacional: hay 2 víctimas de Rosario

Investigación federal determinó que relacionista pública y un cómplice europeo captaban a chicas, entre ellas dos de Rosario, con la excusa de viajar al Viejo Continente. En realidad, se trataba de una oscura maniobra para introducirlas a una red de trata con fines de prostitución


Captura. Lorenzo y Lizz cayeron en Buenos Aires.

Luego de una larga investigación que comenzó en octubre de 2017, la Policía Federal logró determinar que una relacionista pública de boliches bonaerenses y porteños y un cómplice europeo captaban a chicas con la excusa de viajar y trabajar en Italia, lo que se reveló como una oscura maniobra para introducirlas a una red de trata con fines de prostitución. Entre las víctimas se encuentran dos jóvenes rosarinas, que ya declararon ante la Justicia.

A raíz de una denuncia anónima contra una mujer vinculada con el mundo de las discotecas y el fitness, identificada por fuentes federales como María Elizabath “Lizz” González, la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) inició una investigación sobre ella y su entorno, por lo cual se logró individualizar e identificar al resto de los miembros de la banda, “quienes formarían una compleja red de trata”, señalaron fuentes federales.

Según voceros del caso, Lizz González hacía presencia en boliches como relacionista pública, y cumplía el rol de captadora, ofreciéndoles a sus víctimas la posibilidad de trabajar en el exterior. En la maniobra la secundaba un italiano identificado como Lorenzo Arcidiacono, quien gestionaba la documentación para que las chicas salieran de la Argentina sin problemas. Las fuentes federales destacaron que Lorenzo se dedicaba además a hacer tramitaciones para jugadores de fútbol profesionales que son transferidos Europa.

En tanto, la investigación determinó que el padre de Lorenzo, identificado como Giusseppe –de nacionalidad italiana–, era quien pagaba el traslado de las víctimas y su recepción en Roma. Luego de alojarlas, las ubicaba en diversos locales nocturnos, es decir funcionaba como nexo y receptor de las mujeres que llegaban a Italia para luego distribuirlas y forzarlas a ejercer la prostitución, dijeron las fuentes.

“En Italia –de acuerdo con información publicada por el portal Infobae–, la imposición para prostituirse era algo sutil y a la vez bestial. Los traslados y hospedajes quedaban a cargo de la organización. Esto generaba una deuda: las mujeres debían pagarla con su cuerpo, en pases en hoteles cercanos mientras sus comunicaciones y movimientos eran controlados. Las cuatro volvieron sin ganar un solo euro: todo, según sus relatos, se lo quedaba la organización, deuda al ciento por ciento”.

La investigación determinó que cuatro de las víctimas pudieron escapar de sus captores y lograron regresar a la Argentina por gestiones ante la embajada en Roma. Luego, se las entrevistó en sus casas de Rosario y la ciudad de Buenos Aires, bajo la supervisión de la Oficina de Rescate y Acompañamiento de Víctimas de Trata de Personas.

Las cuatro declararon contra Lizz González en un expediente que se originó en la Protex. La acusaron de captarlas y engañarlas durante 2017 para que sean enviadas a Europa a prostituirse con su libertad y movimientos restringidos en cabarets del norte italiano como Charme en Pisa o L’Olimpia en Viterbo, lugares de luces rojas y sillones de cuerina blanca, señaló el portal Infobae.

El juez Marcelo Martínez De Giorgi ordenó allanamientos y la detención de Lorenzo y Lizz González, quienes fueron apresados esta semana e indagados; solicitó, a su vez, la captura internacional de Giusseppe. En los domicilios de los dos primeros secuestraron siete teléfonos celulares, una computadora, una cámara de fotos, un pendrive, tres vehículos de alta gama, una notebook, 101.000 pesos, 5.000 dólares, tres discos rígidos externos, anotaciones y demás documentación de interés para la causas, señalaron las fuentes.

“Y al fin caíste. Cómo tardaron tanto en darse cuenta que eras una prostituta vip, y prostituías a muchas chicas, leí muchas veces las cosas que te decían pero las bloqueabas, lo de Italia no te lo creía nadie solo 4 chicas que cayeron por ser ingenuas, y les cagaste la vida. PUDRITE en la cárcel”, se leyó en el popular muro de Facebook de Lizz González.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios