Ciudad, Edición Impresa

currícula

Reclaman que el ex Normal 1 vuelva a las lenguas vivas

El reclamo surgió porque la escuela modificó este año el sistema de calificación de la segunda lengua extranjera que se dicta en el nivel secundario.


“No queremos mano dura / no queremos represión / queremos para los pibes / una buena educación”, “Queremos segundo idioma”, fueron algunos de los cánticos y una larga bandera argentina alrededor de la escuela Normal 1, donde alumnos, ex alumnos y padres protagonizaron un abrazo simbólico al histórico edificio de Entre Ríos y Mendoza para reclamar que se restituya al certificado analítico el segundo idioma.

El reclamo surgió porque la escuela modificó este año el sistema de calificación de la segunda lengua extranjera que se dicta en el nivel secundario. Según la notificación que las autoridades hicieron llegar, de ahora en más los chicos no están obligados a aprobar la segunda lengua extranjera.

De acuerdo a las nuevas disposiciones, los estudiantes sí están obligados a concurrir a clases, pero no a promover o eximirse de la materia a fin de año. Los padres denunciaron que en los certificados analíticos emitidos el año pasado por la escuela “ya no figuró el segundo idioma”.

Federico Mendoza es un alumno de 4º año y uno de los integrantes del Centro de Estudiantes Inconsciente Colectivo. “Estamos reclamando para que el segundo idioma siga siendo curricular y que figure en el certificado analítico. Queremos que siga como siempre. Si es una escuela de lenguas vivas no puede tener un solo idioma, eso nos perjudica porque a la hora de buscar un trabajo vamos a tener una certificación que es local”, explicó.

Esta nueva disposición, que no fue comunicada a los padres con anticipación sino cuando ya se estaba llevando adelante, pondría en jaque el rango que el Normal 1 ostenta desde hace más de 120 años como escuela de lenguas vivas, la única en su tipo en Rosario y una de las cinco que hay en el país.

La sensación de los padres es que con esa modificación en el régimen “se nivela para abajo” y la “escuela pierde la calidad educativa que siempre la caracterizó”.

En tanto, desde el Ministerio de Educación, cuyos funcionarios mantuvieron una reunión el miércoles con padres y exalumnos, aclararon que el cambio curricular rige desde 2011 en el ciclo básico y desde 2013 en el ciclo superior. Las orientaciones del colegio –ahora Normal Superior N°34 “Nicolás Avellaneda”– son desde 2012 humanidades, ciencias biológicas y artes, y en el marco del sistema federal de títulos, las autoridades decidieron no incorporar la terminalidad en lenguas.

La cartera educativa, junto a directivos, docentes, padres y alumnos, integrará una comisión que se reunirá desde la próxima semana para evaluar una nueva propuesta curricular con una segunda y tercera lengua extranjera –en la institución se enseña inglés, francés y portugués–. Además, el Ministerio se comprometió a tramitar una resolución para reconocer con una certificación complementaria sobre una segunda lengua extranjera a los egresados 2015 y 2016 “que tuvieron ese espacio curricular como parte de su formación”.

“Es una escuela de lenguas vivas y estamos luchando por eso”, concluyó Claudia, otra de las madres presentes.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios